Estamos acostumbrados a ver carreras de aceleración de todo tipo, pero pocas están a la altura de la que hoy os traemos. Motor Trend presenta su drag race definitiva, en la que han decidido reunir a 12 de los modelos del momento. Se han juntado en la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg (Estados Unidos) a algunos de los lanzamientos recientes más capaces. Hay representación en casi todos los segmentos, son competidores bastante dispares entre sí.

Hablamos de que están los McLaren 720S, Porsche 911 GT2 RS, Lamborghini Huracán Performante, Chevrolet Corvette ZR1, BMW M5, Aston Martin Vantage, Audi TT RS, Ford Mustang GT, Dodge Challenger R/T Scat Pack, Honda Civic Type R, Kia Stinger GT y Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio. Como se puede apreciar, hay desde auténticos superdeportivos concebidos casi para circuito hasta modelos más normales como las versiones deportivas de un compacto e incluso de un SUV.

Las potencias de estos ejemplares van desde los 320 CV del Civic Type R hasta los 765 CV del Corvette ZR1. Hay modelos de tracción delantera, de propulsión y de tracción total. Una disparidad total que, sin embargo, no resta atractivo a la carrera. Se hace desde parado, con todos los vehículos totalmente alineados y con los modos más deportivos (y/o Launch Control) activados. La distancia elegida es el cuarto de milla.

Desde el principio se aprecia que tres modelos toman una ventaja considerable y que el resto no puede hacer nada para cogerlos. El ganador es el 720S con un tiempo de 10,1 segundos, seguido de cerca por el 911 GT2 RS con 10,3 segundos y el Huracán Performante con 10,4 segundos. Después del podio están el Corvette ZR (10,8 segundos) o el M5 (11,1 segundos). Llama la atención que el único SUV no lo hizo nada mal en la prueba. La última plaza hay que decir que era bastante predecible.

Fuente: Motor Trend

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta