La relación de Mercedes con Aston Martin viene de unos años atrás. La marca alemana contaba desde hace tiempo con una participación en la firma de Gaydon, cifrada en un nada despreciable 5 %. Sin embargo, las dos compañías han llegado a nuevos acuerdos de cooperación estratégica por los cuáles Mercedes obtendrá un 20 % de las acciones de Aston Martin. A cambio, los británicos podrán disponer de más tecnologías, concretamente las relacionadas con movilidad eléctrica.

Hasta el momento, habíamos podido ver como Aston Martin montaba en sus coches el motor V8 de Mercedes-AMG o los sistemas multimedia de la marca de la estrella. Ahora con la llegada del V6 híbrido propio de los de Gaydon, la colaboración se va a realizar en el ámbito de la electrificación, algo clave para el futuro. Parece que el experimento con el Aston Martin Rapide E, primer eléctrico de la marca, no fue suficiente y ahora se busca mejorar en este campo.

Por lo tanto, la parte importante del acuerdo es que Mercedes cederá a Aston Martin trenes de potencia electrificados y plataformas para hacer coches eléctricos. Es fácil imaginar un sistema de propulsión híbrido enchufable para montar en modelos como el Aston Martin DBX o que se ceda la arquitectura del futuro Mercedes EQS para que los británicos hagan una berlina eléctrica de altas prestaciones. De esta forma, se eliminan los costes y los riesgos que supondría para Aston invertir en este campo.

De esta forma, los lanzamientos hasta 2027 podrán llevar esta tecnología y eso permitirá que Aston Martin pueda crecer en volumen de ventas. El objetivo que se han propuesto es llegar a los 10.000 coches al año, con lo que se pondrían a la altura de otros rivales como Lamborghini o Ferrari. A nivel de ingresos, quieren obtener 2.000 millones de libras y un EBITDA de 500 millones de libras para 2024/2025. Con este acuerdo también se fija un gasto de capital de entre 250 y 300 millones de libras al año entre 2021 y 2025.

Para que Mercedes pueda tener el 20 % del accionariado de Aston Martin lo que se ha hecho es emitir 250 millones de nuevas acciones y también 259 millones de libras, que suponen un 13,5 % de bonos de cupón de segundo gravamen dividido con vencimiento en 2026. También se emiten 840 millones de libras en el principal agregado de los pagarés de primer gravamen con vencimiento en 2025. Por último, se comprometen 87 millones de libras con respecto a la línea de crédito renovable de la compañía y extensión del vencimiento hasta 2025.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta