Acaba la Semana Santa y parece que la vuelta a la realidad (cambio de hora añadido) será tan o más dura que de costumbre. Sobre todo cuando leemos Autocar y nos encontramos con las declaraciones de James Muir, el máximo responsable de Seat, la marca española dentro del Grupo Volkswagen.

El mandamás de Sear apunta que la marca necesitaría duplicar sus ventas respecto a las registradas en 2012 para asegurarse un futuro a largo plazo. Seat vendió en 2012 en torno a las 320.000 unidades, lo que nos llevaría a pensar en un total de unas 640.000 matriculaciones para asegurar un futuro. Muir asegura que esa es la “cifra mínima para ser sostenible” y señala la necesidad de recuperar la inversión en el nuevo Seat León para lograr esta estabilidad.

Esta búsqueda de rentabilidad ha propiciado el lanzamiento de coches como el Seat León SC, el primero de tres puertas, al que seguirá el León ST, este con carrocería familiar. Parte principal del resurgir de Seat le corresponderá también al nuevo Seat Toledo, la berlina pequeña y, por supuesto al Seat Ibiza, gama a la que recientemente se acaba de añadir el Seat Ibiza Cupra y los acabados Tech.

Pero será difícil aumentar las ventas cuando el Exeo dejará de fabricarse este mismo verano y cuando los rumores también apuntan al cese de producción del Seat Altea, según se afirma en un artículo publicado por La Tribuna de Automoción. Claro que este modelo, que se fabrica en la línea 2 de Martorell, también podría sufrir un restyling y alargar un poco más su vida comercial. Ahora mismo se analiza si sería rentable. Es el modelo más veterano de la marca (su última actualización es de 2009), pero se sigue vendiendo bien (28.098 unidades, de las cuales algo más de 7.500 en España).

¿Qué otros modelos podrían llegar a producción? Siempre suenan los rumores de un próximo SUV (basado en el IBX Concept) y las grandes posibilidades de que el SUV pequeño del Grupo se fabrique en Martorell. Menos probable (o más lejana en el tiempo) se antoja la posibilidad de una berlina, basada en el espectacular Seat IBL Concept, para sustituir al Exeo.

Pero duplicar las ventas respecto a 2012 es solamente el principio. James Muir asegura que más adelante sería necesario alcanzar el millón de unidades vendidas para ser sostenibles. Esto supondría conseguir de parte del Grupo Volkswagen una mayor inversión para futuros modelos. Para lograrlo, sin duda debe echar el resto en la promoción de sus nuevos modelos en mercados como México, Rusia y China.

Seat sigue avanzando en su camino para regresar a los beneficios. El pasado año, registró unas pérdidas de 29,6 millones de euros, lo que representó una mejora de un 51% respecto a 2011, cuando se anotó 61,5 millones de euros. Los números rojos se han recortado por tercer ejercicio consecutivo.

Fuentes: Autocar, La Tribuna de Automoción

1 COMENTARIO

  1. Pero vamos a ver, si con la de canis y niñatos que hay con seat cupras, el leos, el ibiza fr y cupra, en mi ciudad caceres hay más de 20 fijo, y eso que es una ciudad pequeña, solo con que haya las mismas ventas en todas las ciudades de españa ya está más que justificado.

    No entiendo a este pais, que prefiere gastarse el dinero en un peugeot o renault que son franceses y no en seat, que es español o medio español y ofrece lo mismo o mejor. Despues nos quejaremos de que estamos en crisis y los franceses tienen mas que nosotros, si no paramos de comprar cosas francesas o alemanas. Yo apoyo a seat, de echo el primer coche que tuve fue un seat ibiza, lo primero que pensé es en recompensar a mi pais, no al vecino.

Deja una respuesta