Logo de Noticias Coches
Polestar 2 produccion China – 3
Luis Blázquez

China ya tiene unos 300 fabricantes de coches eléctricos: ¿el nacimiento de un nuevo gigante?

China tiene “demasiados” fabricantes de automóviles eléctricos y el gobierno fomentará su consolidación. Eso es lo que recientemente ha dicho el ministro de Industria y Tecnología de la Información, Xiao Yaqing. Y no le falta razón, dado que la República Popular China cuenta ya con 300 fabricantes de coches eléctricos.

El país ha promovido fervientemente los vehículos ecológicos en los últimos años, de eso no cabe la menor duda; aunque sabemos que una cosa es lo limpio que es al conducirlo y otra  lo “limpio” que puede ser construirlo (aunque se va mejorando mucho en este aspecto). Con tantas marcas poblando el país más habitado del planeta, y ahora introduciéndose poco a poco en suelo europeo (tenemos los casos de MG, DFSK, Polestar o Lynk &Co) con altas expectativas, es comprensible que el Estado quiera “unificar fuerzas” y tenerlo todo bien estructurado.

“De cara al futuro, las marcas de coches eléctricos deberían crecer y fortalecerse. Tenemos demasiadas empresas de vehículos eléctricos en el mercado en este momento”, mencionó Xiao en una conferencia de prensa. A ello añadió que las empresas involucradas en el sector de la automoción completamente electrificada son, “en su mayoría, pequeñas y dispersas”. En otras palabras, se puede decir que el gobierno chino está elaborando medidas con la idea de controlar el exceso de capacidad mientras canaliza más recursos a centros de producción clave.

Desde 2010, Pekín alentó el desarrollo del sector ofreciendo atractivas exenciones fiscales para las empresas que ingresan al mercado y esquemas de subsidios para los clientes que se acababan haciendo con un coche eléctrico. Ahora, el gobierno sugiere que la naturaleza del mercado debería eliminar a las empresas más débiles. “El papel del mercado debe utilizarse plenamente, y alentamos los esfuerzos de fusión y reestructuración en el sector del coche eléctrico para aumentar aún más la concentración del mercado”, explicó Xiao.

Pekín ya ha reducido algunos de sus planes de subsidios, lo que ha obligado a los fabricantes a aumentar los precios de cara al público. Bloomberginforma que el gobierno creará nuevas regulaciones para estimular la consolidación. Según el medio estadounidense, la intención es abordar el problema de exceso de proveedores infrautilizados con unas tasas mínimas de tasa de utilización de la capacidad de producción para las marcas por provincia: si se cae por debajo de un umbral establecido, Pekín prohibirá al gobierno local dar luz verde a nuevas instalaciones de producción hasta que se cierre el déficit.

El año pasado, la tasa de utilización de la capacidad de producción nacional promedió el 53 %. Ahora, a pesar del auge del coche eléctrico, las compañías que los fabrican y cotizan en China son quizás los mejor posicionados para beneficiarse del impulso del gobierno para la consolidación del mercado, ya que las regulaciones más estrictas exprimen a las empresas más pequeñas con menos acceso al capital. Esto podría crear una oportunidad para que los jugadores bien financiados adquieran nuevos talentos y tecnología de empresas pequeñas.

La provincia de Jiangsu, ubicada al norte de Shanghái, por ejemplo, tiene aproximadamente 30 fabricantes, muchos de ellos ya están en quiebra. Asimismo, otras como NIO y Xpeng van a ampliar su producción, y Xiaomi tendrá su propio modelo de cuatro ruedas. Y más allá del aliento de China a que las marcas de coches eléctricos se consoliden, el Ministerio está tratando de abordar el problema de la escasez de suministro de chips semiconductores y, recientemente, multó a tres distribuidores de estos dispositivos automotrices por subir los precios.

Fuente: Bloomberg

  • China
  • coches eléctricos
  • Industria