La gran revolución en la gama compacta de Mercedes es el nuevo Clase A 2018. Poco a poco, el resto de modelos se irá también renovando, pero mientras llega ese momento, las mejoras llegan en forma de versión especial. Presentado en el Salón de Ginebra, el Mercedes CLA Shooting Brake Night Edition es el primer exponente de esta edición que también veremos en el CLA berlina, el Clase B y el GLA). Las ventas comenzarán en el mes de abril, si bien las primeras unidades llegan al mercado en junio.

Desde luego, la estética del compacto familiar mejorar muchísimo ya que en Daimler han decidido combinar el acabdo AMG Line en el exterior de la carrocería (más deportivo) y la Urban Line (más elegante) en el habitáculo, que suma también detalles en blanco que de otro modo serían negros.  Existirá además otro acabado con toques brillantes, el Night Edition Starlight, con una rejilla de radiador diamantada con pasadores en cromo y llantas de aleación ligera AMG de múltiples radios de alto brillo, pintadas en gris titanio.

Aunque en el stand del Salón de Ginebra el Mercedes CLA Shooting Brake Night Edition equipaba un motor 200 d Night Edition (con transmisión DCT), que anuncia un consumo combinado de 3,9 l / 100 km y unas bajísimas emisiones de CO2 de 101 g/km.

De entre los elementos de la terminación AMG Line del esterior destacamos el frontal, los umbrales de las puertas o el spoiler trasero. Es el primer modelo en ofrecer las llantas de 18 pulgadas AMG completamente negras, si bien pueden elegirse dentro del paquete Night opcional). Otras características incluyen los faros LED de alto rendimiento de serie y una insignia de edición en el ala.

Si echamos un vistazo al habitáculo, destacan los numerosos elementos con acentos blancos. Esto incluye los bordes de los cinturones de seguridad, las costuras superiores blancas en los asientos con tapizado en símil de cuero negro o el soporte del panel de instrumentos, en el mismo material. Hay costyras en contraste en este color también en reposabrazos, consola central, paneles de las puertas… a juego con los bordes de las salidas de aire e incluso las alfombrillas.

El Mercedes CLA Shooting Brake Night Edition supone en Alemania un sobrecoste de 2.650 euros (varía ligeramente en función del modelo) cuando lo comparamos con la línea de equipamiento Urban en la que se basa. Un precio mucho más ventajoso que elegir todos los elementos que incluye por separado.

Fuente: Daimler

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta