Una de las vistas más apreciadas por los fanáticos del mundo del motor es la trasera. Sobre todo pasa en los superdeportivos por varios motivos: por sus formas sugerentes, porque es lo que queda cuando te adelanta y por esos llamativos tubos de escape. Ese punto siempre ha sido de los más sugerentes, quizá porque es el punto de conexión entre la mecánica y el exterior, quizá porque es capaz de regalar un sonido audible y sugerente.

Además, el escape es uno de los elementos que mayor personalización acepta. Porque esa salida con el silenciador puede adoptar todo tipo de formas e incluso puede ir colocada en diferentes lugares. Aunque lo más habitual es en la parte baja de la zaga, también lo hemos podido ver en el lateral del vehículo. Ahora vamos a hacer un repaso por algunos de los escapes más espectaculares que hayan sido montado en coches de producción.

McLaren Senna

El McLaren Senna es el vehículo británico de las “Ultimate Series” que rinde homenaje al piloto brasileño Ayrton Senna. El exterior destaca por su trabajada aerodinámica y también por esa triple salida de escape colocada en la parte superior de la zaga. Llama la atención que en Europa tenga este aspecto pero que en otros mercados llegue con solo dos salidas. ¿El motivo? Que en nuestro continente el sonido está más limitado

Apollo IE

El Apollo IE (o Intensa Emozione) es uno de esos superdeportivos recientes que ha sorprendido a todo el mundo por su aspecto extremo. En su carrocería todo son aristas y eso también se puede extrapolar al tubo de escape, que está rematado con tres salidas estrechas que están dispuestas formando una especie de triángulo. Igual de llamativo es que mantenga un V12 atmosférico de 6.3 litros y que ni siquiera pase desapercibido en las calles de Mónaco.

Lexus LFA

El Lexus LFA ha sido probablemente el modelo que más pasiones haya levantado en la marca japonesa. Por su excelso V10 atmosférico de 4.8 litros y por su inolvidable sonido. En ese apartado tenía mucho que decir la triple salida de escape que quedaba integrada en su difusor de fibra de carbono. Son tres orificios circulares dispuestos formando un triángulo (dos arriba y uno abajo) y conseguían ese alarido agudo y parecido a lo que hemos visto otras veces en coches de competición.

Mercedes-Benz SLR McLaren

El Mercedes-Benz SLR McLaren fue un vehículo de lo más llamativo. Concebido por la marca alemana y con una colaboración bastante notoria con la marca británica salía a la luz este peculiar superdeportivo con motor V8 de 5.5 litros y hasta 650 CV. Y decimos esto esto por particularidades como sus llantas (que no debían cambiarse de lado) o las salidas del tubo de escape situadas a ambos laterales, justo por detrás del eje delantero y bajo la toma de aire.

Porsche 918 Spyder

El Porsche 918 Spyder cumplió algunos hitos en la marca de Stuttgart. Fue su primer superdeportivo híbrido y en su momento llegó a batir el récord de Nürburgring. Lo conseguía con una mecánica V8 de 4.6 litros unida a dos motores eléctricos para alcanzar los 887 CV de potencia. Llamaban la atención sus dos grandes salidas de escape circulares montadas justo sobre el motor, sin apenas recorrido y quedando muy cerca de las cabezas de los ocupantes.

Pagani Zonda

El Pagani Zonda supuso un antes y un después para la firma de Horacio Pagani. El superdeportivo concebido de forma totalmente artesanal siempre ha destacado por su ingeniería y prestaciones. La mecánica V12 ha estado presente siempre en este modelo e incluso se mantiene en el Pagani Huayra. Para darle salida, se disponen cuatro tubos de escape con salidas circulares que forman un cuadrado en la zona central de la zaga. A veces han ido enclaustradas dentro de un círculo.

Lamborghini Sesto Elemento

El Lamborghini Sesto Elemento fue el vehículo con el que la marca de Sant’Agata hacía homenaje al carbono (sexto elemento de la tabla periódica). Un ejemplar muy limitado en el que la fibra de carbono es la principal protagonista, por lo que se consigue un peso inferior a la tonelada. El motor V10 de 5.2 litros montado en posición central contaba con dos salidas de escape triangulares que van parcialmente ocultas justo por debajo del alerón trasero, cerca de los pilares que lo sostentan.

TVR Sagaris

El TVR Sagaris es una rareza en sí misma, un modelo británico con un diseño muy llamativo y prácticamente concebido para la competición, sin apenas ayudas electrónicas. Su motor de seis cilindros en línea y 4.0 litros superaba los 400 CV de potencia e iba ligado a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Aunque una de sus partes más llamativas eran las dos salidas de escape que salían de la zaga apuntando hacia los laterales, quedando bastante cerca de las ruedas traseras.

Bonus Track – Trompeta de Mercedes F1

Aunque no se trate de un vehículo de producción, es indudable que lo que hizo Mercedes en la temporada 2014 de Fórmula 1 tenía que estar en la lista. En una época de dudas en la que se había pasado de los motores V8 a los V6 híbridos, había cierta polémica por el escaso sonido que emitían los monoplazas. La marca alemán decidió montar una especie de trompeta en el escape del coche de Nico Rosberg en unas pruebas en el Circuito de Montmeló. Lo cierto es que no terminaría funcionado demasiado bien.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta