Hace unas pocas semanas pudimos tener una toma de contacto con dos de las últimas novedades que BMW ha presentado en nuestro mercado, nos referimos a la tercera generación del BMW X3 y al nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo. No obstante en este artículo nos centraremos en la primera de ellas, al igual que haremos lo propio más adelante con la nueva apuesta de la marca en forma de gran berlina familiar.

A día de hoy la moda SUV sigue en pleno auge y, claro está, ante la constante y cada vez más exigente demanda de los compradores es necesario renovar la oferta. Y esto es precisamente lo que han hecho en BMW con su nuevo X3, del que no se ha llevado a cabo un simple restyling, sino que se ha desarrollado una nueva generación, llegando ya a la tercera entrega de este SUV de tamaño medio.

Uno de los productos más exitosos de la firma de Múnich de los que se han vendido más de 1,5 millones de unidades en sus dos primeras generaciones, de los cuales más de 50.000 ejemplares lo fueron en nuestro país. De la importancia de la gama X para BMW nos podemos dar cuenta por el hecho de que un tercio de las ventas mundiales de la firma alemana corresponden a esta familia de productos, de la que a lo largo de 2016 se vendieron casi 645.000 unidades.

En la actualidad esta gama cuenta con cinco exitosos miembros, a la que se sumarán otros 2 nuevos integrantes a lo largo del año 2018. En este mes de febrero llegará el nuevo BMW X2, un SUV compacto creado sobre la plataforma del X1 pero con un diseño totalmente diferente, más moderno y enfocado hacia un público joven.

También se completará la gama por la parte de arriba con el nuevo BMW X7, que será la punta de lanza de la gama X, un verdadero escaparate tecnológico de la marca alemana, con los últimos avances en materia de conectividad, sistemas de seguridad y propulsores, sin olvidar el lujo y el confort. Aparte de estos dos modelos totalmente nuevos, también se renovará el BMW X4, en lo que será su segunda generación, y el BMW X5, que en este caso llegará a su cuarta generación.

Esta nueva entrega del BMW X3 se seguirá fabricando en la factoría de Spartanburg (Carolina del Sur, EE.UU.), pero también se diversificará la producción a Sudáfrica y China, con la finalidad de acortar los tiempos de espera a los clientes y también mejorar la distribución en los nuevos mercados emergentes.

Pero en un contexto en el que la eficiencia y la ecología marcan la pauta, en la marca alemana se han tomado muy en serio ser punta de lanza en todo lo referido a la electromovilidad, también en el segmento SUV, por lo que en el año 2020 se comercializará un BMW X3 totalmente eléctrico, tal y como se dio a conocer en la pasada edición del salón de Frankfurt.

Veamos ahora cuáles son las principales novedades que incorpora esta tercera generación del BMW X3:

Exterior

Como hemos dicho no estamos ante una simple “puesta al día”, sino frente a una nueva generación. Utiliza la moderna plataforma modular CLAR (Cluster Architecture) del grupo alemán que comparte, entre otros, con el Serie 5 y el Serie 7, además del BMW Serie 6 Gran Turismo, que también probaríamos en esta jornada.

Gracias a ello cuenta con una estructura más resistente pero, al mismo tiempo, notablemente más ligera, con unas medidas exteriores que crecen muy levemente: la longitud total es de 4,708 metros, de los cuales 2,864 metros corresponden a la gran beneficiada, que es la distancia entre ejes (lo que supone 54 mm más que el anterior X3 (F25) o, por ejemplo, 44 mm más que el BMW X5 (E53) de primera generación).

Esto significa, además, que los voladizos no han sido sobredimensionados, con 0,856 metros el delantero y 0,988 metros el posterior. La altura se incrementa en 2 cm, hasta los 1,676 metros, de igual forma la anchura lo hace en apenas 1 cm, siendo ahora de 1,891 metros (sin contar los espejos laterales y 2,138 metros con ellos desplegados).

Aunque no será su uso más habitual, permitirá incursiones fuera del asfalto, no solo por la presencia del avanzado sistema de tracción total xDrive, sino también gracias a unas cotas todo-terreno similares a las de la generación anterior, con una distancia libre al suelo de 204 milímetros, un ángulo de ataque de 25,7° y uno de salida de 22,6°, con un ángulo ventral de 19,4°, además de una profundidad de vadeo de 500 milímetros, más que suficientes para garantizarnos una segura movilidad en este tipo de terrenos.

Aparte de un diseño renovado de líneas más atractivas y dinámicas, con una depurada aerodinámica (parrilla Active Air Stream, Air Breather y Air Curtain en los pasos de rueda delanteros), para lograr un Cx de 0,29 (el mejor del segmento) también se ha hecho especial hincapié en la utilización de materiales ligeros (BMW EfficientLightweight), con un mayor porcentaje de piezas de aluminio en los motores y chasis.

Al mismo tiempo se incorporan materiales sintéticos y compuestos, de forma que el nuevo BMW X3 pesa hasta 55 kilos menos que su “hermano” equivalente de la generación anterior, con un reparto ideal de masas entre los dos ejes, en una proporción 50:50, que contribuye a mejorar, al mismo tiempo, la eficiencia y agilidad de conducción del SAV germano.

Pese al indudable aire de familia, se distingue estéticamente por su nuevo frontal, en el que la calandra (los típicos “riñones” que identifican a los modelos de la marca alemana) alcanzan aún mayor protagonismo. Además integran tras las lamas unas compuertas activas que favorecen la aerodinámica o la refrigeración, según las necesidades de cada momento.

Se ha separado la parrilla de los grupos ópticos delanteros, de diseño más estilizado y que enfatizan la anchura del conjunto. Se “abandona” definitivamente la tecnología Xenón en favor de la más moderna y eficiente LED, que estará disponible en todos los modelos, con una nueva y característica firma lumínica. También cambia el diseño de los focos antiniebla que dejan a un lado sus formas redondeadas para alcanzar un mayor protagonismo y remarcar el dinamismo de este nuevo BMW X3.

En la vista lateral hemos de destacar sus formas perfectamente equilibradas, con un capot alargado, un nuevo diseño de la línea del techo, ahora más plano y que se prolonga hacia atrás hasta unirse con la zaga mediante un más prominente alerón superior.

Igualmente se acentúa la robustez del conjunto, que desprende más energía, por ejemplo, gracias a la marcada línea de cintura del lateral, a la mayor distancia entre ejes o a los voladizos más cortos, además de por la presencia de las nuevas llantas de aleación, que están disponibles en medidas que parten desde las 18 pulgadas de diámetro (antes de 17 pulgadas) y llegan hasta unas enormes 21 pulgadas.

En la parte trasera también encontramos una disposición horizontal de gran parte de sus elementos, entre los que destacan los renovados grupos ópticos, ahora íntegramente LED y con un diseño tridimensional muy atractivo.

En la zona inferior, integradas en un difusor de modernizado diseño, se encuentran las salidas de escape en disposición simétrica, una a cada lado, para todas las motorizaciones. El portón posterior, sigue siendo de apertura vertical y ahora, además, eléctrica de serie en todos los modelos.

Interior

Si en el exterior la carrocería mantiene el carácter propio de la generación anterior, favorablemente actualizado, es en el interior donde se ha llevado a cabo una renovación total, siguiendo las líneas maestras marcadas por las grandes berlinas de la marca (con las que comparte plataforma modular) como la Serie 7 y la Serie 5, además del ya mencionado nuevo Serie 6 Gran Turismo.

Al mismo tiempo el ligero incremento de medidas tiene su correlación directa en un aumento de las cotas interiores que benefician a las plazas delanteras pero, sobre todo, a las posteriores, mejorando notablemente el espacio longitudinal disponible para las piernas. A la par se percibe una mayor sensación de altura y luminosidad, acrecentada por la presencia de un gran techo panorámico de cristal.

Nos encontramos ante un interior moderno, en el que se ha ido un paso más allá en su diseño, con el mismo concepto de salpicadero escalonado, visto por vez primera en el BMW X1, y que desde entonces ha sido utilizado en todas los nuevos modelos presentados por la firma de Múnich. Guarda especial paralelismo al ya visto en el nuevo BMW Serie 5, con el que también comparte la inmensa mayoría de su revolucionaria tecnología.

Tampoco faltan materiales exclusivos, los mejores acabados y unos ajustes de primer nivel, con una amplísima gama de combinaciones para que cada futuro propietario elija las que mejor cuadren con sus gustos.

Sin olvidar el confort que proporcionan sus magníficos asientos (con todo tipo de reglajes eléctricos, calefacción, refrigeración y masaje opcionales), la perfecta insonorización debida al acristalamiento acústico, la acogedora iluminación ambiente (con hasta 6 alternativas diferentes), el recubrimiento en Sensatec del cuadro de instrumentos, la parte superior del salpicadero y los paneles de las puertas con costuras en contraste e incluso el paquete Ambient Air que permite perfumar el ambiente además de depurar el aire mediante ionización.

Pero uno de los “puntales” de esta nueva generación del BMW X3, y que le desmarca de muchos de sus rivales, es la presencia de los últimos adelantos tecnológicos de la marca alemana con, por ejemplo, una gran pantalla táctil de nada menos que 10,25 pulgadas, situada en el centro del salpicadero, desde la que “gobernar” el avanzado sistema de infoentretenimiento, compuesto por un magnífico equipo de sonido (opcionalmente hay disponible un sistema de sonido envolvente firmado por Harman/Kardon con 600 vatios de potencia), navegación Professional, telefonía, WI-FI, aplicaciones y servicios remotos BMW ConnectedDrive, etc.

En conjunción con lo anterior se incluye un nuevo interfaz de usuario que comprende el control gestual y por voz, de magnífico e intuitivo funcionamiento ambos a la hora de evitar distraernos de lo que ocurre en la carretera delante de nosotros. En este aspecto también cobra especial importancia la presencia de un Head-Up Display a todo color que proyecta en el parabrisas la información más importante, tanto de los diversos parámetros del vehículo como de los evolucionados sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción (de los que hablaremos más adelante…).

Y no podíamos olvidar un cuadro de instrumentos de nueva factura y totalmente digital (con un tamaño de 12,3 pulgadas), que combina una moderna pantalla TFT de excelente resolución con el “toque” clásico de las dos grandes esferas correspondientes al cuentarrevoluciones y el velocímetro, aunque su “contenido” y “presentación” varían en función del modo de conducción elegido.

El vistoso volante multifunción de 3 radios (doble el inferior) exhibe la magnífica ergonomía a la que nos tiene acostumbrados la marca bávara, con un proporcionado tamaño y grosor, además de los materiales y tacto que tanto nos gustan. Desde los botones de los brazos horizontales podremos gestionar todo el apartado multimedia, telefonía, etc., y a la par el Driving Assistant Plus o el control de crucero activo, además de emplear las levas para manejar el cambio automático Steptronic de 8 velocidades.

La zona media del salpicadero, justo debajo de la gran pantalla táctil, está dedicada a los mandos físicos del sistema multimedia y, especialmente, a los del climatizador de 3 zonas que incluye Control Automático de Recirculación de Aire (AUC) con filtro de carbón activo, sensor solar y de empañamiento. Más abajo una tapa de tipo persiana nos da acceso a un hueco donde se sitúan dos porta-bebidas y un emplazamiento específico para la carga inalámbrica de nuestro Smartphone.

La consola central está presidida por la nueva palanca del cambio deportivo Steptronic de 8 velocidades y, a su alrededor se agrupan los mandos del controlador iDrive Touch, el Driving Experience Control, el freno de estacionamiento eléctrico, el sistema de aparcamiento asistido, el control de descensos y el pulsador que desconecta el control de estabilidad, para terminar en una gran guantera que ejerce, al mismo tiempo las funciones de apoyabrazos.

En la parte trasera se mejora el espacio longitudinal disponible para los ocupantes (gracias a los 54 mm adicionales de distancia entre ejes respecto al anterior X3). Los asientos son casi tan cómodos y acogedores como los delanteros, por lo menos los dos laterales, otra cosa es la plaza central, como también le ocurre a sus rivales (asiento más estrecho y duro además de la presencia del túnel central de transmisión), no obstante para un uso esporádico no está nada mal.

Es posible abatir los respaldos individualmente en una proporción 40/20/40 y asimismo ajustar la inclinación de los dos laterales 9 grados hacia adelante y 6 grados hacia atrás, aunque no hubiera estado de más la posibilidad de deslizar longitudinalmente dichas banquetas (como ya ocurre en otros modelos de la marca), a fin de poder aumentar la capacidad del maletero.

Maletero

Y ya que hablamos de él cabe mencionar que, curiosamente, no se ha beneficiado del aumento de tamaño general pues, en este caso, no hay diferencias en cuanto a volumen de carga respecto a las buenas cifras de la generación precedente.

El portón posterior de apertura vertical cuenta con accionamiento eléctrico, tanto desde la llave como desde un pulsador en el mismo, opcionalmente puede disponer de un sistema de “manos libres”, para poder activarlo, simplemente “pasando” un pie por debajo del paragolpes, sin necesidad de soltar la carga de nuestras manos.

La capacidad estándar es de 550 litros, más que suficiente para llevar el equipaje de toda la familia. No obstante podría mejorarse ligeramente si contásemos con la posibilidad de deslizar longitudinalmente las banquetas de los asientos posteriores. Destaca por sus formas rectas y muy aprovechables, con huecos en los laterales, donde colocar pequeña impedimenta y un cubre-equipajes de accionamiento eléctrico, que lo resguarda de miradas indiscretas.

A ambos lados de la base del maletero contamos con carriles sobre los que se pueden deslizar unas argollas, a las cuales sujetar una red elástica o unos pulpos. El piso rígido se eleva mediante un amortiguador hidráulico, ofreciéndonos un pequeño espacio de almacenaje adicional para, por ejemplo, los triángulos de emergencia, el kit repara-pinchazos (no hay rueda de repuesto…), un extintor, etc. además de poder guardar el cubre-equipajes cuando lo retiremos.

Si tenemos necesidad de transportar bultos de grandes dimensiones podemos plegar remotamente (desde unos pulsadores eléctricos en los laterales) los respaldos de los asientos posteriores, en una proporción 40/20/40, permitiéndonos diversas combinaciones de éstos o bien aprovechar todo el volumen de carga hasta un máximo de 1.600 litros, con una superficie prácticamente plana.

Tampoco puede faltar tomas de corriente de 12 voltios, ganchos o una red de separación, que evita un posible desplazamiento de la carga hacia adelante, cuando llenamos el maletero “hasta los topes”, con el consiguiente riesgo para la integridad de los pasajeros.

Equipamiento

Desde la firma bávara llevan varios años intentando mejorar la dotación de serie en todos sus modelos, cosa que es de agradecer pero, pese a sus loables esfuerzos, si queremos disponer de una unidad tan equipada como la que aparece en las imágenes tendremos, inevitablemente, que realizar un importante desembolso económico.

No obstante, el nuevo BMW X3 ya cuenta de serie con:

  • Llantas de aleación ligera de 18 pulgadas
  • Accionamiento automático del portón trasero
  • Control de distancia de aparcamiento (PDC), delantero y trasero
  • Climatizador automático de 3 zonas
  • Volante deportivo en cuero
  • Luz de cruce con tecnología LED
  • Sensor de lluvia
  • Paquete de iluminación

  • Control de crucero con función de frenado
  • Active Guard
  • Radio BMW Professional con pantalla LCD en color de 6,5 pulgadas
  • Dispositivo manos libres con interfaz USB
  • Llamada de emergencia inteligente
  • Servicios BMW ConnectedDrive
  • Servicios remotos
  • Driving Experience Control

Adicionalmente podremos optar por varios niveles de acabado (que afectan tanto a la configuración exterior como interior):

  • xLine, que acentúa la robustez y el ambiente purista de este Sport Activity Vehicle
  • Luxury Line que realza la ya de por sí elegante línea exterior además de la presencia de materiales nobles en el interior
  • M Sport ensalza las cualidades dinámicas del nuevo BMW X3
  • Para aquellos que no encuentren lo deseado en estos niveles de acabado, también está disponible una línea BMW Individual, que ofrece un exclusivo muestrario de posibilidades de equipamiento, al más alto nivel, para configurarse un BMW X3 totalmente a la carta.

A ello hay que sumar los paquetes de equipamiento Innovation, Connectivity, Comfort y Travel, además de una completa línea de accesorios originales BMW.

Tampoco pueden faltar los más avanzados sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción:

  • La última generación del Active Cruise Control (sistema de regulación activa de la velocidad), de intachable funcionamiento en los atascos de tráfico.
  • Driving Assistant Plus, que incluye el asistente de maniobras de aparcamiento y de mantenimiento en el carril, el asistente de cambio de carril, y el asistente de mantenimiento de carril con protección contra colisiones laterales, aparte de la función de advertencia de preferencia, de conducción en dirección prohibida y de presencia de tráfico transversal.

  • Mediante el Head-Up-Display se proyectan sobre el parabrisas las informaciones más importantes para la conducción, destacando por su alta resolución, y por la posibilidad de configurar su presentación.
  • Con la tecnología BMW Personal CoPilot apoyada en sistemas de radar, ultrasonidos y cámaras que captan el entorno del vehículo, que sirve de base para los sistemas inteligentes de asistencia y de conducción semiautónoma.

Desde el momento del lanzamiento en nuestro país están disponibles 3 motorizaciones de gasolina y 2 diésel, con las siguientes tarifas oficiales facilitadas por la filial española de BMW:

A partir del mes de abril de 2018 se incorporarán al catálogo 2 variantes más, movidas por gasóleo, entre las que cabe destacar la de acceso a la gama: el BMW X3 sDrive18d, con sólo tracción trasera y caja de cambios manual. Estos serán sus precios de partida:

 

De todas maneras, no os conviene pasar por alto nuestra sección de coches nuevos, donde siempre podréis encontrar las mejores ofertas en los concesionarios oficiales de la marca, también para este nuevo BMW X3. Por supuesto, igualmente os recomendamos visitar el comparador de seguros de Coches.com para conseguir la póliza más adecuada a vuestras necesidades y presupuesto.

Motorizaciones

Los propulsores empleados en esta nueva generación del BMW X3, aunque son ya conocidos dentro de la marca, han sido convenientemente optimizados para ofrecer las mejores prestaciones y eficiencia posibles.

Los bloques de gasolina hacen uso de la tecnología BMW TwinPower Turbo con turbocompresores de tipo Twin-Scroll, además de inyección directa de gasolina High Precision Injection, regulación variable de los árboles de levas doble-VANOS y regulación variable de las válvulas VALVETRONIC.

Por su parte los motores diésel, incluyen turbocompresores de geometría variable y sistemas de inyección common-rail, que alcanzan hasta los 2.500 bares de presión. Asimismo cuentan con la tecnología BMW Blue Performance de depuración de los gases de escape, con filtro de partículas, catalizador de oxidación y de acumulación de NOx y un catalizador SCR, con inyección AdBlue.

De serie todos los motores se combinan con la soberbia caja de cambios Steptronic de ocho marchas y con un perfeccionado sistema inteligente de tracción total xDrive, que cuenta con una distribución del par modificada y un diferencial posterior más eficiente y ligero.

La gama de motorizaciones del nuevo BMW X3 dispondrá de 5 opciones (3 de gasolina y 2 de gasóleo). A modo de resumen, éstas son sus principales características:

Gasolina:

  • BMW X3 xDrive20i: motor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada (1.998 cm3) que ofrece una potencia de 184 CV y un par máximo de 290 Nm. Permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h, con un consumo medio de 7,2 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 165 g/km.
  • BMW X3 xDrive30i: propulsor de 4 cilindros, también de 2 litros de cilindrada (1.998 cm3) que entrega una potencia de 252 CV y un par máximo de 350 Nm. Logra acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 240 km/h, con un consumo medio de 7,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 168 g/km
  • BMW X3 M40i: Se trata del primer modelo M Performance de la gama X3 y, por tanto, de la versión más prestacional, movida por un motor de 6 cilindros y 3 litros de cilindrada (2.998 cm3) que brinda una potencia de 360 CV y un par máximo de 500 Nm, con lo que le es posible acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,8 segundos y lograr una velocidad máxima de 250 km/h, todo ello con un consumo medio de 8,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 193 g/km.

Diésel:

  • BMW X3 xDrive20d: Propulsor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada (1.995 cm3) que entrega una potencia de 190 CV y un par máximo de 400 Nm, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 8,0 segundos justos y alcanzar una velocidad máxima de 213 km/h, con un consumo medio de 5,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 142 g/km.
  • BMW X3 xDrive30d: La variante más potente de los motores movidos por gasóleo cuenta con un motor de 6 cilindros con 3 litros de cilindrada (2.993 cm3), capaz de ofrecer una potencia de 265 CV y un par máximo de 620 Nm que le facultan para acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,8 segundos y lograr una velocidad máxima de 240 km/h, con un consumo medio de 6,0 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 158 g/km.

Como ya os hemos indicado en la anterior sección, más adelante llegarán dos nuevas motorizaciones diésel:

  • BMW X3 sDrive18d: Se posiciona como la variante de acceso al SAV germano. De nuevo estamos ante un propulsor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada (1.995 cm3) que desarrolla una potencia de 150 CV y un par máximo de 330 Nm. Desconocemos, por el momento, las prestaciones y consumos que es capaz de brindar.
  • BMW X3 xDrive25d: En esta ocasión el propulsor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada (1.995 cm3) entrega una potencia de 211 CV y un par máximo de 500 Nm con los que el BMW X3 es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 233 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, con un consumo medio de 5,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 154 g/km.

Comportamiento

En Coches.com pudimos conducir un ejemplar del nuevo BMW X3 con la motorización diésel más básica (por el momento), la 20d de 190 CV, que seguramente sea la opción mayoritariamente elegida entre los futuros compradores. Este propulsor va asociado de forma ineludible al cambio automático ZF de 8 velocidades y a la tracción total xDrive.

Además, en el caso de “nuestra” unidad de pruebas contaba con el nivel de acabado Luxury que, como bien indica su nombre, es el más lujoso de entre los disponibles para este modelo. La verdad es que la combinación de la pintura Sophistograu, con efecto brillo metalizado, de las molduras exteriores, marcos de las ventanillas y demás elementos cromados, asociadas a unas preciosas llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro, con radios dobles, le conferían a este nuevo X3 un aspecto de lo más “resultón” y elegante, muy del gusto de cuantos tuvimos ocasión de contemplarlo.

Otro tanto ocurría con el interior, donde el renovado diseño conjuga a la perfección con los mejores materiales, como la parte superior salpicadero revestido en Sensatec, la utilización de maderas nobles o cueros de magnifico tacto, junto con unos ajustes de primera calidad.

Pero ahora lo que nos interesa es analizar cómo se comporta este nuevo BMW X3. En el corto recorrido de la ruta propuesta apenas pudimos probar a fondo todas sus cualidades dinámicas, pero fue suficiente para darnos cuenta, casi de inmediato, de la notable mejoría producida respecto a la anterior generación del SUV germano (que ya, en su momento, probamos a fondo para todos vosotros).

No conviene olvidar que el ligero aumento de cotas, sobre todo la longitudinal con su mayor distancia entre ejes, repercute directamente en ofrecer una mejor “pisada” y mayor estabilidad a alta velocidad, por ejemplo en autovías y autopistas…. Los viajes se convertirán en una auténtica delicia para toda la familia, con una posición alta y privilegiada para el conductor, y una comodidad mayúscula para el resto de ocupantes, una insonorización casi perfecta (incluso en esta variante con motorización de gasóleo) y un excelente rodar, al nivel de las mejores berlinas de la marca de la hélice…

Por el contrario esas mayores dimensiones no le convierten precisamente en el SUV más ágil de la categoría, pero esta carencia se suple gracias a sus magníficos “genes” y, sobre todo, a la posibilidad de variar la configuración dinámica mediante el sistema Driving Experience Control, que nos permite elegir entre los modos COMFORT (por defecto), ECO PRO (más eficiente), y SPORT (para una conducción más dinámica), además de un modo ADAPTIVE, que adecúa la suspensión, la dirección y el cambio Steptronic de forma continua, dependiendo del tipo de conducción que realicemos en cada momento.

A ello hay que unir la eficaz aportación del sistema de tracción total xDrive, minimizando las pérdidas de adherencia a la salida de las curvas más cerradas, además de la apreciable reducción de peso del conjunto.

Aunque no debemos “emocionarnos” y llevarnos a engaño pues no se trata de una de las berlinas deportivas de la marca, pese a que su dinamismo resulte sobresaliente para su tamaño y tonelaje (1.825 kg en vacío) y nos permita circular a “buen ritmo” por una carretera de montaña que nos acerque, por ejemplo, a nuestra estación de esquí favorita. De todas formas, dadas las gratas sensaciones que nos ha dejado, ya tenemos ganas de ver cómo se comporta en este tipo de carreteras la variante más deportiva de la gama: el espectacular BMW X3 M40i con sus 360 CV de potencia…

Los frenos nos han sorprendido por su notable mejoría, uno de los puntos siempre criticados a los modelos del fabricante alemán. Por fin ahora nos ofrecen un excelente tacto, una mayor consistencia y resistencia a la fatiga.

En campo, solo recorrimos pistas de tierra (para hacer algunas de las fotos que ilustran esta prueba…) y la comodidad y facilidad de uso sigue siendo una máxima de este modelo.

Seguramente sus capacidades off-road vayan mucho más allá de lo que la mayoría de sus propietarios sean capaces de afrontar, sobre todo si sustituimos las descomunales llantas de aleación y sus neumáticos asfálticos por otros más apropiados a este tipo de uso, pero para verificarlo tendríamos que disponer de una unidad de pruebas durante más tiempo y circular con ella por terrenos más abruptos, con el fin de poner en verdaderas dificultades a la electrónica y al sistema de tracción total xDrive…

Los consumos obtenidos en este tipo de pruebas exprés nunca son representativos, ni por los kilómetros recorridos ni por el ritmo al que se realizan, pero siempre nos ha deparado excelentes cifras esta combinación de propulsor y caja de cambios, mostrándose muy parca en consumos, no debiendo superar de media los 6,5 l/100 km (en condiciones reales) lo cual, si tenemos en cuenta una capacidad del depósito de combustible de 60 litros (68 litros con el depósito opcional…), nos proporcionará autonomías que, sin problemas, rondarán el millar de kilómetros.

Opinión de Coches.com

Esta tercera generación del BMW X3 ha subido varios peldaños respecto a la anterior entrega del SAV germano, pues la renovación es mucho más profunda de lo que en principio las modificaciones estéticas dejan entrever, pese a la línea continuista se ha logrado un diseño exterior más atractivo y dinámico. Si quitásemos los logos del modelo, todo el mundo lo identificaría claramente como un BMW… pero ¿un X3 o un X5?…., incluso viéndolo en fotografías, sin posibilidad de comparación, podría llevarnos fácilmente a engaño…

No sólo encierra en sus entrañas una nueva plataforma modular, lo que implica mayor rigidez estructural y un ligero aumento de dimensiones, sino que goza de un interior moderno y exclusivo a la vez que se ha convertido en un modelo más confortable y tecnológico, con los últimos avances de la marca bávara en materia de seguridad, asistentes a la conducción, conectividad y entretenimiento. Incluso se permite superar a la anterior generación a nivel dinámico, y eso que el listón estaba muy alto.

Como contrapartida también es más caro, aunque eso dependerá mucho de cuanto se “nos vaya la mano” a la hora de equiparlo pues, como ejemplo, la unidad de pruebas de esta toma de contacto excedía ampliamente los 75.000 euros…

En definitiva, un producto redondo, de esos que BMW sabe hacer tan bien, y que satisfará enormemente a esos potenciales clientes que buscan un SUV Premium como vehículo de “todo uso”, y que pondrá las cosas muy difíciles a contrincantes tan notables como los Audi Q5, Mercedes-Benz GLC, Alfa Romeo Stelvio, Jaguar F-Pace o Volvo XC60.

BMW X3 xDrive 20dA
8.4 Nota
Lo mejor
  • Aumento de dimensiones que redunda en mayor amplitud interior
  • Importante salto tecnológico en seguridad, ayudas a la conducción e infoentretenimiento
  • Perfecta simbiosis entre la caja de cambios Steptronic y cualquiera de las posibles motorizaciones
  • Dinamismo y mejoría del tacto y resistencia del sistema de frenos
Lo peor
  • Innumerable equipamiento opcional y precio final
  • Imposibilidad de deslizar longitudinalmente las banquetas traseras
  • No está disponible, ni como opción, el aparcamiento remoto desde la llave BMW Display Key
Diseño8.5
Habitabilidad9
Acabados9
Maletero8
Equipamiento9
Motor8
Comportamiento8.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (69 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta