El 20 de octubre de 1970, durante una conferencia de prensa celebrada en Salzgitter, Alemania, fue presentado el Volkswagen K70 (Tipo 148), el primer coche de tracción delantera de la marca que, además, estaba propulsado por un motor refrigerado por agua. Diseñado por Claus Luthe, cuya firma se haría evidente en los posteriores Polo y Golf, el K70 es considerado también como el antepasado del Passat, y cientos de miles salieron de la línea de montaje hasta 1975.

Volkswagen era una empresa muy diferente en 1970. A lo largo del globo, todavía se la conocía, principalmente, por el Beetle y el Bus, los cuales eran vehículos de tracción trasera, refrigerados por aire y con el motor tras el eje posterior. Ambos estaban un poco anticuados estilísticamente a finales de la década de los 60, a pesar de que un Bus de segunda generación había debutado en 1967. El resto de la gama en ese momento también era pequeña y refrigerado por aire, con modelos como el Tipo 3 (1500/1600) y el Tipo 4 (411/412).

Representando un cambio importante con respecto a los Volkswagen más veteranos, el K70 presentaba un chasis de última generación con suspensión independiente y una larga distancia entre ejes que dejaba mucho espacio para las piernas en el interior, además de proporcionar un manejo encomiable. También contaba con seguridad activa y pasiva, con zonas de deformación en ambos extremos, un habitáculo reforzado, un depósito de combustible montado en la parte trasera y preinstalación para cinturones de seguridad.

Volkswagen K70 (1970)

“Con el motor refrigerado por agua y la tracción delantera del K70, Volkswagen logró un cambio a un concepto de manejo que era completamente nuevo para la marca y que luego alcanzaría el éxito con el Passat y el Golf”, menciona la marca con motivo del 50 aniversario del modelo. Sin embargo, el K70 no estaba destinado a llevar una insignia de Volkswagen. Fue desarrollado por NSU para venderse junto con el problemático RO80. De hecho, el K70 iba a ser impulsado por un motor rotativo, hasta que NSU cambió de opinión.

Dados los notorios problemas de fiabilidad del RO80, el supuesto “RO70” jamás vio la luz del día. En cambio, se convirtió en el Volkswagen K70, donde la “K” venía dada para el nombre “Kolben” (pistón, en alemán), y el 70 denota la potencia planificada. Volkswagen completó la adquisición de NSU en vísperas del Salón del Automóvil de Ginebra de 1969. Se dio a conocer un prototipo con la insignia primigenia, pero el K70 desapareció de la vista durante varios meses. Y aunque el RO80 permaneció a la venta hasta 1977, fue difícil encontrar un lugar para el K70.

Volkswagen K70 (1973)

La potencia provenía de un motor refrigerado por agua de 1.605 cc, aunque en 1973 se introdujo una versión de 1.807 cc. En el primero de los casos podríamos pensar que desarrollaba una total de 70 CV, pero en realidad tenía 75 o 90 CV. Este motor estaba montado longitudinalmente y justo sobre el diferencial, entre las ruedas delanteras e inclinado hacia la derecha. El embrague y la caja de cambios se situaban justo detrás del diferencial. El bloque de mayor tamaño llegó a emanar 100 CV, pero su elevado consumo no lo ayudó en las ventas.

Para entonces, el destino del K70 estaba sellado con la llegada del Passat, y un año después, ya había abandonado el mercado tras 211.127 unidades comercializadas. No hay duda de que este último contribuyó a su desaparición, aunque quizás el parentesco con NSU fuese otro factor de relevancia. También vale la pena recordar que el Audi 100 era solo un poco más caro que el K70, mientras que el Ford Cortina arrasó en el mercado; el K70 Estaba en tierra de nadie. Pero la influencia del K70 es innegable para Volkswagen y para Audi.

Mostró el lenguaje de diseño que definiría a las gamas de ambos fabricantes durante más de 20 años. En un corto período de tiempo, a la gama de la firma germana se unieron los Golf (1974), Scirocco (1974) y Polo (1975), todos con un diseño exterior claramente influenciado por el K70 y sus cuadradas líneas. Esta berlina fue un punto de inflexión en la historia de la empresa, una oportunidad para despedirse de su pasado refrigerado por aire y motor trasero, y saludar a un futuro de tracción delantera refrigerado por agua; un olvidado que hoy recordamos.

Fuente: Volkswagen

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta