Si hay una característica de la marca Volvo, esa es la fabricación de coches seguros, como pudimos comprobar hace bien poco en la prueba del Volvo V40. Sin embargo, quieren ir mucho más lejos, ya que su objetivo es acabar con los accidentes en 2020. Y para ello es imprescincible aumentar el desarrollo de los coches sin conductor, campo en el que la firma sueca tiene ya a los trenes de carretera del Plan SARTRE, probado ya en circunstancias de tráfico real.

Ahora, el siguiente paso de Volvo ha sido desarrollar un innovador sistema de aparcamiento autónomo. Se presentará a la prensa la próxima semana y es capaz de encontrar aparcamientos vacíos y aparcar en ellos sin necesidad de que el conductor esté en el interior del coche. No se trata solamente de comodidad. El prototipo de Volvo detecta y evita problemas con otros coches y peatones en el lugar de aparcamiento.

volvo self parking car 0

Está demostrado que las maniobras de aparcamiento son una tarea difícil para los europeos. De ahí que cada sistemas de aparcamiento automático sean una realidad. Y esto es solamente el principio, ya que las marcas premium van un poco más lejos. Conocíamos que los sistemas de aparcamiento autónomo que desarrollan Audi y Mercedes permitirían dejar el coche y que el vehículo se encargase solo de encontrar aparcamiento. Este sistema de Volvo es similar: el conductor simplemente conduce el vehículo hasta la entrada del parking y el coche se encarga de aparcar solo.

Esto es posible mediante la tecnología Vehicle 2 infraestructure. El conductor utiliza una aplicación de teléfono móvil para activar el aparcamiento autónomo y en ese momento ya puede abandonar el coche. El vehículo utiliza sensores para localizar y circular hasta una plaza de aparcamiento. Una vez que el coche ha encontrado una plaza envía una notificación al propietario, informando de que ha aparcado y de su ubicación.

 

Lo interesante es que Volvo combina la conducción autónoma con la detección y el frenado automático, para interactuar de forma segura con otros vehículos y peatones en el aparcamiento. La velocidad y el frenado se adaptan adaptado para integrarse sin problemas en el entorno de aparcamiento.

Para recuperar el vehículo, los propietarios pueden caminar hasta donde el coche ha aparcado o, con el teléfono móvil, avisar al coche de que, autónomamente, regrese al lugar donde lo ha dejado su propietario. Aunque el sistema es todavía conceptual, el vídeo a continuación demuestra que puede funcionar en situaciones del mundo real. De hecho, Volvo espera introducir las primeras características de dirección autónoma en el futuro Volvo XC90, que se dará a conocer a finales de 2014:

Fuente: Youtube Volvo Cars US
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta