Hace unos meses te traíamos la prueba en vídeo del SsangYong Rexton al canal de Youtube. Aquel coche fue toda una sorpresa. Porque la marca, que había dado un paso adelante ya con los Tivoli y XLV, se ponía con este SUV grande a la altura de los que puede ofrecer cualquier otro fabricante generalista… y con unas superiores capacidades todotereno.

El problema del Rexton es que para el mercado europeo se trata de un producto de un tamaño desmesurado. Obviamente tiene su público, pero no es un coche de ventas masivas.

Para solucionar este hándicap la marca coreana nos trae el la cuarta generación del SsangYong Korando, un SUV compacto que conocimos en su presentación y nos había dejado tan buen sabor de boca que queríamos conducirlo más tiempo.

¿Por qué comprar un SsangYong? Pues, de siempre, por el precio. Pero créenos que este Korando añade otras variables a la ecuación, como son la calidad, el equipamiento y la seguridad. Conozcámoslo más a fondo.

Exterior

Se trata de un modelo totalmente nuevo y se hace notar en su exterior. Se abandonan las formas redondeadas de la generación anterior y ahora tenemos unas líneas más marcadas. Como un Rexton, pero más pequeño. Mide 4.450 mm de longitud, por 1.620 mm de alto y 1.870 mm de ancho.

En la parte delantera podemos encontrar grandes similitudes con otros modelos de la marca. En medio se sitúa el logo de la marca, sobre esta zona en color contraste y que se une a las esquinas por medio de esta lama cromada que luego cae hacia abajo para que se asienten sobre ella estos faros, con una tira LED diurna superior e incluso Full LED para todas las funciones en las versiones más equipadas.

La parte baja queda reservada para la toma frontal de aire, un paragolpes con formas rebuscadas y que llega prácticamente todo en el color de la carrocería. Integra sensores de aparcamiento, en el centro el radar para que funcionen los sistemas de ayuda a la conducción y en los extremos los faros antiniebla.

En el lateral contamos con líneas de expresión muy marcadas. Desde unas que salen de los faros de manera paralela al marco de las ventanillas a otra en la parte inferior de las puertas. Como buen SUV las zonas bajas tienen protecciones de plástico negro, que da la sensación de que el coche va más elevado del suelo. Este detalle combina con el marco negro de la parte superior de las ventanillas, que va hasta el portón del maletero dando la sensación de un techo flotante.

En las versiones más equipadas te encontrarás con cristales traseros tintados y, sobre las aletas tan marcadas unas llantas de 18 pulgadas –de serie cuenta con unas de 17–, con neumáticos de tamaño 235/55.

Si echas un vistazo a la zaga te encuentras con este embellecedor cromado que, en sus extremos, se emplea para que reposen sobre ellas los pilotos traseros, copiando el recurso estilístico del frontal. Son ópticas con tecnología LED, que también encontramos en la tercera luz de freno, integrada en el alerón superior.

Y poco más. Esta unidad es de color Cherry Red, pero puedes elegir entre siete opciones, desde algunos muy discretos a un naranja muy llamativo.

Interior

El nuevo Korando no sólo es más largo y ancho que el modelo anterior, sino que también tiene una distancia entre ejes mayor. Si antes ya destacaba (ver prueba) en su generoso habitáculo, ahora todavía más.

Delante nos encontramos con unos asientos cómodos y elementos que los hacen todavía más, como el reposabrazos deslizante. Es fácil dar con la posición de conducción ideal, ya que cuentas con regulaciones amplias tanto en los asientos como en el volante.

Además de espacio, ha mejorado, como en el Rexton, el orden de los elementos que ves y que controlas desde el puesto de conducción es idóneo. Todo está donde esperas, ha mejorado mucho la ergonomía.

Tenemos un volante de cuero multifunción, con superficies lisas y perforadas, y tras él nos encontramos con un nuevo cuadro de instrumentos digital, de 10,25 pulgadas. Realizado por LG, es muy completo y se controla sin problemas desde los botones del volante. Hay distintas visiones para la pantalla y todo funciona de manera fluida. Lo encuentras a partir del nivel de acabado Premium.

Lejos queda el anterior Korando y eso que no estaba mal, pero el nuevo ya es otra cosa, es bastante mejor en todos los sentidos, es más refinado, más elegante y tiene mejores materiales, aspecto y tacto.

En el salpicadero está esta otra pantalla, de 8 pulgadas y desde la que se controla el sistema de infoentretenimiento. Es compatible con Apple Carplay y Android Auto, de los que dependes si quieres navegador.

Se han mantenido, eso sí, botones físicos para controlar el climatizador y aquí encontramos el primer detalle de calidad, con estos selectores que integran sus pantallas monocromo.

Porque no cabe duda de que el modelo ha ganado mucho en calidad. Siempre ha sido robusto, pero ahora hay detalles bonitos, como la iluminación con efecto 3D en puertas y salpicadero. No hay materiales lujosos y se usa mucho el negro piano tan de moda -en zonas que, además, se tocan mucho–, pero en conjunto está muy bien resuelto.

En el apartado práctico, contamos con un amplio cofre entre los asientos, la amplia guantera principal o los bolsillos en las puertas. También, ante el cambio de marchas, un lugar donde podemos dejar el móvil sin temor a que se mueva o caiga, ya que tiene un piso de goma, justo al lado de las conexiones USB.

Las plazas traseras son uno de los puntos fuertes del Korando. Ofrece mucho espcio para las piernas y la cabeza y no es malo para llevar tres detrás (eso sí, siempre recomendamos un vehículo con tres asientos diferenciados si lo que se pretende es llevar a ese número de ocupantes (caso, dentro de los SUV, del Peugeot 5008).

El túnel de transmisión no roba apenas espacio y además tenemos algunas comodidades, como el que el respaldo de los asientos traseros pueda reclinarse en tres posiciones distintas (está dividido en dos partes).. Eso sí, la banqueta es fija. Nos ha gustado el detalle que contemos con una toma de enchufe de 220 V al final de la consola central… pero se olvidaron de colocar ahí unos aireadores que no vendrían mal dado el tamaño del coche.

Maletero

Otro punto en el que los SsangYong siempre han destacado es por su espacio de carga los SsangYong. Cuando ves que el Korando anuncia 551 litros podrías pensar que así es, pero si contamos solamente hasta la altura de los asientos la cifra resultante es de 423 litros con los asientos en su posición más vertical, con lo que no queda demasiado bien parado en la comparativa con otros SUV compactos.

A su favor, que sus formas lo hacen muy aprovechable y que hay un doble fondo interesante, con 120 litros de capacidad. Además, como este piso está dividido, puedes usar una de las mitades  para compartimentar el espacio y que las cosas que llevas no vayan dando tumbos. También está correctamente iluminado y contamos con perchas para colgar bolsas, una toma de 12V o ganchos para sujetar la carga.

Si el espacio no es suficiente en alguna ocasión puede alcanzar los 1.248 litros de capacidad abatiendo los respaldos de los asientos traseros. La superficie resultante es totalmente plana.

Equipamiento

Ya te hemos detallado en nuestra ficha del SsangYong Korando 2020 los detalles de los cuatro niveles de dotación en los que se estructura la gama. Denominados (de menor a mayor dotación); Line, Urban, Premium y Limited, los motores diésel se reservan los tres más completos.

Todos incluyen de serie una completísima dotación de seguridad activa, agrupados en en el paquete de sistemas de asistencia denominado SsangYong SASS. Este incluye frenada automática de emergencia, alerta por salida de carril, de distancia de seguridad y de avance del vehículo precedente, detector de fatiga, asistente de luces de carretera y detector de señales de tráfico.

También econtrarás de serie el sensor de lluvia, encendido automático de luces, aire acondicionado, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de viaje, etc.

La unidad de pruebas no se corresponde exacatamente con ningún acabado disponible en España, a pesar de lo que su matrícula pudiese indicarnos. Estaría ubicada entre el Premium y el Limited, de ahí que encontremos las llantas de mayor tamaño, el tapizado en una combianción de tela y cuero, el acceso y arranque sin llave, cámara de visión posterior, asistente de aparcamiento con cámara de visión posterior, asientos calefactables, climatizador bizona, el freno de estacionamiento eléctrico…

El precio parte de los 20.700 €, si bien una unidad tan completa como esta puedes encontrarla por 28.700 €. No está mal para un coche con 163 CV. Ojo, como siempre hablamos de precios sin descuentos. Puedes encontrar ofertas del SsangYong Korando en nuestra sección de coches nuevos, donde además de las promociones que la marca ofrece, te indicamos dónde está el concesionario que lo ofrece al mejor precio.

Interesante también, tanto si eliges el SsangYong Korando como otro coche, pasarte por nuestra sección de financiación, donde podrás encontrar el préstamo al mejor interés del mercado. También nuestro comparador de seguros, donde te ayudamos a conseguir la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motor

No ha habido muchas sorpresas en el apartado mecánico. El Korando se mueve gracias a dos propulsores que también encontramos en el Tivoli. Por un lado el diésel D16T con 136 CV de potencia y por otro el que encontramos bajo el capó de esta unidad, el interesante G15T con 163 CV.

Este bloque de cuatro cilindros sobrealimentado con inyección directa de 1.497 cc entrega su potencia máxima entre las 5.000 y las 5.500 rpm, con una cifra de par máximo de 280 Nm entre las 1.500 y las 4.000 rpm. No nos extrañaría ver pronto una versión GLP que le otorgará la etiqueta Eco (de hecho, tiene reservado un hueco para repostar, al lado de la boca para la gasolina).

Decimos que es interensante ya que es capaz de alcanzar 191 km/h (la marca no nos ofrece el dato de aceleración dde 0 a 100 km/h). El consumo medio homologado según el ciclo WLTP es de 7,6 l/100 km, con unas emisiones de 172 g/km de CO2.

En nuestro caso contamos con un cambio manual de seis relaciones, si bien es posible elegir uno (automático por convertidor de par, obra del especialista Aisin) con el mismo número de relaciones. Es el encargado de enviar la potencia a las ruedas delanteras.

Nos ha quedado una espinita clavada con el coche… y es no haber podido probarlo con tracción total. Y es que SsangYong, como especialista que es en toodoterrenos, sabe hacer SUV con cualidades offroad. Lo puede comprobar en la prueba del Korando 2014, moviéndonos por zonas muy embarradas y escarpadas sin problema alguno.

Si eliges el Korando actual con tracción integral conectable (gracias a un embrague multidisco de tipo Haldex) puedes bloquear el reparto del par al 50% para cada eje, hasta un máximo de 40 km/h, un punto diferencial importante sobre la gran mayoría de compatidores. También cuenta con el control dinámico de la conducción Drive Mode, con modos Normal, Sport y Winter. Pero tocó conducir el 4×2.

Comportamiento

SUV de tracción delantera y motor de gasolina. Esa es la combinación que más se demanda en el mercado. Y así es, como has visto, el Korando que tenemos entre manos. A la hora de poner a punto el coche la forma coreana tenía muy claro que tenía que darle un punto más “europeo”, como rezan muchos dossiers de prensa que recibimos. Pero créeme que lo han conseguido. Quizá porque esa puesta a punto se ha realizado aquí, en la instalaciones de la Idiada, concretamente en Cataluña.

Se nota, para empezar, en el motor. A pesar de tratarse de un motor de gasolina, tiene un comportamiento muy de diésel. Entrega el par máximo muy pronto, a partir de muy bajas revoluciones, con lo que es muy agradable de conducir y no dependes en demasía del cambio.

A este agrado de conducción se suma una muy buena insonorización el habitáculo, donde apenas llega sonido y vibraciones del propulsor, sólo en autovía algo de ruido aerodinámico, lógico si tenemos en cuenta el volumen y formas del coche.

Ayuda también al buen comportamiento del coche el esquema de suspensiones, con una mcPherson delante y un tren trasero multibrazo detrás, algo más elaborado de lo que ofrecen muchos fabricantes europeos. Esto, en carreteras de curvas se nota, pues permite trazar de manera limpia las curvas, sin demasiados balanceos.

¿Pegas? La dirección. Para mi gusto, demasiado asistida, Muy cómoda para moverse en ciudad y maniobras, pero muy muy poco informativa. Cuenta con dos modos, el Normal, pensado para el confort y el Sport, que en teoría endurece un poco la dirección… pero no creas que mejora mucho el tacto.

El cambio manual tiene unos recorridos entre marchas algo largos, pero resulta bastante preciso. Como el coche en general, persigue más el confort de marcha que un comportamiento “deportivo”. No es que sean los SUV precisamente coches con un enfoque así, pero si buscas un tacto de conducción más dinámico, los Seat Ateca y Mazda CX-30 (por citar dos modelos que hemos probado) serán mejores opciones para ti.

Por lo demás, es un coche muy bien resuelto. El motor mueve bien los 1.480 kg de peso en orden de marcha, que es una cifra relativamente baja para su tamaño… pero gasta bastante combustible. Más que un coche que gasta mucho, es muy sensible al uso. A velocidades legales puedes conseguir un gasto en el entorno de los 8 l/100 km, pero en ciudad se eleva bastante. No es una cifra disparatada par un coche tan grande y con su nivel de potencia, de todos modos.

Opinión coches.com

El nuevo SsanhYong Korando es más atractivo que antes. Sigue siendo de los más espaciosos si lo comparamos con sus rivales y además mejor acabado. El salto adelante en el equipamiento disponible, sobre todo desde el acabado más sencillo, es abrumador. Pocos modelos, por no decir ninguno, ofrecen tanto por tan poco. Eso sí, no pretendas una personalización extrema o poder elegir los opcionales que quieras.

También la conducción ha sido muy mejorada. La mejora en el apartado de ruidos, vibraciones y asperezas deja a años luz al modelo anterior. Sólo podemos achacarle que la dirección asistida eléctrica EPS, con endurecimiento progresivo y sensor de velocidad, que en teoría ofrece máxima asistencia al aparcar y un tacto más rígido en carretera… apenas te deja sentir la carretera.

Así pues, a esa habitual buena relación tamaño/precio que encontrabas siempre en la marca, el SsangYong Korando suma un notable equipamiento y una buena puesta a punto. Y sin que ello haya significado un aumento de precios inasumible.

SsangYong Korando Korando G15T 4x2 Limited
7.9 Nota
Lo mejor
  • Excelente relación precio/tamaño/calidad
  • Interior amplio y bien rematado
  • Equipamiento de serie muy completo desde el acabado básico
Lo peor
  • No es un motor que gaste poco (sí refinado)
  • Maletero poco acorde con su tamaño exterior
  • Abuso de negro piano en zonas que se tocan mucho
Diseño7.5
Habitabilidad8.5
Acabados8
Maletero6.5
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio8.5

Galería de fotos:

Ver galeria (58 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta