ECOmove es una marca de vehículos danesa que a finales de este mismo año lanzará al mercado un modelo totalmente eléctrico y que ha bautizado como QBEAK. Se trata de un vehículo de estética peculiar y adaptado al mundo urbano gracias a sus compactas dimensiones y sobre todo a su sistema de propulsión eléctrico que garantiza una autonomía en este entorno de 300 kilómetros. ECOmove no ha desvelado sus precios, pero se habla de que será el eléctrico más barato del mercado, con permiso del “vallisoletano” Renault Twizy y del “vasco” Hiriko, que también está al caer, dos vehículos con el mismo enfoque urbano.

Se rumorea que su precio de partida arrancará en 15.000 euros. Por ese precio podemos adquirir un vehículo totalmente eléctrico con un estilo peculiar que cuenta con puertas laterales correderas, un techo panorámico y una carrocería de paneles de material plástico fácilmente intercambiables (algo similar al Smart Fortwo). Además estos paneles absorben mejor los pequeños impactos que se producen en ciudad y evitan acudir al taller cada poco.

El QBEAK mide apenas tres metros de largo, 1,75 de ancho y 1,63 de altura. Pero su habitáculo es realmente espacioso y configurable: se podrá solicitar con un interior entre una y seis plazas, distribuidas en dos filas de asientos (cual Fiat Multipla).

La plataforma que sustenta la carrocería de este ECOmove QBEAK se ha fabricado en material plástico, por lo que este pequeño vehículo apenas pesa 425 kilos, sin incluir las baterias, las cuales ubicadas en el doble fondo de su chasis para que no penalicen la habitabilidad. Estas baterias se distribuyen en cuatro modulos con una capacidad de 4,7 kWh cada uno, (28,2 kWh de capacidad total), muy superior a la de urbanos eléctricos como el Mitsubishi iMiev (16 kWh), el Renault Zoe (22 kWh) o un Think City son 24 kWh.

Sin embargo, el cliente podrá, como los asientos, adecuar el número de módulos según sus necesidades. Con todos colocados, la autonomía del QBEAK es de 300 kilómetros, quizá demasiados ya que para un uso urbano será preferible abaratar el precio del vehículo sacrificando algo de autonomía.

En cada rueda delantera cuenta con un motor eléctrico que proporciona 35,4 kW, por lo que de manera conjunta, su potencia es de 70,8 kW, unos 95 CV. Con semejante potencia y un peso ajustado, alcanza los 120 km/h de velocidad máxima (limitada). Aquí puedes verlo en vídeo:

Pero aquí no acaban todas las virtudes del QBEAK. ECOmove ya trabaja en una futura versión del QBEAK que cuenta con las mismas baterias y motores, pero que añade una pila de combustible para convertirlo en un vehículo de autonomía extendida, como el Volt o el Ampera. Esta pila de combustible no funcionará con hidrógeno, sino con biometanol un tipo de alcohol que se obtiene a partir de materia vegetal y de desechos de biomasa.

generará electricidad para cargar sus baterias a bordo. Esta pila de combustible estará refrigerada por aire y el calor residual que genera se utilizará para hacer funcionar el sistema de calefacción. Esta versión también contará con un pequeño depósito de carburante que aumentará la autonomía hasta los 800 kilómetros. Sus costes de fabricación deberían ser muy inferiores y será más fácil adaptar las estaciones de servicio actuales a este nuevo combustible. Además es menos exigente en materias de seguridad, pues no es tan volátil y no necesita almacenarse a presión.

Fuente: WCF
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta