Hemos probado docenas de SUV compactos en los últimos meses. Es algo obvio, ya que hablamos del segmento de moda, donde las marcas echan toda la carne en el asador. Y todos quieren diferenciarse, ofrecer un producto que se separe claramente de la competencia.

Hoy intenta cumplir esas expectativas el Citroën C5 Aircross. El SUV de PSA, muy similar en lo técnico a otros productos de PSA, está enfocado de una manera radicalmente diferente. Y eso lo ves en cuanto lo ves, No porque sea un diseño espectacular, te puede gustar más o menos, sino porque los responsables de diseño han conseguido hacer muy distintos en lo estético. El Peugeot 3008, Opel Grandland X o DS 7 Crossback, no se parecen… aunque compartan muchos elementos debido a que están realizados sobre la plataforma EMP2.

¿Qué hace a este C5 Aircross diferente a toda su competencia? Hemos recorrido casi 1.500 km con él para descubrirlo. Y te hacemos un adelanto: lo consigue. Acompáñanos y te lo contamos.

Exterior

El C5 Aircross es, posiblemente el SUV compacto con aspecto más desenfadado del mercado. Mientras todo el mundo apuesta por la robustez, aquí vemos volúmenes más fluidos y detalles muy originales, que lo emparentan con el C3 Aircross o el C4 Cactus.

Llaman la atención, nada más verlo, su capó tan elevado con estas zonas que se hunden, el pilar C en un color distinto que hace que parezca que tiene el techo flotante y, claro está los Airbumps.

Aquí en el frontal, como decíamos, muy elevado nos gusta cómo han unido los chevrones del logo de la marca con las ópticas. Son muy finas, una seña de identidad de la marca desde que el prototipo Technospace adelantó la estética del C4 Picasso (actual C4 SpaceTourer). Las altas son las luces diurnas (y los intermitentes) y abajo las ópticas principales, con tecnología Full LED, unidas ente sí por la parrilla.

En la parte baja tenemos unas protecciones plásticas. No es una de las alternativas de la categoría más enfocadas a una conducción off road, pero le dan un aire aventurero y protegen de los típicos roces de aparcamiento. En los extremos tenemos estas tomas de aire simuladas, que con el paquete Color hacen juego con otros detalles del coche y los antiniebla.

Cuando lo vemos desde el lateral vemos que esas protecciones plásticas recorren toda la parte inferior, integrándose con los Airbumps, que en esta parte baja resultan bastante más discretos que el el C4 Original, que los habían colocado en mitad de la puerta. Hacen juego con estas barras del techo.

Ahora toca hablar de medidas. El C5 Aircross mide 4,50 metros, tiene un tamaño más compacto del que parece a simple vista. Gran parte de esa distancia, 2,73 metros, corresponde a la distancia entre ejes, una medida clave para saber que dentro tendremos un espacio amplio. La altura libre al suelo es de 23 cm, una cifra que no está nada mal.

Hay detalles que denotan que estamos ante una versión muy equipada: Las llantas de 19 pulgadas, que en los acabados más económicos son de 17. También los cristales traseros oscurecidos o el marco cromado de todas las ventanilllas.

Pasemos ahora detrás. Tiene una serie de detalles que lo hacen muy original. Uno de ellos, estas ópticas, con tecnología LED y un diseño tridimensional que juegan con esas formas redondas que vemos en otras partes del coche. En la parte alta del portón tenemos un spoiler, con estas formas aerodinámicas y, ya si nos vamos hacia abajo vemos el final de las protecciones de plástico que sirve como paragolpes, con los catadióptricos.

Un par de detalles de esta zona. Una es esta zona de plástico negro brillante aquí de abajo, donde encontramos dos salidas de escape cromadas. El otro, estas formas qie imitan salidas de aire pero que sólo buscan darle un aspecto más deportivo.

Interior

Cuesta despegarse de los asientos Advanced Confort, son de serie en este acabado y su mullido es excepcional. No sujetan mucho, pero he viajado más de 1.400 km en dos días con ellos y ya me gustaría que los de mi coche fuesen así. ¿Algo que cambiaría? La ubicación del reposo lumbar, muy a desmano.

Por lo demás, el espacio es bueno y aunque los acabados no son lujosos, sí es vistoso y los ajustes entre las piezas son buenos, por lo general (los bordes de las bolsas de las puertas, por ejemplo, eran algo cortantes). La ergonomía, pues hay cosas bien y otras que, al menos a mi, no me gustan tanto.

Volante: Bien. Diseño simpático, pocos mandos pero claros. En este botón de la derecha eliges la visualización de la pantalla del cuadro de instrumentos, de 12,3 pulgadas y digital. Puedes elegir entre 5 modos de visualización: Personal, cuadrantes, navegación, mínimo y conducción. Para localizar información en ellos ya toca moverse con otro botón, en el mando del limpiaparabrisas.

También desde un mando satélite se manejan el control de crucero y el límite de velocidad, algo propio de PSA. Yo lo prefiero en el volante, pero te acostumbras rápido.

Consola central. Bien. El selector del cambio tiene buen tacto y queda a buena altura. Puedes ponerlo en modo manual, con lo cual subes y bajas de marcha con un toque, aunque tenemos levas tras el volante que hacen más cómoda esta función. Le acompaña el freno de estacionamiento eléctrico, dos botones de modos de conducción: Eco y Sport y el mando giratorio del sistema Grip Control que nos permite seleccionar entre varios modos en función del terreno que selecciones.

Sistema de infoentretenimiento: Mal. Es una pantalla táctil de 8 pulgadas que mejoró respecto a anteriores versiones, pero que está un poco por detrás de algunos competidores si hablamos de estructura de menús o gráficos. Eso lo percibes a la perfección con el navegador, sobre todo cuando usas Google Maps conectando el móvil, pues es compatible con Apple Carplay y Android Auto.

Lo que menos nos gusta es que integre funciones como el sistema de climatización. Con un mando físico es más sencillo controlar la temperatura o el caudal del aire, sin tener que moverse por la pantalla. Además, los botones son táctiles y, cuando tienes que poner una dirección en el navegador, por ejemplo, es sencillo tocar sin querer uno de esos botones y salirse de él.

Dos cosas más para terminar. Han pensado en el apartado práctico. Tenemos un lugar donde dejar el móvil, una guantera gigantesca, un cofre entre los asientos todavía más grande, que además está refrigerado y mantiene las bebidas frescas, perfecto para dejarlas después en estos reposabebidas.

Y por último, materiales. Se abusa del negro piano. Lo tenemos en el volante, en la pieza que rodea la pantalla y los aireadores, en la consola central y hasta en las puertas… Son zonas todas que se tocan mucho, y quedarán restos de grasa de los dedos y posibles arañazos. Y no nos han gustado los acabados algo cortantes en las bolsas de las puertas o en un hueco que encontramos a la izquierda el volante.

No, no nos hemos olvidado de las plazas traseras. Aquí el modelo es de los mejores para tres pasajeros gracias a sus asientos individuales. Los que van a los lados van algo más pegados a las ventanillas que en otros vehículos, pero el pasajero central agradecerá ese espacio extra y tener un túnel central poco invasivo… y no contar con un reposabrazos donde debe colocar su espalda, sino un asiento como el de sus amigos. Cuentan con salidas de aire, aquí al final del túnel central y una conexión USB.

¿Un pero? No poder contar con Isofix en el asiento central. Yo que tengo dos hijos tengo ese problema y a veces me gustaría poder colocar a los dos juntos y no condenar al adulto a ir en medio. Curioso que el asiento delantero, el del copiloto sí tenga ISofix. Otra pega menor es que las puertas no abren demasiado, si bien el acceso continúa siendo cómodo.

Maletero

Uno de los protagonistas del Citroën C5 Aircross es la zona de carga. Si eliges una unidad como esta, con el acabado más completo, dispones de portón eléctrico, que puedes abrir o bien desde el mando a distancia o pasando el pie por debajo.

Tiene 580 litros de capacidad, que es una cifra muy buena si tenemos en cuenta sus dimensiones exteriores. Pero ojo, que esta es la capacidad mínima. Los asientos traseros pueden moverse hacia delante unos 15 cm y de ese modo alcanza los 720 litros de capacidad. No hay SUV con un espacio mayor.

Además de ser grande tiene unas formas que lo hacen muy aprovechable. Contamos con ganchos para sujetar la carga, luz en un lateral junto a una toma de 12V y un piso que puede ubicarse a dos alturas. En la superior conseguimos que quede enrasado con el borde del maletero, algo que siempre facilita cargarlo. El borde de carga está a 75 cm del suelo, no muy alto.

Bajo el piso tenemos un espacio muy grande. ¿Cabría una rueda de repuesto? Pues sí. De hecho, Citroën la ofrece una de gaslleta, para un uso temporal, dentro del equipamiento opcional.

Cuando abatimos los respaldos de los asientos traseros, que están divididos de manera individidual, tenemos nada menos que 1.630 litros de capacidad. Esta operación hay que hacerla, como ves, desde el interior. Unos tiradores ahí detrás ahorrarían el esfuerzo.

Equipamiento

Citroën estructura la gama en cuatro niveles de acabado, que denomina, de menor a mayor dotación Start, Live, Feel y Shine. El más económico ya ofrece controles de tracción y estabilidad, ABS, EBD, TPMS,  airbags, asistente al arranque en pendiente, alerta de cambio de carril, aire acondicionado, control y limitador de velocidad, cierre con mando y espejos eléctricos. También frenada automática en ciudad, ordenador de viaje, aviso pre-colisión, detector de fatiga, luces diurnas por LED, lector de señales de tráfico, freno de mano eléctrico o la pantalla de 8 pulgadas, bluetooth y 2 USB.

Si eliges el Live dispondrás de llantas de aleación ligera, climatizador bizona, faros antiniebla con iluminación en curva, sensores de aparamiento traseros, asiento del conductor con reglaje lumbar, volante multifunción forrado en piel…

Personalmente miraría a partir del acabado Feel, pues incluye los asientos Advanced Confort y mejora el aspecto con las llantas de aleación de 19 pulgadas, barras de techo, cristales oscurecidos o la doble salida de escape. También ofrece el navegador, Apple CarPlay, Android Auto, cámara trasera, control por voz, sensores de aparcamiento delanteros, detector de objetos en ángulo muerto, acceso y arranque sin llave, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, cargador de móvil sin cables…

Nuestra unidad corresponde al acabado Shine, donde encuentras pedales de aluminio, cristales laminados, asientos calefactables, el portón trasero manos libres, sistema de aparcamiento asistido, control de crucero adaptativo, faros Full LED, Highway Driver Assist, SmartBeam y detector de fatiga.

El Citroën C5 Aircross 2019 parte de un precio de 21.550 euros, si bien la unidad que estamos probando se eleva hasta los 32.800 euros. En estas cifras incluimos el descuento promocional, pero has de añadir la rebaja que puedes encontrar en la concesión. Te recomendamos visitar nuestra sección de coches nuevos, donde los concesionarios oficiales de las marcas de toda España publican sus descuentos, para localizar la mejor oferta de Citroën C5 Aircross. También que veas nuestras ofertas para financiar el coche así como el comparador de seguros para dar con la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motor

Quizá la oferta mecánica es algo escasa si lo comparamos con algunas de las múltiples alternativas que hay en el mercado. Son pocas, pero más que suficientes para cubrir cualquier tipo de necesidad.

En diésel tenemos dos opciones. Por un lado el propulsor 1.5 BlueHDI de 130 CV con cambio manual o automático, y por otro el 2.0 BlueHDI de 180 CV, este último exclusivamente con la transmisión automática de ocho velocidades. Común en todas las mecánicas es el sistema Stop&Start.

En gasolina, el 1.2 e-THP de 130 CV y este 1.6 Puretech con 181 CV que va ligado con cambio automático de ocho velocidades. A quien puedan asustarle los consumos de un coche así de grande con un motor de gasolina, un dato: además de tener una mejor aceleración, que agradecerás en muchas ocasiones, es 110 kilogramos más ligero.

Se trata de un bloque de 1.598 cc y cuatro cilindros, sobrealimentado que entrega su potencia máxima a 5.500 rpm, con un par máximo de 250 Nm a partir de 250 Nm. Con él, el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y recuperar de 80 a 120 km/h en 6,7 segundos. La velocidad máxima es de 219 km/h y su consumo homologado de 7,4 l/100 km, con 166 g/km de emisiones de CO2 (según el ciclo WLTP).

La gama crece en breve con una variante híbrida enchufable con 225 CV y 60 kilómetros de autonomía, el C5 Aircross Hybrid, que ya ha llegado al DS 7 Crossback y al Peugeot 3008. Pero veamos cómo va con el gasolina más capaz.

Comportamiento

Cuando hace una década, no hay que remontarse más atrás, te hablaban de un coche de 180 CV y, casi obligatoriamente, a no ser que fuese un camión, era un coche prestacional. Pero a punto de comenzar  el siglo XXI 180 CV no indica que el coche sea precisamente deportivo. Mueve bien al coche, sobre todo a partir de las 2.000 rpm, no notas falta de potencia ni subiendo un puerto cargado, pero no persigue ser un coche de esos que te pega al asiento.

No, la liga del C5 Aircross es la comodidad. Y no miento si te digo que, si no la gana, está en posiciones Champion. El cambio de convertidor de par ayuda mucho en estas situaciones, es eficaz y suave en los cambios de relaciones. No es ruidosa ni transmite vibraciones al interior, acompañando las fuertes aceleraciones de un sonido muy agradable.

¿Por qué decimos que no es un coche deportivo? Pues porque no ayudan las suspensiones, pensadas para que los ocupantes vayan cómodos, incluso en zonas con el piso irregular, y porque la dirección se ha pensado más en maniobrar en ciudad sin tensiones quede informar de lo que pasa con los neumáticos. Así, cuando tomas una curva en una carretera secundaria los apoyos son algo más lentos. No hablamos de un coche inseguro, pues sus reacciones son nobles en todo momento, sino de un concepto que no persigue el dinamismo.

No hemos hablado todavía de los modos de conducción. Cambian la reactividad del acelerador, más perezoso en modo Eco y rápido en el Sport, así como la velocidad con la que la caja de cambios realiza los cambios.

Al tratarse de un SUV hemos de hacer hincapié en sus capacidades fuera del asfalto. Ayudan a moverse por caminos sus supensiones y los 204 mm de altura libre al suelo. También el sistema Grip Control, que ofrece varios modos de conducción para moverse por diferentes superficies (nieve, barro, ESP off…) que ayudan a salir de algún atoyadero, además de contar con un control de descenso de pendientes. Eso sí, si te mueves por esos entornos, equipa unos neumátios adecuados.

Y en cuanto a consumos, en nuestra prueba, acabamos consumiendo 8,2 l/100 km. Gran parte de los mismos por autovía, pero también hubo un par de días con bastante ciudad y no renunciamos a meternos en alguna carretera de montaña, siempre circulando a ritmos elevados, pero no eternamente en la zona roja del cuentavueltas.

Opinión coches.com

El Citroën C5 Aircross es un coche ideal para quien quiera viajar cómodo. Bueno, todo el mundo quiere viajar cómodo, dirás. Pues para esos quienes no busquen, además, altos pasos por curva y precisión milimétrica de la dirección, sino que prioricen el confort, deberían echar un ojo a este C5 Aircross.

Dos son sus bazas para conseguir esa excelencia en la comodidad, el sistema de suspensión con los amortiguadores progresivos y los asientos Advanced Confort. Sólo por estos últimos conviene echar un ojo a los dos acabados superiores, que además incluyen una completa dotación, con hasta 20 ayudas a la conducción.

Y, además cuentas con un diseño diferente al resto de SUV, tanto por dentro como por fuera. Y en un tamaño bastante contenido, que no por eso renuncia a un interior amplio y modular, con un maleteromás que capaz para viajar con la familia… y todo su equipaje.

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 CV EAT8
7.9 Nota
Lo mejor
  • Asientos cómodos y espacio interior notable, modular
  • Mecánica suave y capaz, gran confort de marcha
  • Diseño exterior e interior muy diferenciados
Lo peor
  • No es idóneo si buscas dinamismo
  • Exceso de negro piano en el interior
  • Manejo del sistema de infoentretemiento demasiado basado en la plantalla táctil
Diseño8
Habitabilidad8.5
Acabados7.5
Maletero8.5
Equipamiento8
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

Ver galeria (84 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta