Mercedes Citan prueba – 17.6
Prueba
Luis Ramos Penabad

Probamos la Mercedes Citan, la más pequeña de los comerciales de la estrella

Dos en uno. Así es la Mercedes Citan, el modelo de acceso a la gama de vehículos comerciales. Lanzado originalmente en 2012, hemos podido conocer de primera mano la segunda generación, conduciendo su variante más comercial y la destinada a pasajeros, la Citan Tourer.

Decimos dos… pero serán tres en esta ocasión los modelos que se creen sobre esta base que Mercedes comparte con la Renault Kangoo. Y es que a la variante furgón de un uso profesional y a la variante Tourer  (para llevar trabajadores y de uso lúdico), se sumará en 2022 la Clase T, con un interior más refinado y 100 % orientada a familias. La conoceremos en abril de 2022.

Dentro de los vehículos comerciales las small vans, las furgonetas pequeñas, son vitales. En la marca de la estrella tienen menos tradición que las Vito o la Sprinter, pero estas más diminutas suponen el 60 % del mercado en Europa.

Con el auge del comercio eléctrónico y las entregas en el interior de las ciudades, cada vez vemos más vehículos de este tipo… y con motor eléctrico. Toda la gama de la Citan contará con una versión 100% eléctrica. Primero el furgón, como a mitad de año y luego la variante de pasajeros. Mientras tanto, conozcamos al furgón diésel.

Exterior

Lejos queda la Vaneo, el primer intento de Mercedes de tener un monovolumen pequeño de inspiración “furgonetil” que apenas estuvo tres años en el mercado debido a su escaso éxito. Para la siguiente iteración buscó a un socio y este fue Renault. De ahí que, ciertamente, una Citán furgón se parezca mucho a un Kangoo Van.

La marca incidía en que el desarrollo de este vehículo había sido conjunto con equipos de ambas marcas y de ahí que, a pesar de que hay muchas similitudes, también elementos que las diferencian. En el frontal, por ejemplo, encontramos elementos visuales que lo acercan al resto de la gama. Destaca la parrilla con el logotipo de la estrella de tres puntas en el centro y las tres lamas dobles. Las ópticas son planas y grandes, con LED para la luz diurna y halógenos para el resto de funciones.

En el lateral es donde menos diferencias encontramos con una Kangoo, con una silueta muy similar. La marca cuenta que los hombros marcados y la pared lateral del furgón cuenta con una línea similar a un Mercedes GLE. Lo dejamos a tu juicio. Más importantes nos parecen las dimensiones. Mide 4.498 mm de longitud y 1.860 mm de ancho (sin contar los espejos), con 1.830 de altura. En 2022 llega la batalla ampliada (de 4.922 mm de longitud) y con ella la carrocería mixta.

En la parte trasera también aparece el logotipo de Mercedes, en la mayor de las hojas de la puerta trasera. Los pilotos son de una pieza y todas las piezas adosadas, como el parachoques, los tiradores de las puertas o la cubierta del listón de las puertas correderas, están disponibles también en el color de la carrocería. Hay cuatro pinturas estándar y cinco metalizadas entre las que elegir.

Interior

Nada más abrir la puerta los cambios respecto del Citan respecto a su hermano francés son más evidentes. En los últimos tiempos la marca presume de su tecnología y de ese modo lo hace ver en este modelo. Destaca la pantalla central de siete pulgadas (opcional), con el sistema MBUX y compatible con Apple CarPlay y Android Auto mediante cable.

Otro espacio donde se aprecia ese toque Mercedes-Benz es en el volante, con los comandos táctiles que permiten moverte por los diferentes menús del cuadro de instrumentos o del sistema de infoientretenimiento. El cuadro es sencillo, de dos relojes que flanquean una pantalla, pero se ve mejor que el de la Kangoo.

Las calidades son las que esperas en un vehículo comercial: plásticos duros pero bien ensamblados. En cuanto a la ergonomía, una palanca de cambios en una posición elevada y una postura de conducción bastante erguida. En estas variantes comerciales algún conductor muy alto puede que no encuentre una posición ideal, ya que el asiento no puede echarse tan hacia atrás como en la Citan Tourer.

Espacio de carga

Esta Citan Furgón anuncia 2,5 metros cúbicos en su zona de carga cifra que alcanzará los 3,7 metros cúbicos en la variante con batalla larga. Puede cargar hasta con 700 kg de peso, que pueden aumentar hasta los 935 kg con el eje trasero reforzado opcional.

A esta zona se accede mediante dos puertas traseras asimétricas (la más ancha es la izquierda y es la que se abre primero). Ambas piezas pueden bloquearse en posición de 90 grados y abrirse hasta a 180 grados hacia el lateral. No era el caso de nuestra unidad de prueba), pero pueden contar con una luneta calefactable y limpiaparabrisas (que mejoraría la visibilidad trasera) o incluso un portón como el de la Citan Tourer.

El borde de carga queda a 59 cm del suelo. Puede accederse al interior también desde una puerta corredera en el lado derecho que deja 615 mm de apertura. Es posible contar con otra en el lateral izquierdo. Se ha incorporado el panelado interior

Equipamientos

Desde la marca insisten una y otra vez que la seguridad es prioritaria. Y hay hechos que lo corroboran. En el equipamiento de serie del Citan Furgón no faltan un sistema de frenos con ABS y ASR, programa electrónico de estabilidad (ESP), asistente para viento lateral, ayuda al arranque en pendientes, airbag de conductor y acompañante, laterales y de ventana, sistema de llamada de emergencia, sensores de lluvia y luces, el detector de cansancio del conductor… A principios de año llegará el Distronic: con asistente de mantenimiento de carril además de mantener distancia respecto del vehículo precedente.

También sin coste es el Star& Stop, el freno de estacionamiento eléctrico, aire acondicionado, volante ajustable en altura e inclinación, elevalunas eléctricos delanteros, retrovisores exteriores calefactables y ajuste eléctrico, radio digital (DAB), la guantera del lado acompañante, cerrada, el cuadro de instrumentos con display matricial… Y elementos prácticos como el apoyabrazos central, las dos puertas traseras batientes 180°sin ventanilla, pared separadora, llantas de acero de 15 pulgadas o la rueda de repuesto.

De serie cuenta con los servicios Mercedes me y, si sumas la línea Pro (opcional) sumas las llantas de 16 pulgadas, iluminación interior en LED, elevalunas de confort en el lado del conductor, asiento del conductor regulable en altura, el suelo de plástico o el compartimento en el apoyabrazos. Destacable la gran conectividad con el móvil. Si la pantalla incluye navegador, cuentas con Apple Carplay y Android Auto inalámbrico, un detalle que no es menor.

El precio del Citan Furgón parte de 22.520 euros impuestos incluidos. La cifra se eleva a 24.456 euros si eliges el motor diésel más potente que equipaba nuestra unidad de pruebas. Te recordamos que puedes encontrar ofertas del Mercedes Citan en nuestra sección de coches nuevos, publicadas por concesionarios oficiales de la marca. Contamos también con interesantes herramientas para financiar el coche o encontrar la oferta de renting más adecuada para un vehículo profesional como este.

Motor

La gama de mecánicas del furgón se centra en las versiones diésel. Cuenta con tres versiones del motor de cuatro cilindros en línea OM 608, de 1.461 cc:

  • 108 CDI: con 75 CV y 230 Nm de par
  • 110 CDI: con 95 CV y 260 Nm de par
  • 112 CDI: con 116 CV y 270 Nm de par más  

Existen también dos variantes de gasolina sobre un bloque de 1.332 cc: el 110 (102 CV y 200 Nm de par) y el 113 (131 CV y 240 Nm de par). La eCitan contará con un motor de 90 kW de potencia y 245 Nm de par).

Para la transmisión se recurre a un cambio manual de seis velocidades, si bien en abril de 2022 habrá disponible uno automático de doble embrague con siete relaciones. Eso sí, por ahora no está planificada la llegada de una versión 4×4 ni de variantes híbridas de ningún tipo.

Comportamiento

La toma de contacto se realizó una mañana por los alrededores de Madrid. Un entorno bastante industrial, en el que habitualmente se mueven vehículos como el furgón cerrado con el motor diésel de 116 CV. Fue el que nos tocó en suerte, la marca tiene muy claro que la demanda se centrará en el de 95 CV.

Se trata de un propulsor que es más que suficiente para mover con agilidad a la Citan en cualquier entorno. Ojo, que como es habitual el coche iba sin carga y lleno de enseres la cosa podría cambiar un poco. Entrega su potencia máxima a 3.750 rpm, estira bastante para ser diésel, con un par máximo ya a las 1.750 vueltas.

Obviamente, no es un vehículo con unas prestaciones de escándalo, pero sí más que suficiente. Es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 11,7 segundos, con una velocidad punta de 175 km/h.

Por lo demás, su tacto de conducción es muy similar a un turismo por dirección (muy asistida y poco informativa, como en los turismos actuales) y se busca el confort de suspensiones en pos de un interior más cómodo. Eso sí, naturaleza de coche profesional se deja ver en las suspensiones. El eje trasero se ha reforzado y se nota que tiene un tarado más duro al pasar por un resalto.

Una de las máximas era conseguir un motor eficiente, algo vital en un coche de uso profesional. El recorrido no fue suficiente para juzgar su bajo gasto, así que debemos quedarnos con sus cifras oficiales de consumo: entre 5,3 y 5,8 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de entre 138 y 153 G de CO2 por km.

Sí pudimos ver que se trata de un vehículo con el que resulta fácil de maniobrar y de conducir en general. Lo suficientemente ágil para un vehículo de su tamaño, si bien la dirección nos gustó más la que vimos en el Volkswagen Caddy. La insonorización es quizá un aspecto mejorable, ya que se cuela bastante ruido aerodinámico y de rodadura. El motor, salvo cuando revolucionas mucho el coche, apenas se oye.  

Opinión coches.com

Quien busque una furgoneta pequeña tiene un aliado en el Mercedes Citan. Es cómodo, va bien equipada y estéticamente no está nada mal. En marcha nos ha gustado más que el cuarteto de Stellantis (más Toyota), si bien el Volkswagen Caddy creemos que está un poco por delante.

Y eso mismo indican sus precios. Porque es más cara que los primeros, pero más barata que la segunda. También es notablemente más cara que una Renault Kangoo, que es muy similar. En torno a 3.000 euros. Tiene más equipamiento y hay detalles, como el volante multifunción o las pantallas, que nos parecen más logrados en la Mercedes, pero en un vehículo de trabajo, es una cifra importante.

La marca ha buscado diferenciarse estéticamente más que la anterior Citan. Y lo consigue. A eso hay que sumar que tradicionalmente cuentan con un alto valor residual. Eso permite cuotas más ajustadas cuando se opta por pagarla a plazos. En el caso de la Citan Furgón, tras pagar una entrada, son 139 € al mes, 151 € si se opta por incluir el mantenimiento en esos 36 meses. Para empresas o autónomos que contar con una estrella en su vehículo de trabajo pueda ayudar a conseguir clientes, no está mal. La red de postventa es un gran punto a favor para los de Daimler.

Fabricada en Francia, se ha hecho, junto a la Kangoo, con el premio Van of the Year 2022. Esperamos poder probar a fondo a su hermana del rombo para ver mejor las diferencias. A falta de eso, seguro que ambas se han beneficiado sin duda del trabajo conjunto de dos redes de ingenieros,   

Mercedes Citan Furgon 112 CDI
7.6Nota
Users0(0 votes)
Lo mejor
  • Posibilidades de equipamiento
  • Buen pisar en marcha y refinamiento
  • Conectividad por encima de la media
Lo peor
  • Precio de partida elevado
  • Equipamiento de serie poco generoso
  • Poca diferenciación estética exterior
Diseño7.5
Habitabilidad7.5
Acabados7
Maletero8.5
Equipamiento8
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio7
Tu opinión...Puntúa
Sort by:

Be the first to leave a review.

Verified

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Puntúa

Galería de fotos:

  • Mercedes
  • Mercedes Citan
  • vehículo comercial