Por fin llega al mercado el Volkswagen Golf R, la versión con más potencia de toda la gama. Lleva un motor de gasolina 2.0 TSI de 271 CV, el bloque 2.0 TSI es el que usa Volkswagen en otros modelos con diferentes potencias. Lleva un sistema de tracción total conectable (4Motion) y puede ir asociado a un cambio manual de seis velocidades o el automático DSG que tiene seis marchas también.

Los datos de este Volkswagen son bastante buenos. Puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos con el cambio manual y en 5,5 segundos con el automático. Su consumo medio es de 8,4 l/100 km con el DSG y 8,5 l/100 km sin él.

El cliente puede escoger entre dos carrocerías: una de tres y otra de cinco puertas. En ambos casos, sus medidas son 4.212 mm de largo, 1.779 mm de ancho y 1.461 mm de alto. Tiene un maletero con una capacidad de 350 litros aunque se pueden abatir los asientos de la fila trasera y disponer de 1.305 litros.

El Golf R está a la venta desde 36,750 € con la carrocería de tres puertas y el cambio manual. Es por tanto una alternativa a modelos como el Ford Focus RS (34.675 €), el SEAT León Cupra R (26.400 €), el Audi S3 (40.100 €) o el BMW 130i (38.800 €).

Existen bastantes diferencias entre el Golf R y el resto de los modelos de la gama. Entre ellos destaca el paragolpes frontal, que tiene unas entradas de aire de mayor tamaño. Lleva también luces de marcha diurna de diodos luminosos y no tiene faros antiniebla. Otra peculiaridad es que lleva un tubo de escape doble en el centro del paragolpes posterior. Los pilotos están oscurecidos y también llevan diodos luminosos en vez de bombillas con filamento.

En la parte inferior de los laterales de la carrocería hay unas molduras. En la parte final del techo hay un pequeño alerón y lleva además unas llantas de aleación de 18’’ específicas para esta versión. El logotipo de la versión va situado en la parrilla, en el portón del maletero y debajo del piloto izquierdo. Para la carrocería se puede escoger entre cuatro colores diferentes: Blanco Candy, Rojo Tornado, Negro Profundo y Azul Intenso.

Por dentro, el Golf R es bastante parecido al Golf GTI. En ambos, la marca ha usado un volante plano en la parte inferior. Además, los asientos que lleva tienen un diseño deportivo y también llevan el logotipo R en los reposacabezas. Tanto los pedales como los reposapiés son metálicos y llevan inserciones de goma.

De serie, este modelo lleva airbags de cabeza delanteros y traseros, control de estabilidad, control de presión en neumáticos, espejos exteriores calefactados, faros de xenón, programador de velocidad, reposacabezas activos, retrovisor interior electrocrómico, climatizador, luces automáticas, limpiaparabrisas automático, conexión USB y alarma antirrobo.

Entre los elementos opcionales destacan la suspensión adaptable, asientos delanteros con calefacción, lunas traseras sobretintadas, techo corredizo, pintura metalizada, conexión Bluetooth para teléfono móvil y navegador.

Fotos del Volkswagen Golf R

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta