Lexus nació en 1989 con la premisa de crear la mejor berlina de lujo, el LS. Un coche que destacaba por tecnología, confort, seguridad y calidad de materiales. En 1997 la marca fue una de la pioneras en adentrarse en el segmento SUV, con el RX, un todocamino de lujo donde también plasmó esta filosofía. 

Lujo, carrocerías todocamino y motores híbridos. Con esos tres ingredientes la marca ha ido ganando posiciones en Europa. Y aquí le ha funcionado muy bien el NX, un SUV de orientación familiar y, en los últimos tiempos, este UX, el más vendido en 2019 y en lo que va de 2020. Estamos ante un SUV compacto que destaca en muchos aspectos pero que flaquea en otros.  

Se trata de un coche potente, con etiqueta ECO, con una imagen muy marcada pero que, como veremos, condiciona bastante su uso diario. Hemos conducido durante una semana el Lexus UX 250h F Sport con tracción delantera (también existen variantes de tracción total) para comprobar si todo lo que habíamos visto en nuestro primer contacto se confirmaban:

Exterior

Todavía se vende (y no poco si tenemos en cuenta su veteranía) el Lexus CT que era el representante de Lexus en el segmento compacto. El Lexus UX no es pequeño, pues mide 4.495 mm de longitud (más que un Audi Q3, un Mercedes GLA o un BMW X2). Otras cotas son su 1.840 mm de anchura y sus 1.540 mm de altura (incluyendo la antena de tipo aleta de tiburón).

Son medidas (y formas) más de un crossover (compacto sobreelevado) que de un todocamino, un vehículo que tiene ganas de ser todoterreno. Hay rasgos muy clásicos de la marca, como la parrilla delantera, que es enorme. Tenemos aquí una unidad con acabado F Sport, con entradas de aire laterales más grandes en los extremos del paragolpes y que integran los faros antiniebla.

No faltan las ópticas con tecnología Full LED y una firma lumínica en forma de flecha muy característica. Y ángulos. Muchos ángulos que en las fotos y vídeo se ven todavía más acentuados. Es un coche con mucho carácter, remarcado en este caso por el color azul zafiro de esta unidad, uno de los 13 en los que puedes configurarlo. 

En el lateral llaman la atención los pasos de rueda muy grandes y muy marcados, bajo los que encontramos en este acabado llantas de 18 pulgadas F Sport. Hay protecciones plásticas en bajos, aunque no se trata de un coche con ánimo de salir al campo y un par de líneas de expresión en la chapa que van subiendo desde delante hacia detrás.

Cuando lo vemos desde atrás vemos que algunos de esos ángulos, llevados al extremo, hacen que existan zonas sensibles expuestas a golpes. Lo vemos en los faros traseros, que sobresalen mucho. Eso sí, los sensores de aparcamiento frenan el coche en seco bastante antes de llegar a tocar siquiera el obstáculo. Están unidos por esta línea iluminada, que componen 120 luces LED.

Interior

Si el interior es llamativo, el habitáculo huye de esa espectacularidad. La calidad se nota desde el momento mismo en que cierras las puertas o bajas las ventanillas. Encontramos buenos materiales en el salpicadero o en las puertas, o unos asientos con un excelente tapizado y que en el acabado F-Sport sujetan muy bien al cuerpo, además de que te permiten colocarte muy bajo y estar calefactados.

Hay cosas que ya no nos gustan tanto. Por un lado de espacio, porque para el tamaño del coche incluso las plazas delanteras pueden resultar algo angostas. Sobre todo por sensación. Se debe a que la consola central es bastante prominente (hay versiones de tracción total). Tampoco ayuda tener un panel de instrumentos tan cerrado y que parece que se abalanza hacia ti.

Otro detalle que no nos ha convencido es la ergonomía de algunos mandos. Por un lado, el Touchpad para controlar la pantalla del sistema de infoentretenimiento (algo anticuado). Es una solución algo antigua. Es cierto que cuando pasas por una zona en la que puedes hacer click tiene una respuesta en forma de vibración.

La marca indica que lo prefieren a las pantallas táctiles, pero hay soluciones más prácticas, como una simple ruleta giratoria, más precisas y sencillas de usar. La completan con botones para el volumen o el cambio de dial, que no resultan fáciles de usar por el acompañante.

El volante sí me ha gustado por tacto y grosor. Cuenta con bastantes mandos y unas levas más que dignas para usarlo en modo manual. Es curioso el panel de instrumentación, con diferentes vistas y movimientos. Me gusta por salirse de la tónica habitual de usar una gran pantalla y porque se ve bien.

No me convence tanto la ubicación de los mandos de los mandos de los modos de conducción y del control de estabilidad, en unos cuernos a los lados de la parte superior del cuadro de instrumentos. Como no es algo que se use habitualmente en marcha, solo en contadas excepciones, lo vemos como un recurso estilístico curioso.

En el apartado práctico, pocos huecos para dejar objetos. La guantera, unas pequeñas bolsas de las puertas, un cofre central no excesivamente voluminoso y delante del cambio, en la consola, una zona para dejar el móvil, con carga inalámbrica, pero donde nuestro dispositivo se mueve bastante.

Si delante había poco espacio, detrás tampoco. Ni para las piernas ni tampoco en anchura. Eso sí, los asientos me parecen muy cómodos, tenemos un resposabrazos central y se colocan muy fácilmente sillas infantiles. Hay salidas para la climatización y un par de tomas USB, pero ni siquiera bolsas en los respaldos de los asientos o en la puertas. Por cierto, el acabado parece idéntico que delante… pero es de un plástico más duro.

Maletero

Si buscas capacidad de carga, el Lexus UX no es tu coche. No destaca su maletero habida cuenta de las dimensiones del coche, pues cuenta con 320 litros de capacidad, que se reduce aún más (283 litros) en variantes con tracción total. No resiste la comparativa con sus rivales. Eso sí, cabe el equipaje de cuatro personas, comida para un fin de semana y una silla infantil. Y ya.

El borde de carga está además bastante elevado. Cuenta con un doble fondo y algunos huecos en un lateral (en el otro está la batería de 12V), pero no son muy aprovechables debido a su tamaño.

La cortinilla que se emplea para ocultar la carga parece casi de broma: una fina tela que apenas evita dejar pasar la luz.  Por supuesto, su necesitamos más espacio podemos abatir los respaldos de los asientos traseros y queda una superficie plana.

Equipamiento

Lexus estructura la gama del Lexus UX en cinco niveles de acabado.Se denominan ECO, Business, Executive (se sumó con posterioridad el Executive Plus),  F-Sport y Luxury.

Presumen de contar con mucha dotación desde la terminación más sencilla. No faltan elementos como los faros Bi-LED, sistema multimedia con pantalla de siete pulgadas, equipo de sonido Panasonic, llantas de aleación de 17 pulgadas, control de crucero adaptativo, aviso pre-colisión, alerta de cambio de carril, lector de señales de tráfico, frenada automática en ciudad y detector de peatones.

Nuestra unidad de la terminación F-Sport cuenta con los elementos exteriores distintos que destacamos anteriormente. También cristales tintados, sistema Active Sound Control, techo solar eléctrico deslizante, tapizado en tela y piel, los asientos deportivos F-Sport, Performance Dampers, pedales de aluminio y asientos delanteros con ajuste eléctrico.

¿Precios? Pues no es un coche barato, como corresponde a un modelo premium. Parte de 34.400 euros y si eliges este acabado te sitúas ya en 45.200 €. De todos modos, si visitas nuestra sección de coches nuevos puedes ver cómo hay numerosas ofertas de Lexus UX que rebajan de manera notable esta cantidad. 

Esas ofertas no incluyen equipamiento opcional (puedes configurarlo en la ficha de cada versión) y pueden obligar a financiar el coche con la marca, recuerda. Contamos también con un comparador de seguros que te ayuda a elegir la póliza que mejor se ajusta a tus necesidades y presupuesto.

Motor

El Lexus UX 250h comparte el sistema propulsor con los Toyota Corolla y Toyota CH-R de 180 CV. Combina un motor de gasolina de 4 cilindros de 1.987 cc y 152 CV que funciona bajo el ciclo Atkinson junto a uno eléctrico de 109 CV integrado en la transmisión y que se alimenta con la energía almacenada en una batería de níquel – hidruro metálico.

La potencia total del sistema es de 184 CV a 6.000 rpm. Una cifra respetable, que otorga prestaciones suficientes, pues acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos. No destaca por la velocidad máxima es de 177 km/h… pero sí lo hace en consumos, pues homologa en esta versión 5,6 l/100 km, una cifra muy buena para su nivel de potencia.

Puede circular solo utilizando el motor eléctrico durante unos pocos km, en función de cómo pises el acelerador. Y hasta 115 km/h. A velocidades más altas sólo lo hará cuando estás bajando.

Comportamiento

Si buscas un coche cómodo de conducir, el Lexus UX no te va a defraudar. Que no te engañen esos logos de F-Sport o el diseño agresivo, porque se trata de un coche alejado de toda deportividad. 

No significa que sea lento, pues el motor mueve con bastante soltura al conjunto (que pesa 1.615 kilogramos) y a pesar de que no es un ciclón en aceleración, no vas a tener problema a la hora de realizar incorporaciones o adelantamientos.

Cada vez que se habla de un Toyota y Lexus y se hace mención a la aceleración sale a relucir el asunto de su caja de cambios. No es un cambio de variador continuo, sino un sistema de engranajes en el que se integra el motor eléctrico y el generador, pero en el comportamiento sí es similar. A veces da la sensación de que aceleras pero no ganas velocidad, solo consigues que suba de vueltas el motor.

La verdad es que generación tras generación se ha ido mejorando e sistema y mitigando esa sensación. Además, en el Lexus tenemos una mejor insonorización que reduce la entrada de sonido del motor al habitáculo mejor que en los Toyota. También contamos con las levas en el volante, que simulan cinco marchas y que ayudan a que llevemos el motor donde queramos. 

Podemos también seleccionar varios modos de funcionamiento. El Normal (por defecto), Eco y Sport. Cambian los grafismos del cuadro de mandos y varían la sensibilidad del pedal del acelerador, respuesta del motor eléctrico y desarrollos del cambio de marchas.

El coche cuenta con unas suspensiones bastante más confortables que la media del segmento. Pero gracias a un reparto de pesos equilibrado (las baterías se encuentran en la zaga, muy abajo, bajando el centro de gravedad) no notas balanceos en curvas. Le falla aquí un poco la dirección, que a pesar de que guía bien al coche no informa nada de lo que pasa con las ruedas en el asfalto y los frenos, con el tacto habitual de los híbridos.

Por lo demás, en ciudad es ideal por suavidad, por la cantidad de veces que entra en juego el motor eléctrico y por un buen radio de giro. Y en vías rápidas es un coche que no pierde la compostura. Y manteniendo consumos bajos. Resulta muy complicado llegar a 7 l/100 km y de hecho en los kilómetros que recorrimos el coche indicaba 5,7 l/100 km. Su único problema es que el depósito apenas tiene 43 litros.

Opinión coches.com

Creemos que Lexus podría haber dado con este coche la puntilla. No es un mal vehículo el UX, pues resulta cómodo de llevar para cualquier conductor, suficientemente potente y que además gasta poco. También tiene un diseño atrevido (te puede gustar más o menos) y unos acabados bastante buenos.

Eso sí, el interior cuenta con detalles que deberían mejorar. En habitabilidad (hay que tratar a los pasajeros traseros igual de bien que a los de delante), en espacio de carga y en la tecnología de infoentretenimiento, que te deja un poco frío tras ver esa carrocería con tintes tan futuristas.

Lexus UX 250h 4x2 F Sport
7.6 Nota
Lo mejor
  • Diseño exterior diferenciado
  • Confort de marcha muy conseguido
  • Consumos bajos para su nivel de potencia
Lo peor
  • Espacio interior escaso para la longitud exterior del coche
  • Maletero por debajo de la media
  • Ergonomía de algunos mandos
Diseño8.5
Habitabilidad6
Acabados7.5
Maletero6
Equipamiento9
Motor8.5
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

Ver galeria (64 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta