Algo que siempre ha ido ligado al mundo de las carreras han sido los colores de los coches, siempre ligada a los patrocinadores de los equipos. Lo cierto es que ha habido grandes triunfadores cuyos diseños pasaron desapercibidos y también casos contrarios, Marti a pesar de no haber sido grandes campeones. Dejando los resultados aparte, aquí van algunas de las mejores decoraciones en el mundo de la competición que se han podido ver.

Martini Racing

Martini Racing cumple este año su 50 aniversario en competición. Ha estado en campeonatos tan importantes como la Fórmula 1, el Mundial de Rallyes, además de muchas pruebas de turismos. Sus coches siempre han podido ser reconocidos por las rayas azules, celestes y rojas sobre un fondo blanco. Algunos de los coches más recordados con esta decoración son de Porsche (la han llevado los 917, 936 o 911 Carrera RS) y por supuesto los Lancia (inolvidables los 037 y Delta Integrale).

Gulf

Gulf Oil es otro de los grandes hablando de decoraciones y de competición. Ganó popularidad de la mano del Ford GT40 cuando hicieron triplete en Le Mans pasando por encima de los Ferrari. También gracias a Steve McQueen que corría en dicho equipo en su película Le Mans de 1971. Otro de los coches más recordados es el exitoso Porsche 917. Cabe destacar que recientemente sus colores azul y naranja se han utilizado en el nuevo Ford GT Heritage Edition.

Jägermeister

El Jägermeister es una bebida alcohólica que parece haberse puesto de moda en los últimos años. Pero lo cierto es que la empresa data de la década de 1930 y que en los 70 comenzó a entrar en el mundo de la competición (Fórmula 1, DTM y Grupo C entre otros). Su intenso color naranja y el logotipo del ciervo han pasado a la historia en algunos modelos míticos como el Porsche 956 o el BMW M3 E30.

Rothmans

Aunque muchos no lo sepan, Rothmans se trata de una empresa tabacalera que también ha tenido una influencia importante en el mundo de la competición. Su actividad comenzó en los años 80 y ha tocado campeonatos de resistencia, rallyes y otros eventos. Dos de los más curiosos y recordados son los Porsche 959 y 911 SC/RS del Dakar. Sus franjas azules, doradas y rojas sobre el fondo blanco también pasó por el Porsche 956 o por el Opel Ascona 400 de Walter Röhrl.

John Player Special

La de John Player Special es otra de las decoraciones grabadas en la retina de muchos aficionados. No ha sido tan extendida como otras de la lista, la tabacalera apenas tuvo presencia en la Fórmula 1 de los 70 y en algunos campeonatos menores. Sin embargo, su color negro con letras doradas es más que reconocible y ganó popularidad gracias a Lotus, pues los coches de Colin Chapman (especialmente el 49 y el 72) lograron buenos resultados en competición.

‘Pink Pig’

Única y reconocible, esta decoración es fácilmente reconocible por todo el mundo. El Porsche 917/20 se trató de una evolución entre medias del 917K de cola corta y el 917LH de cola larga. El jefe de diseño, Anatole Lapine, dolido porque hubieran rechazado una propuesta anterior, decidió hacer una decoración muy sugerente. Utilizó un color rosa para la base del coche y lo marcó con unas líneas de despiece como si fuera un cerdo. De ahí surgieron nombres como “Pink Pig”, “Big Berta” o “Der Trüffeljäger von Zuffenhausen” (cazador de trufas de Zuffenhausen).

Renown

Esta decoración no fue muy utilizada, pero es bien recordada por muchos seguidores. Renown es una empresa japonesa dedicada al sector textil y decidió apoyar a un fabricante nacional como es Mazda a finales de los 80, principios de los 90. Comenzó su andadura con el Mazda 767B y la completó con el Mazda 787B que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1991. Sus colores naranja y verde son igual de recordados que el rugido del motor rotativo que rozaba las 10.500 revoluciones.

BMW Motorsport

BMW Motorsport (o BMW M) es la división deportiva de la marca alemana y la que se encarga de los modelos de competición. A lo largo de los años ha estado presente en muchos campeonatos de distinta índole y siempre ha estado caracterizado por sus rayas rojas, azul y celeste sobre una carrocería blanca. Uno de los coches más recordados es el BMW 3.0 CSL de competición, aunque hay que decir que se sigue utilizando en la actualidad.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta