Logo de Noticias Coches
Mercedes Citan Tourer prueba – 107.8
Pruebanoticias/
Luis Ramos Penabad

Mercedes Citan Tourer, a prueba: la navaja suiza de los alemanes de origen francés

Con todos vosotros, el Mercedes Citan Tourer. Se trata de la variante destinada al transporte de personas de la Mercedes Citan 2022, un vehículo comercial con un enfoque mucho más industrial, sin ventanillas laterales y con un equipamiento más básico.

El Mercedes Citan Tourer vendría a ser una alternativa a un monovolumen compacto, un segmento en el que no dejan de desaparecer integrantes desde hace años. Mercedes mantiene el Clase B en esta categoría… ¿dónde apunta el Citan Tourer entonces?

No es solo eso. También compartirá numerosos elementos del Citan Tourer el futuro Mercedes Clase T que llega este mismo 2022. Y por si fuesen pocos gallos en el corral, hay que añadir en la ecuación al Renault Kangoo. Y es que las marcas suelen compartir gastos en el desarrollo de furgonetas… como aquí los alemanes con la firma fancesa.

Su precio de partida, con este motor diésel, es de 26.640 euros. Notablemente más caro que un Kangoo con el mismo grupo propulsor. En esta prueba a fondo vamos a ver sus diferencias (hay más que un mero cambio de logo) y tratar de entender a quien puede compensar pagar el sobrecoste.

Exterior

Es el vehículo de entrada a la gama de Mercedes, el más barato entre los comerciales y los turismos. Por eso podemos entender que en el exterior no haya diferencias abismales respecto a un Kangoo, que solamente encarecería el producto. Eso sí, hay detalles que lo emparentan con otros Mercedes.

De este modo, en la parte delantera contamos con una parrilla con tiras hornizontales, donde no falta la enorme estrella de tres puntas, así como su réplica más pequeña sobre el capó.

La firma lumínica de las luces diurnas es similar a la de turismos de la marca con LED como los intermitentes, y puede tener las ópticas principales también con esta tecnología. En la parte baja hay otra toma de aire, flanqueada por luces antiniebla opcionales… que no puede tener el Kangoo en todos los acabados.

La vista lateral es la más parecida a la del Renault. Como es habitual en las furgoentas, formas cúbicas para maximizar el espacio interior y de carga. Me gustaría señalar dos detalles. Por un lado las llantas de 16 pulgadas (de serie son de 15) con un diseño que heredó del Mercedes Clase A. Por otro, las puertas laterales traseras correderas para facilitar el acceso.

Las dimensiones son similares a las del Kangoo. Mide 4.498 mm de longitud, por 1.859 mm de ancho y 1.811 mm de altura. A finales de 2022 llegará una segunda silueta, que se estira hasta los 4,92 metros y que puede contar con siete plazas.

Y detrás, poca diferenciación, más allá del nombre del modelo o el emblema de la marca en medio del portón que tiene un reborde superior como queriendo imitar a un alerón. Es posible equipar también una doble puerta de apertura lateral. Conserva los pilotos verticales de la variante comercial.

Interior

Si por fuera Mercedes fue algo escueta a la hora de distinguir su Citan del Kangoo, por dentro es otro cantar. Y es que, si eliges el acabado Pro más completo y algún detalle más puede asemejarse mucho a un turismo de la marca.

Lo vemos sobre todo en la tecnología. En posición central elevada preside el salpicadero una pantalla de 7 pulgadas con el sistema MBUX de la marca, compatible con Apple Carplay y Android Auto con cable y por supuesto con el asistente por voz que responde cuando dices “Hey Mercedes”.  Me ha gustado, y mucho, que cuente debajo con dos filas de botones físicos, si bien una ruleta es más intuitiva que el mando central empleado para el volumen.  

También es 100% Mercedes el volante. Es de tres radios y cuenta con los botones hápticos para moverse por los menús de la pantalla central, a la derecha, y el ordenador de a bordo del salpicadero, a la izquierda.

Por cierto, los relojes del cuadro y la pantalla no tienen nada que ver con los de Renault, mejores los de Mercedes a mi parecer. Muy práctica también la ruleta para el volumen y  es sencillo manejar el control de crucero o los asistentes a la conducción sin soltar el volante.

Un par de diferencias más respecto a la Kangoo. Por un lado los aireadores de la climatización, redondos en lugar de cuadrados en la Renault, y que hay un único mando satélite tras el volante. Integra intermitentes y limpiaparabrisas, mientras que las luces se quedan en un mando giratorio a la izquierda.

Similitudes con el Kangoo, pues los mandos de la climatización, fáciles de usar y que integran una pantalla en ellos o la posición de la palanca elevada.

También los huecos portaobjetos, que quizá son algo escasos. Contamos con una zona para dejar el móvil que puede tener carga inalámbrica, algo abajo, y un par de reposabebidas. El cofre central no es muy amplio. En lo alto puede tener un espacio de carga, opcional, para llevar algunas cosas.

Tenemos bastante amplitud y la posición de conducción me gusta particularmente, pues han conseguido que sea muy parecida a la de un turismo. El volante es regulable en altura, como el Kangoo, pero también en profundidad. Y los materiales, los habituales en un modelo que deriva de un comercial: plásticos duros pero que da sensación de bien construidos. Para lujos habrá que esperar a la Clase T.

Detrás se accede bien con las puertas laterales que dejan mucho espacio. Hay espacio para tres si bien la plaza central no cuenta con anclajes Isofix (curiosamente sí el delantero derecho).

Tenemos bandejas tras los asientos traseros con un hueco para dejar la bebida y los cristales de las ventanillas bajan por completo, un detalle de agradecer del que carecía, por ejemplo, el Volkswagen Caddy que probamos. Los asientos son cómodos pero no pueden reclinarse, algo que estaría bien. No faltan, eso sí, salidas para la climatización o diferentes tomas USB-C y de 12 V.

Maletero

El punto a favor de estos vehículos es su capacidad de carga. Anuncia 775 litros hasta el techo, una cifra sobresaliente pero no tenemos una red que pueda separar el maletero del habitáculo. Una pena. Hasta la bandeja, que se puede doblar a la mitad, son 520 litros, que no está nada mal. 

Es un espacio de formas muy regulares, fácil de aprovechar y con un borde de carga muy bajo que facilita subir las cosas. Tenemos ganchos para fijar la carga, perchas y un par de huecos en los laterales donde llevar los triángulos de emergencia, por ejemplo.

Si no usas la bandeja puedes guardarla tras los asientos traseros. Y, por supuesto, es posible abatir los respaldos de los asientos traseros. Divididos en dos partes asimétricas, queda un espacio prácticamente plano de 2.400 litros de capacidad. Además, se puede abatir el respaldo del acompañante delantero para llevar objetos más largos.

Equipamiento

El Citan Tourer se puede elegir con dos niveles de equipamiento, el Base y, como esta unidad probada, el Pro. Además de detalles como las llantas de 15 pulgadas (de 16 en nuestra unidad) o los paragolpes en color de la carrocería, que cambian (a mejor) el aspecto del coche, es interesante sobre todo la ganancia en tecnología.

Luego puedes también añadir más elementos de una completa lista de opcionales. Desde asientos delanteros calefactados como los que tenía nuestra unidad, climatizador bizona, el sistema MBUX con la pantalla central de 7 pulgadas que manejas desde el volante y con el reconocimiento por voz…

Este sistema, además de navegador, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto (en nuestra unidad con cable, puede ser inalámbrica como la superficie de recarga). Y quien desee más comodidades puede elegir freno de estacionamiento eléctrico, acceso y arranque sin llaves, sistema de aparcamiento semiautomático…

En seguridad no va mal servido, pero es interesante sumar los paquetes que suman funciones como frenada de emergencia con detección de tráfico transversal, alerta por cambio involuntario de carril, aviso de presencia de vehículos en el ángulo muerto, programador de velocidad activo… al nivel de los turismos de la marca, vamos.

El precio no es económico si juegas a configurar el Mercedes Citan Tourer en nuestra sección de coches nuevos, donde además encontrarás ofertas publicadas por concesionarios oficiales de la marca. Su precio de partida con la mecánica diésel que monta esta unidad es de 26.640 euros, una cifra algo elevada con el equipamiento básico. Puedes eso sí, unsar nuestras herramientas para financiar el coche para poder disfrutarlo pagando cómodamente a plazos.

Motor

En el apartado mecánico, el protagonismo en la gama inicial es para los motores gasolina y diésel. Y ojo, la Citan es el último proyecto de vehículo comercial con propulsores de combustión interna. Por un lado tenemos un bloque de gasolina para elegir, el Citan 113 con 131 CV de potencia y 240 Nm de par. A lo largo de 2022 llega también el Citan 110 con 102 CV y 200 Nm y una versión eléctrica, la eCitan con idéntica potencia y algo más de par motor. 

Y luego motores diésel basados en el OM608 de cuatro cilindros en línea y 1.461 cc. Ya está disponible el de acceso, el 108 CDI, con 75 CV y 230 Nm de par, pero solo se ofrece con la Citan Furgón. Por encima este 110 CDI de 95 CV.

Hasta que llegue el 112 CDI de 116 CV y 295 Nm de par será el motor de gasóleo más potente de la gama. Entrega su potencia máxima de 95 CV (70 kW) a 3.750 rpm y sus 260 Nm de par máximo a 260 Nm. Y homologa un consumo combinado de 5,3 l/100 km, más que interesante.

Comportamiento

Este tipo de vehículos los eligen habitualmente autónomos que precisan un todo en uno. Coche para trabajar entre semana, con buena capacidad de carga y familiar para los momentos lúdicos. Y así he usado yo la furgoneta durante la semana. Viajes diarios de trabajo, dentro y fuera de Madrid, un transporte de muebles y pellets, y una escapada de fin de semana con la familia.

Y como coche para para todo, convence. Es un coche que se mueve relativamente bien en ciudad, con una dirección suave y un buen radio de giro. Además la marca ha trabajado bastante en reducir los ruidos, empleando cristales más gruesos que en la anterior generación. La suspensión es bastante cómoda y, si bien no llega al nivel de refinamiento de un turismo o un SUV, convence en este sentido.

En cuanto al motor, esta versión de 95 CV diésel me parece más que de sobra para mover al coche con solvencia. Cuando viajas en autovía mantiene la velocidad sin problema y puede que en ciudad o carretera toque usar más el cambio que con el más potente, que conocimos en su presentación. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero a partir de las 2.000 rpm empuja bien y su funcionamiento es suave.

No esperes prestaciones de escándalo. Hay otros Mercedes para eso. Con este motor de 95 CV tarda nada menos que 15,5 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado, con una velocidad máxima modesta también, de 165 km/h.

No anda mucho, pero al menos, gasta poco. Estamos moviéndonos en el entorno de los 6 l/100 km. Le penaliza en exceso los recorridos urbanos, donde quizá un sistema de hibridación ligera podría ayudar, pero no está ni se le espera. 

Opinión coches.com

Después de pasar una semana con ella no podemos decir que el Mercedes Citan deje mal sabor de boca. Al contrario: me ha gustado mucho como vehículo familiar. Además del espacio interior para cinco o el buen maletero tiene soluciones que han gustado mucho a mis hijos, como las ventanillas que bajan por completo o las mesas plegables.

En marcha es cómodo y da sensación de seguridad al circular con él, sin llegar quizá a tener un tacto tan directo como, por ejemplo, el Volkswagen Caddy, preferible en mi opinión para quien guste de una conducción mucho más dinámica y parecida a la de un turismo. Eso sí, supera a los Peugeor Rifter y Citroën Berlingo.

Tecnológicamente también está por encima de los coches que Stellantis ha dejado de fabricar con motor de combustión o su gemelo, el Toyota Proace City Verso. Y también del Renault Kangoo. Será el Clase T el que lo mejore en materiales del interior, por ahora lo hace solamente en equipamiento. Son unos 2.600 de diferencia que se compensa con más dotación de serie y más  opciones que hay que pagar aparte.

Mercedes Citan Tourer 110 CDI
7.8Nota
Users0(0 votes)
Lo mejor
  • Puede tener mucha tecnología
  • Versatilidad máxima
  • Consumos bajos y pisar seguro
Lo peor
  • Precio elevado respecto a competidores
  • Faltan versiones con etiqueta ECO
  • Gran parte del equipamiento es opcional
Diseño8
Habitabilidad8.5
Acabados7.5
Maletero8
Equipamiento8
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio7
Tu opinión...Puntúa
Sort by:

Be the first to leave a review.

Verified

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Puntúa

Galería de fotos:

  • Mercedes
  • Mercedes Citan
  • monovolumen
  • vehículo comercial