Al Volkswagen Touareg nunca le ha faltado una opción mecánica cuanto menos interesante. En su primera iteración (2002-2010) había ofertas de gasolina de hasta 12 cilindros (W12) y diésel de hasta 10 (V10). Justo cuando parecía que esos días estaban contados, la firma de Wolfsburgo lo hizo una vez más y puso el V8 biturbo de gasóleo del grupo bajo su capó en 2019. Pero ahora sí que parece que se acabó lo que se daba, tal y como nos deja caer el Volkswagen Touareg V8 Last Edition.

Los tiempos cambian y los motores de gran cilindrada están desapareciendo poco a poco en una industria obligada a cumplir con la estricta normativa de emisiones, algo que especialmente está afectando a los motores diésel. La marcha definitiva del Touareg V8 TDI dejará como punta de lanza de la gama del SUV de gran tamaño de Volkswagen al recientemente aterrizado Touareg R, equipado con una mecánica híbrida enchufable que combina un V6 de gasolina de 3.0 litros y un motor eléctrico para ofrecer un 462 CV y 700 Nm. Pero veamos qué ofrece el nuevo modelo.

Esta edición especial contará con el mismo equipamiento base de un Touareg con el acabado R-Line y algunos distintivos especiales, contando de esta forma con un juego de aletas, un difusor trasero y manijas de las puertas teñidas en un color negro brillante y una insignia “Last Edition”, presente en los pilares B junto al número de serie dentro de las 400 unidades que se construirán. Estos detalles se combinarán con una carrocería que puede ir pintada en un tono Pure White, Malbec Red, Silicon Gray, Antimony Silver, Deep Black Pearl y Oryx White Pearl.

De forma opcional, el Volkswagen Touareg V8 Last Edition podrá contar con el paquete IQ.Light con faros Matrix LED y el Innovision Cockpit, un chasis adaptativo con estabilización activa de balanceo y unas llantas Suzuka de color negro de 21 pulgadas de diámetro. Cabe destacar que, aunque el hábitat natural de este enorme corossover serán las carreteras asfaltadas, es un hecho constatado que también es capaz de afrontar terrenos abruptos con ciertas garantías que no lo alejan demasiado de lo que podríamos considerar como un todoterreno “de los de verdad”.

La parte mecánica obviamente tiene un claro papel protagonista. Estamos antes un motor V8 de 4.0 litros doblemente turboalimentado que genera 421 CV de potencia y un par motor de 900 Nm, y todo ello se transmite a las cuatro ruedas a través de un sistema de tracción integral (4Motion) y una transmisión automática de doble embrague (DSG) de ocho velocidades. Con estos ingredientes, el que será el último Touareg con un corazón de más de seis cilindros podrá presumir de un 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

En cualquier caso, el Volkswagen Touareg V8 Last Edition estará limitado a cuatro centenares de ejemplares, todos ellos asignados ya a su mercado local, Alemania, y llegará a los concesionarios a finales de agosto con precios que comienzan en 104.361 euros; el Touareg V8 TDI normal con el equipamiento R-Line está disponible desde 92.201 euros. Es mucho dinero, pero básicamente coincide con lo que se pide por un Audi SQ8 TDI, su primo-hermano en, prácticamente, todos y cada uno de los aspectos, al igual que del Audi SQ7 TDI, el Porsche Cayenne y el Bentley Bentayga.

Fuente: Volkswagen

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta