Ya habíamos hablado del Hennessey Venom GT.  Monta el motor del Corvette ZR1, un LS9 V8 biturbo de 7.0 litros que rinde 1.288 CV y más de 1.355 Nm, y y tiene el chasis de un ligero Lotus Exige. Su único propósito es ir rápido, muy rápido… y así logró el récord de récord de aceleración de 0 a 300 km/h a principios de año.

Sin embargo, aquello era un mero calentamiento. Su objetivo real era ser el coche de producción más rápido del mundo. Y lo ha conseguido, ya que el Hennessey Venom GT ha alcanzado los 427 km/h de velocidad máxima. Le ha costado lograrlo, pues llevaba tres años detrás de un récord que, hasta ahor,a tenía el Bugatti Veyron Super Sport, que hasta hoy ostentaba el título con 415 km/h.

El récord de la versión más potente del Bugatti Veyron se mantenía desde 2010. Recordemos que en realidad había alcanzado la friolera de 431 km/h, pero la velocidad de la versión de producción fue limitada electrónicamente para evitar la degradación extrema de los neumáticos, ya que podía llegar a desintegrarlos.

Ese mismo año 201o se deslevaba el Hennessey Venon GT. Desde entonces se marcaron entre ceja y ceja superar a su rival francés. Y ahora, en un aeródromo situado en California, los 1.288 CV de potencia le han otorgado el título del vehículo de calle más veloz del mercado… Hasta que Bugatti se empecine en decir (y demostrar) lo contrario. Disfruta del vídeo del récord:


Fuente: Hennessey Performance

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta