Logo de Noticias Coches
DS4
Luis Ramos Penabad

DS 4 2021

Fue a finales de 2014 cuando DS se desligó por completo de Citroën. Y a partir de ahí, un goteo de novedades de modelos desarrollados y diseñados ya de manera autónoma. Como este, el DS 4 2021, un crossover compacto que llega al mercado a finales de 2021 para ubicarse en la gama entre el DS 3 Crossback y el DS 7 Crossback.  

Con cada producto lanzado al mercado la firma va dando pequeños pasos arriesgando más en diseño, algo que se le demandaba al recordar el DS histórico. Para atacar el segmento compacto, que supone un 25 % de las ventas en Europa, la marca ha apostado por un diseño inspirado en el concept DS Aero Sport Lounge. También por la tendencia de crossoverizar los compactos, como el Mazda CX-30 o el Cupra Formentor, alejándose de la imagen más de todoterreno.

DS4

Sus dimensiones (mide 4,40 metros de longitud, por 1,83 de alto y 1,47 de altura) lo sitúan justo entre los compactos y los SUV compactos (entre un Audi A3 y un Audi Q3, para entendernos). En imágenes nos resulta un coche muy atractivo, con una parrilla muy grande, con un tramado con forma de diamante. La flanquean faros LED matriciales direccionales y unas diurnas en vertical conformadas por 98 diodos.

La zaga es realmente atrevida, muy musculosa de formas muy redondeadas. Las ópticas encapsuladas siguen el patrón que vimos en nuestra prueba del DS 7 Crossback, con un diseño delicado y unidas visualmente. Destacables también las manillas de las puertas, que van enrasadas con la carrocería y salen cuando necesitas usarlas o las llantas, que pueden ser de hasta 20 pulgadas.

Si bien hay elementos comunes a otros modelos de la marca, caso del volante, se evoluciona en el aspecto del interior, mucho más minimalista. Lo vemos por ejemplo en los aireadores de la climatización centrales, casi invisibles a la vista, dejando los laterales ya en las puertas. El resultado, un salpicadero muy limpio, con una pantalla de 10 pulgadas en el centro y que aglutina la mayoría de funciones, con accesos rápidos en un fila de teclas bajo ella. DS comenta que ha cambiado el software para que sea más rápido, así como el reconocimiento por voz, que puede aprender del usuario.

Cuenta tras el volante con una pantalla para la instrumentación y la gran novedad es un display táctil de 5 pulgadas ubicado ante el selector del cambio. Reconoce gestos, la escritura y acciones como ampliar o reducir moviendo los dedos sobre él. Destacar los asientos. La marca ya usaba unos que nos gustaban mucho pero ahora prometen envolver mucho mejor el cuerpo con sus formas.

Por lo demás, al igual que hasta ahora, puede elegirse entre distintos ambientes y todos ellos con materiales y acabados muy cuidados. Se apuesta por materiales renovables o reciclados en muchas partes (la marca habla de un 30% del coche), como en el salpicadero.

DS 4 2021. Motores

El nuevo DS 4 tiene poco (más bien nada) que ver con el anterior DS 4 que no se vende desde hace unos años. Se basa en una evolución de la plataforma modular EMP2 que ya emplean numerosos modelos de Stellantis. Las mejoras apuntan a una mayor ligereza y rigidez torsional, al tiempo que gana en comodidad. 

Hay versiones térmicas y una variante híbrida enchufable. Esta última, del DS 4 E-Tense, anuncia 225 CV de potencia total combinada y una nueva batería con la que supera los 50 km de autonomía en modo 100% eléctrico. Es en parte gracias las llantas específicas de 20 pulgadas, más ligeras y aerodinámicas al estar parcialmente carenadas.

Se ofrece también con motores Puretech de 130 y 180, así como uno diésel de 130 CV. Se asocian a una caja de cambios automática de 8 relaciones.

DS 4 2021. Equipamientos

Una de las novedades más destacadas es que llega un Head-Up Display que gracias a la realidad aumentada puede proyectar en el parabrisas datos como velocidad, ayudas a la conducción, navegación, mensajes de advertencia o incluso qué canción suena o una llamada entrante. En un espacio equivalente al de una pantalla de 21 pulgadas, que es mucho. Este elemento y otros del sistema multimedia y de navegación podrán actualizarse desde Internet.

Por ahora cuenta con conducción autónoma de nivel 2 (la permitida en Europa). Eso implica no soltar las manos del volante cuando se usa el control de crucero adaptativo, que puede mover el coche en atascos y mantener el coche en el carril. Gana la función del adelantamiento semiautomatico (lo marcas con el intermitente y el coche lo completa por si solo) y  mejora la distancia a la que ve en el ángulo muerto.

Se conservan elementos poco habituales, como la visión nocturna o la suspensión DS Active Scan, que detecta irregularidades en la carretera y prepara los amortiguadores para una conducción más cómoda.

Sabemos que existen tres variantes muy diferenciadas:

  • DS 4 Base: Con techo negro y elementos cromados.
  • DS 4 Cross: Con una imagen más cercana a un SUV. Cuenta con el sistema que mejora la tracción en firmes deslizantes (no puede contar con tracción total,, se elige entre los modos de arena, nieve, barro y suma un control de descenso de pendientes) y puede elegirse en un color oro exclusivo.
  • DS 4 Performance Line: Apuesta por una imagen más deportiva, con detalles en negro, llantas exclusivas y un interior diferenciado.

Fuente: DS

Galería de fotos:

  • DS
  • DS 4
  • todocamino