Parece que el futuro de la movilidad urbana son vehículos unipersonales como los patinetes eléctricos. Al aluvión de empresas que los alquilan se unen propuestas de las marcas de coches, como los que hemos visto de Peugeot, Skoda, MINI, Audi o SEAT. Ocupan poco espacio y no hacen ruido. Si no tenemos en cuenta la seguridad, parece que es la solución ideal para mantener limpio el aire de las ciudades.

Pero hete aquí que llega un estudio que dice que nada de eso. Para empezar, funcionan con baterías, lo que no significa que estén libres de emisiones. Además, tal y como indica un estudio, mucha gente los alquila para cubrir trayectos que antes solían realizar andando, por lo que se generan gases de efecto invernadero a priori innecesarios

En el sesudo análisis publicado por IOP Science, realizado por investigadores de la Universidad de carolina del Norte se pusieron a analizar las emisiones que incluye la fabricación, envío, recarga, recogida y colocación de los patinetes de alquiler. Estos son los resultados:

  • Producen más emisiones de gases de efecto invernadero por kilómetro y por pasajero que un autobús diésel estándar con muchos ocupantes, un ciclomotor eléctrico, una bicicleta eléctrica, una bicicleta normal o, por supuesto, un paseo.
  • Producen aproximadamente la mitad de las emisiones de un coche estándar, alrededor de 125 g/km de CO2 kilómetro en comparación con los casi 258 g/km.

La electricidad utilizada para recargar los patinetes apenas influye en estas cifras. El problema estriba en la extracción de materias primas y la fabricación. En el estudio se centraron en el Xiaomi M365, el que emplean empresas como Lime y Bird.

Pero es que, además, su vida útil es muy corta, lo que genera residuos que hay que gestionar. Se estima que dos años, pero no hay más que ver el estado de los mismos y el vandalismo para ver que no es en absoluto tan larga. De hecho, este análisis de la flota de Bird en Louisville, Kentucky (EE.UU.), señalaba que la flota original duró solo 28,8 días de media. Y en The Information leemos queen un documento a inversores Lime explicaba que los patinetes duran en torno a un mes.

Además (esto podemos verlo en España), existe una flota de vehículos que se mueven por la ciudad recogiendo los patinetes para volver a recargarlos… devolviéndolos más tarde a los puntos donde más fácil será que los recoja un usuario. El estudio indica que un 43% de las emisiones de los patinetes proviene de ahí… y también que usar coches eléctricos para esa función reduciría mucho las emisiones asociadas.

Aumentar la proporción de materiales reciclados en la fabricación y, sobre todo, ampliar su vida útil son claves. El estudio calcula que, si durase en realidad dos años en lugar de unas pocas semanas, se reducirían también un 30% las emisiones. Entonces sí que sería más limpio en la mayoría de ocasiones. Salvo que te propongas andar. No hay nada más ecológico que eso.

Más información: Estudio IOP Science

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta