La electrificación es el camino a seguir por la mayoría de fabricantes a día de hoy. Está en la hoja de ruta de prácticamente todos debido a la estricta normativa que obliga a rebajar las emisiones medias de CO2 en toda la gama. Y ahora es cuando se están tejiendo las estrategias a aplicar en los próximos años. Un ejemplo es que Subaru pretende electrificar toda su gama para 2030, dando el plazo de una década para que todos sus modelos tengan opción híbrida o eléctrica.

Actualmente el fabricante japonés ya ofrece un sistema de propulsión híbrido, el e-Boxer que está disponible en modelos como el Subaru XV o el Subaru Forester. Esto es posible gracias a la nueva plataforma Subaru Global Platform sobre la que se asientan la mayoría de sus ejemplares actuales. Eso hace posible que mantener dos de los pilares de la marca, las mecánicas bóxer y la tracción total AWD, a pesar de la actualización tecnológica.

Pero en el futuro la cosa irá a más y eso será posible gracias, en parte, a la recién estrenada alianza con Toyota. Ambas marcas van a colaborar para desarrollar conjuntamente una nueva plataforma para coches eléctricos. Los dos japoneses ya tienen híbridos actualmente, así que con este movimiento se asegurarían la parte 100 % eléctrica a medio plazo. El primer coche de esta unión será un SUV compacto y saldrá antes de 2025 según las últimas informaciones.

Y ese modelo será la punta de lanza, pues sobre esa plataforma llegarán otros. Si a eso sumamos los híbridos ya estaría esa buscada gama electrificada para la primera mitad de la próxima década. Subaru tiene mucha esperanza en estos avances y estima que para el año 2030 al menos el 40 % de sus ventas corresponderán a vehículos híbridos o eléctricos. Y mirando más a largo plazo, para 2050 el objetivo es haber reducido en un 90 % las emisiones de dióxido de carbono en comparación con los niveles de 2010.

Aunque no tenga que ver con la electrificación, Subaru también hizo hincapié en que quería un futuro más seguro para los usuarios de sus coches. Seguirán trabajando en la tecnología EyeSight para que durante la próxima década se reduzcan las muertes entre los ocupantes de sus vehículos a cero. Un objetivo algo utópico que tendremos que ver si llega a cumplirse.

Fuente: Subaru

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta