Logo de Noticias Coches
BYD e3-Coche Autoescuela Manual (4)
Luis Blázquez

No será el coche eléctrico quien acabe con la caja de cambios manual, sino la seguridad

Si bien las tasas de aceptación para las transmisiones manuales siguen siendo altas, la caja de cambios elegida por la mayoría de los entusiastas se han tenido que enfrentar a un terrible futuro con la llegada del coche electrificado. Cada vez menos personas optan por comprar vehículos manuales, lo que ha llevado a que cada vez estén menos disponibles para su compra. Pero lo que acabará con ellas no será ni su poca oferta ni el coche de cero emisiones, si no por la tecnología de seguridad.

Un nuevo informe de Automotive News Canadá sugiere que, con la llegada de las asistencias de conducción, se puede acelerar la inminente muerte de las cajas de cambio manuales. El sistema de frenado automático(AEB) en particular, junto con otras características de seguridad activa, puede ser el último clavo en el ataúd para los cambios de palanca, que simplemente no funcionan o no se casan tan bien con esos sistemas como sus contrapartes automáticas. Y, a decir verdad, esto se veía venir desde hace algún tiempo.

La tecnología de seguridad exigida en los vehículos actuales y próximos es la última piedra de una larga lista de cambios en la industria automotriz que, probablemente, significará la perdición para las cajas de cambios manuales. Con la proliferación de coches eléctricos, así como la presencia cada vez mayor de tecnología de conducción autónoma, los automóviles que vienen equipados con un pedal de embrague representan un pequeño porcentaje de las ventas, mientras que, hasta hace no mucho, era justamente al contrario.

Antaño, los compradores pueden haber preferido los beneficios de rendimiento y economía de combustible de un manual frente a un automático. Pero la tecnología moderna ha sido la encargada de cerrar la brecha en ambas áreas, relegando efectivamente la caja de cambios manual a una característica de entusiasta. Porque, a momento presente, la caja automática es más eficaz y eficiente (y compleja) que su derivado de tres pedales, siendo igualmente más práctica y cómoda; es muy fácil acostumbrarse a no usar el pie izquierdo.

A pesar de esto, son varios los fabricantes que aún persisten en sus ofertas tradicionales. Sin embargo, el informe cuestiona cuánto tiempo continuarán estos ofreciendo una opción de transmisión manual cuando los sistemas de frenada autónoma (AEB) sean obligatorios. La mecánica de hacer que estos sistemas funcionen con transmisiones automáticas es mucho menos compleja que la de los vehículos manuales. Subaru, por ejemplo, ya no ofrece ningún modelo equipado con transmisión manual, más allá del BRZ.

Según la compañía, es debido a que sus vehículos con palanca de cambios no cuentan con un freno de estacionamiento electrónico, necesario para evitar el deslizamiento después de la activación del sistema AEB. Si bien la implementación de esta tecnología es técnicamente posible (Mazda opta por detener el vehículo si el embrague no está presionado), Subaru cita razones económicas para no hacerlo. Aún así, un portavoz de la marca dijo que la compañía sigue comprometida con ofrecer coches con un cambio manual.

Otro factor contribuyente que seguramente se mencionará en el obituario de la caja manual es la transición hacia las nuevas fuentes de energía. A menos que busques desarrollar un coche de autoescuela, instalar una transmisión manual en un eléctrico tiene poco sentido. Lo mismo ocurre con los híbridos. Incorporar un cambio manual a un tren motriz híbrido requiere de tecnología adicional, como un embrague electrónico que pueda garantizar un cambio perfecto entre la combustión interna y la energía eléctrica.

Por lo tanto, parecería inevitable que más fabricantes automotrices opten por no adaptar su última tecnología para incluir al pequeño grupo de entusiastas que les gusta agarrar un buen pomo. Para ese nicho, siempre existirá el mercado de ocasión y algunas opciones de corte deportivo tradicional, como bien puede ser el Mazda MX-5 o el mencionado Subaru BRZ, que en Europa llegará como Toyota GR 86.

Fuente: Automotive News Canada

  • estudio
  • seguridad
  • transmisión