Hace unos días hablábamos de los planes de coches eléctricos del Grupo Volkswagen en China, donde acaba de presentar el E-Lavida. Allí destacaban la importancia del mercado asiático para el desarrollo de nuevos modelos limpios y, justo cuando pensábamos que los futuros Volkswagen eléctricos se estrenarían en China antes de llegar a Europa, van y presentan en Hanover un prototipo de taxi eléctrico, muy  interesante para las grandes ciudades.

Por fuera, el aspecto del Volkswagen Milano Taxi (así han bautizado al prototipo), puede que te suene, ya que deriva del VW e-Up! Concept, un prototipo también eléctrico, mostrado en el pasado Salón de Frankfurt 2009 (aunque hay a quien pueda recordarle un poco a aquellas furgonetas que los hippies usaban en los años 70…).

Diseñado por Klaus Bischoff y Walter de Silva, mide 3.73 metros de longitud, 1.60 metros de alto y 1.66 metros de ancho, unas dimensiones apropiadas para las ciudades congestionadas. En su frontal, tras un gran logo de VW, se sitúa el conector para poder efectuar la recarga eléctrica.

La principal característica de diseño es que sólo cuenta con una puerta trasera, con apertura deslizante hacia adelante y en el lado derecho, por donde entrarían los pasajeros. Parece un acceso muy cómodo gracias al enorme tamaño de la puerta y a su generosa apertura. Además, la enorme superficie acristalada y al techo panorámico permitirían observar todos los detalles de la ciudad por la que estemos transitando.

DB2010AU00435
Interior del Volkswagen Milano Taxi

Una vez dentro, en la parte delantera hay una única plaza destinada al conductor, mientras que el asiento del copiloto se destina para depositar objetos o maletas, pues no cuenta con maletero.

En la parte posterior aparece una pantalla táctil, mediante la que los pasajeros pueden controlar la temperatura para las plazas traseras, consultar diferente información (ruta o puntos de interés de la ciudad) o incluso pagar el servicio con tarjeta. El conductor también cuenta con un sistema similar para su uso, situado en la consola central.

Sobre el apartado técnico, Volkswagen no ha proporcionado demasiada información (como suele ser habitual en prototipos eléctricos de la marca germana). Su potencia máxima es de 85 kW, y puede suministrar una potencia de 50 kW de forma continua, esto es, unos 68 CV.

Las baterías de ion litio de 45 kWh pueden darle hasta 300 km de autonomía por recarga y Volkswagen afirma que con una sola hora de recarga alcanza el 80% del total de carga (esto me gustaría comprobarlo). Otra cosa muy interesante que dicen es que puede alcanzar una velocidad máxima de 120 Km/h, más que suficiente para su hábitat natural, la ciudad.

Resulta que el sector del taxi puede que sea uno de los primeros en sumarse al coche eléctrico, y de hecho Volkswagen no  es la primera marca que dirige sus primeros pasos en este sector, en el que exsiten casos como el experimento de Nissan con tres taxis en Tokio. Y es que, recordemos, cargar un coche eléctrico sólo cuesta 1,5 euros, suficiente para recorrer 100 km. Con las tarifas nocturnas podría resultar aún más barato, por lo que los taxistas estarán deseando enchufar sus vehículos y olvidarse de las gasolineras.

Fotos del nuevo taxi de Volkswagen:
Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta