Los coches han cambiado mucho en los últimos años, eso está claro. La tendencia actual es a ganar centímetros, siendo imposible comparar algunos modelos actuales con las que fueron sus primeras generaciones. El primer Volkswagen Golf estaba por debajo de los 4 metros y el actual ya está por 4,26 metros. Más notable es el caso del Honda Civic con una primera generación de apenas 3,55 metros y un actual que va por los 4,52 metros.

El SEAT 600 va por su 60 aniversario y en su época se convirtió en uno de los coches de referencia. En la actualidad la marca no tiene un modelo equivalente, pero de compararlo con alguno, ese sería el SEAT Mii. El microurbano se sitúa en un contexto totalmente diferente, pero nos sirve para ver algunas de las grandes diferencias entre épocas. Así ha cambiado el concepto, su forma de moverse y hasta cómo se fabrican.

Maletero

Aunque el SEAT 600 sirviese como coche familiar en la década de los 60, en la actualidad se quedaría corto en cuanto a espacio. Contaba con un maletero de apenas 68,5 litros, situado en la parte delantera debido a que el motor iba detrás. El actual SEAT Mii tiene un maletero de 238 litros de capacidad, el triple que el clásico, y va situado en la parte trasera como en la mayoría de coches.

Puertas

Las puertas también son completamente diferentes. El SEAT Mii se comercializa en dos versiones, una de tres puertas y otra de cinco puertas, pero en ambos casos se trata de puertas convencionales. En el caso del 600 tenemos unas puertas de apertura inversa, también conocidas como ‘tipo suicida’. Lo cierto es que hacían que su acceso fuera más fácil.

Seguridad

Era otra época y la seguridad no estaba a la orden del día como en la actualidad. De hecho, los primeros SEAT 600 no tenían ni cinturón ni reposacabezas, los pequeños asientos apenas cubrían el 40% del cuerpo. En el Mii se ha mejorado sustancialmente este hecho y ya incluye, por supuesto, los cinturones, cuatro airbags y otros sistemas más avanzados como la frenada automática de emergencia en ciudad.

Conducción

Otra diferencia importante sucede a la hora de conducir. La dirección ha evolucionado mucho en los últimos años. Se ha pasado de no tener ni dirección asistida en el SEAT 600 a incluir una dirección asistida electrohidráulica en el SEAT Mii para que las maniobras sean mucho más suaves. Del sistema de climatización actual tampoco se había oído hablar hacer 60 años, así que no quedaba otra que abrir las ventanillas.

Producción

Del SEAT 600 se hicieron más de 800.000 unidades entre 1957 y 1973. Tanto fue su éxito que al año de salir su producción se tuvo que multiplicar por seis. Aunque el SEAT Mii no haya tenido esta repercusión ni la popularidad, hay que comparar el proceso de fabricación de ambos. Para el clásico se empleaban más de 40 horas, mientras que el actual requiere apenas 16 horas a pesar de tener un montaje más complejo.

Consumos

El SEAT 600 cambió la movilidad de todo un país gracias a ser un modelo asequible y funcional. Las familias de clase media encontraron en él un aliado ideal para irse de viaje. El actual SEAT Mii tiene un concepto diferente y se posiciona como un microurbano que también puede realizar algún que otro viaje. Para ver el avance en la eficiencia de sus motores hay que ver como se ha pasado de un consumo medio de 7,8-8 l/100km en el 600 a los 4,5 litros que homologa el Mii.

Fuente – SEAT

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta