Hace tiempo hablamos de los utilitarios deportivos que más rápidos eran en línea recta. Ahora CarWow se centra en otro segmento que goza de buena popularidad: el de los compactos deportivos. Aunque hay modelos de marcas premium que podrían estar a la cabeza (véase Audi RS 3 o Mercedes-AMG A 45), en este caso se ha optado por fabricantes más generalistas. Cinco modelos cara a cara en circuito para ver cuál es el que mejor acelera.

Los coches elegidos han sido el Renault Megane RS, el SEAT León Cupra R, el Honda Civic Type R, el Peugeot 308 GTi y el Hyundai i30 N. Son vehículos con personalidades muy diferentes, pero se mueven en cifras de potencias similares y además todos ellos tienen mecánicas de cuatro cilindros ligadas a cajas de cambios manuales y con tracción delantera. Las pruebas consisten en una carreras de aceleración desde parado, otra lanzada y una prueba de frenada.

Haciendo un repaso rápido, vemos que el Megane RS tiene el motor 1.8 TCe con 280 CV, el León Cupra R el 2.0 TSI con 310 CV, el Civic Type R el 2.0 VTEC Turbo con 320 CV, el 308 GTi el 1.6 THP con 270 CV y el i30 N el 2.0 T-GDI con 275 CV. En la carrera desde parado llama la atención la salida del Renault, pero con los metros va perdiendo inercia. El ganador por la mínima es el Honda, el más potente del grupo, que completa el cuarto de milla en 14 segundos.

Le separan apenas centésimas del SEAT, mientras que la tercera posición es para el Hyundai con 14,7 segundos. Le siguen, con motores más pequeños, el Renault (14,9 segundos) y el Peugeot (15,4 segundos). En la carrera lanzada el que había quedado último demuestra no quedarse tan atrás, mientras que el León Cupra R y el Civic Type R siguen imponiéndose. La frenada queda muy igualada, siendo el Megane RS el peor por pocos metros. El resto del vídeo hace un repaso más intensivo por todos los modelos de manera individual.

Fuente: CarWow

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta