Llega al mercado la nueva reinvención del Citroën C4. Si la desaparición del compacto tradicional en la marca fue en su día jubilado por el C4 Cactus, ahora retoma el camino con unas formas poco habituales y con un extra inédito, la versión eléctrica, el Citroën ë-C4.

Este nuevo vehículo eléctrico arranca con un precio de partida de 32.400 €, cifra que no incluye sin ningún tipo de ayuda. Emplea el grupo motriz que estrenó el el DS 3 Crossback E-Tense (ver prueba) y luego conocimos en el Peugeot e-2008 (ver prueba) o el Opel Corsa-e (ver prueba).

Esto nos deja con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par máximo, que mueve el eje delantero. Se alimenta de una batería de iones de litio con 50 kWh de capacidad, suficiente para que homologue una autonomía de 350 kilómetros (más que sus congéneres) antes de tener que recargar.

Para recargarla puede emplearse el cargador integrado del coche, de 7,4 kW, lo que significaría estar 7,5 horas enchufado para cargarla por completo. Ojo, no en un enchufe convencional (230 V y 10 A), donde tardaría más de un día. ¿Demasiado tiempo? En un enchufe trifásico de 11 kW necesitaría 5 horas para una carga completa y en una toma de 100 kW en media hora bastaría.

El nuevo Citroën ë-C4 también permite gestionar el alcance de la batería empleando los modos de conducción (en un mando en la consola, entre los asientos). Son tres, Eco, Normal y Sport y también influyen en las prestaciones del coche, que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanzar 150 km/h… usando el tercero de ellos.

Fabricado en España, en la factoría que PSA tiene en Villaverde (Madrid) puede elegirse con tres niveles de terminación incialmente. Habrá una cuarta (Live Pack), que será más económica pero que se incorpora más adelante.

Estos son algunos de los elementos principales de cada uno:

  • Live Pack: Ya hay elementos como sensor de luces y de seguridad activa, como el Active Safety Brake, reconocimiento de señales de tráfico, alerta de cambio involuntario de carrila, alerta de atención del conductor…
  • Feel: Ofrece climatizador bizona, ópticas principales y antiniebla con tecnología LED,  la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos, sensores de aparcamiento traseros o el ajuste lumbar del asiento del conductor. Es el que cuesta 32.400 €.
  • Feel Pack: Luce ya llantas de aleación de 18 pulgadas, los fabulosos asientos Advanced Comfort, cámara de visión trasera, Head-Up Display, sistema de navegación, soporte para tablet… Son 33.800 €.
  • Shine: A lo anterior suma los faros inteligentes SmartBeam, el cargador inalámbrico para teléfonos móviles compatibles, Active Safety Brake asistido por cámara más radar, reconocimiento extendido de señales de tráfico, ayuda al estacionamiento delantero, detector de vehículos en el ángulo muerto, Highway Driver Assist. Eleva la factura a los 35.100 €.

Fuente: Citroën

Galería de fotos:

Ver galeria (30 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta