Se cumplen los plazos del plan de Volkswagen para lanzar híbridos y eléctricos. Después de conocer en el Salón de Ginebra al nuevo Volkswagen e-Up!, el primer eléctrico de producción de la marca, ahora llega el turno del nuevo Volkswagen Jetta Hybrid, un modelo con tecnología híbrida que destaca por su eficiencia y rendimiento. Dispuesto a convertirse en referente, estará disponible en dos versiones, Hybrid y Hybrid Sport.

El Jetta Hybrid combina un motor de gasolina TSI 1.4 de 150 CV, con el motor eléctrico de 27 CV. La potencia conjunta de ambos es de 170 CV.  Así, realiza el 0-100 km/h en 8,6 segundos con un consumo medio de 4,1 litros/100 km y unas emisiones de 95 gramos de C02 por km. Es casi un 20% menos de consumo que otros coches similares de motor convecional y un 30% menos en tráfico urbano. Se combina con el cambio DSG de siete velocidades.

Además, el nuevo Jetta Hybrid puede circular con cero emisiones en modo puramente eléctrico pulsando un botón (a una velocidad máxima de 70 km/h y un máximo de dos kilómetros). Se trata del segundo híbrido de la marca, tras el Touareg Hybrid. La comercialización del Jetta Hybrid empezó en Norteamérica a finales de 2012, basado en el Volkswagen E-Lavida y ya cuenta con el récord de velocidad de un coche híbrido.

A todo ello, hay que añadirle un gran equipamiento que incluye entre otros la carrocería galvanizada, los faros antiniebla con luz de giro, las luces traseras tipo led, los distintitos sistemas electrónicos de asistencias y un equipamiento de seguridad propio de modelos de gama superior. Volkswagen ha querido aumentar el confort, además de con el ya de por sí silencioso TSI, con un nuevo sistema de escape, un parabrisas acústico y ventanas laterales delanteras reforzadas.

El interior es cómodo, amplio y con acabados de alta calidad, y cuenta con un equipamiento funcional en el que se encuentran la radio CD RCD 510 con pantalla táctil TFT, los sistemas Tempomat y de recuperación de la energía de frenado, el indicador de desgaste de las pastillas de freno o el sistema Climatronic bi-zona, entre otros.

La versión Jetta Hybrid Sport (Jetta Hybrid Highline en otros mercados) añade llantas de aleación Queensland o Buenos Aires con neumáticos de 225/17, ordenador de a bordo Premium, faros Bi-xenón con luz de día Led, biseles cromados de la rejilla de entrada de aire inferior y sistema de limpieza de faros.

El Jetta Hybrid sólo aumenta su peso en 100 kg a pesar de equipar el sistema de batería, hasta un peso total inferior a 1.500 kg. El Jetta Hybrid cambia al modo de propulsión eléctrico automáticamente (hasta 60 km/h) o mediante la pulsación de un botón (hasta 70 km/h). Para ello, el conductor activa la tecla E-Mode situada delante de la palanca de cambios en el margen derecho. Casi un tercio del ahorro del Jetta Hybrid se consigue gracias a la conducción eléctrica.

El Jetta Hybrid funciona sólo con el motor TSI durante conducción rápida y / o si la carga de la batería es baja. Se desconecta en el tráfico lento urbano, el conductor pisa el pedal del freno y la batería dispone de carga suficiente, se apaga el motor de gasolina del Volkswagen. Pero la calefacción, el climatizador y los sistemas de confort eléctricos, como, por ejemplo, el equipo de sonido, siguen funcionando. También se desconecta si el conductor levanta el pie del acelerador a altas velocidades (hasta 135 km/h), para eliminar las pérdidas del par de arrastre. Cuando se pisa el freno se activa el sistema de recuperación: se recoge la energía cinética generada y se transfiere a la batería en forma de corriente eléctrica.

Los instrumentos del Jetta Hybrid indican todos los modos de funcionamiento relevantes. El conductor puede obtener información a través del menú Hybrid, que muestra el modo de funcionamiento con un indicador del flujo de energía y su dirección mediante flechas. También indica el estado de carga de la batería y el Powermeter’ que indica el rendimiento relativo del motor eléctrico. El ‘ePowermeter’ sólo se activa en los modos de funcionamiento “conducción eléctrica”, “E Mode” y “Boost”.

El “Powermeter”, integrado en la parte izquierda de los instrumentos como pantalla multifunción en el lugar de cuentarrevoluciones, informa al conductor sobre el modo de funcionamiento actual del Jetta Hybrid:

  • Ready: conducción convencional.
  • Charge: recuperación de la energía de frenado.
  • Eco: conducción económica.
  • Boost: conducción combinada.
  • Off: conducción sólo con el motor de combustión TSI).
  • E-Mode: modo eléctrico seleccionado manualmente por el conductor (muestra también la conducción eléctrica automática).

El submenú Cero Emisiones representan porcentualmente como gráfica de barras el tiempo que se conduce en eléctrico. El intervalo de medición de cada barra es un minuto de conducción. Un valor de un 100 % significa que en el minuto de conducción correspondiente se ha conducido completamente libre de emisiones. El espacio de tiempo máximo observado es de 30 minutos.

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta