Mientras que en otras marcas se apuesta por versiones deportivas de los modelos familiares, véase la larga tradición de Audi (que acaba de volver a la carga con el impresionante RS 6 Avant), hay otras que tienen marginada a esta carrocería. Porque recientemente se ha confirmado que seguirá sin haber BMW M familiares debido a que prefieren centrar sus esfuerzos en otros segmentos de mayor demanda. Y claro, todos sabemos a lo que se refieren.

En BMW M se va a dar prioridad a los SUV por encima de otras carrocerías debido al gran porcentaje de ventas que están ocupando actualmente. Así lo afirmaba sin rodeos el propio jefe de la división deportiva M, Markus Flasch, en una entrevista reciente. A pesar de que pudieran tener buena acogida entre los clientes de algunos países europeos (como Austria, Suiza o Alemania), afirmó que son una empresa global y que no pueden lidiar con productos de ese tipo.

Es algo que se ha podido ver de sobra con los últimos lanzamientos de la marca. Los nuevos BMW X3 M y X4 M son más potentes y prestacionales que nunca gracias a esas versiones Competition que llegan hasta los 510 CV. Además, todavía están por llegar las versiones deportivas de los recién renovados BMW X5 y BMW X6. Por suerte también hay algún que otro M no SUV en el horizonte y es probablemente el más carismático de todos.

Tras ver la nueva generación de la Serie 3 se espera que el próximo BMW M3 sea un referente en el segmento. Se espera que llegue con el mismo motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros de los X3 y X4 M, mientras que podría llegar tanto con propulsión como con tracción total. En todo caso, seguiremos echando de menos a los familiares de BMW M, que alguna vez hemos visto en forma de prototipo como con el BMW M3 Touring Concept (E46) o la locura del BMW M5 Touring (E34) con motor V12 de McLaren F1.

Fuente: Car Magazine

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta