Logo de Noticias Coches
Ford Focus ST Edition (1)
Luis Blázquez

El Ford Focus ST Edition es perfecto para los amantes de la conducción deportiva

El Ford Focus ya es de por sí un coche con una gran puesta a punto, ya sea con carrocería de cinco puertas tradicional o en formato familiar. Y si encima hablamos de la vertiente ST, todo mejora aún más gracias a su potente motor de 280 CV y a la calibración del chasis hecha por el equipo de Ford Performance. Sin embargo, no parece que la firma del óvalo azul vaya a presentar una versión RS en la cuarta generación del popular compacto. Sin embargo, sí está el Ford Focus ST Edition.

El nuevo modelo llegará a los clientes con una configuración de serie que ha sido ampliamente probada y desarrollada por Ford Performance, incluso en Nürburgring. Ajustado para optimizar el equilibrio y el control en las curvas mientras trabaja mano a mano con el enérgico motor, el chasis también ofrece a los conductores la flexibilidad de adaptar la suspensión a su estilo de conducción o a un entorno específico gracias a un nuevo juego de amortiguadores y muelles de tipo coiloverdesarrollado por el especialista KW Automotive.

El sistema de suspensión cuenta con carcasas de amortiguadores de acero inoxidable de doble tubo y muelles con recubrimiento de polvo, con un distintivo acabado Ford Performance Blue. La altura de conducción del Focus ST Edition se reduce 10 milímetros en la parte delantera y trasera en comparación con el Focus ST estándar, con un ajuste adicional de 20 mm disponible para el cliente. Además, las tasas de dureza de los muelles aumentan en más de un 50 %  con respecto al modelo del que deriva, lo que es ideal para circuito.

El conjunto ofrece 12 configuraciones de compresión (grado de movimiento del amortiguador hacia arriba permitido cuando la rueda hace contacto con un bache en el firme) y otras 16 para el rebote (velocidad a la que el amortiguador vuelve a su posición después de un movimiento hacia arriba), que brinda a los pilotos del Focus ST un grado de control mayor sobre superficies ratoneras. Por supuesto, viene con un documento técnico que proporciona las configuraciones de suspensión recomendadas para una variedad de condiciones.

Las ligeras llantas de aleación de 19 pulgadas equipadas de serie con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S reducen la masa no suspendida en un 10 % en cada esquina del coche. Las ruedas se construyen mediante un proceso de formación de flujo, que compacta la aleación de aluminio para retener la resistencia a la tracción y aumentar la resistencia a los golpes mientras se usa menos material. Capaces de seguir más eficazmente el perfil de las superficies de suelos más rugosos, estas llantas consiguen mejorar el agarre y las respuestas.

El motor de gasolina EcoBoost de 2.3 litros totalmente de aluminio emplea un turbocompresor de doble entrada (twin-scroll) de baja inercia junto con un sistema de escape y de admisión de aire optimizados para entregar 280 CV de potencia a 5.500 rpm y 420 Nm de par de 3.000 rpm a 4.000 rpm. La tecnología anti-lag, inspirada en el superdeportivo de la casa (Ford GT) y en la camioneta más potente disponible (F-150 Raptor) también ofrece una entrega de potencia aún más rápida en los modos de conducción “Sport” y “Track”.

La aceleración de 0 a 100 km/h necesita de 5,7 segundos y la velocidad punta es de 250 km/h. La única opción de caja de cambios para el Ford Focus ST Edition es una unidad manual de seis relaciones. Los conductores también pueden utilizar los modos de conducción para ajustar las características del diferencial electrónico (eLSD), la respuesta del acelerador, de la dirección y del control electrónico de estabilidad. En el modo “Track” dedicado proporciona las respuestas más nítidas y la mayor participación por parte del conductor.

Por último, la carrocería de cinco puertas del Focus ST Edition se beneficia de características y detalles exclusivos por dentro y por fuera. El inconfundible color exterior Azura Blue contrasta con los detalles en High Gloss Black de la parrilla superior, las aletas del parachoques delantero y las carcasas de los retrovisores exteriores, así como el alerón del techo trasero y el panel del difusor posterior. El panel del techo también luce un acabado en negro brillante que se queda complementado con unas insignias “ST” con un borde negro.

En el interior, los asientos deportivos Recaro de cuero parcial son de serie en el Ford Focus ST Edition, y están ribeteados con costuras azules Ford Performance, con el mismo efecto que se usa en el volante, la polaina de la palanca de cambios, las rodilleras de la consola central y las alfombrillas del suelo. El botón de arranque también muestra un acabado con letras rojas para, de nuevo, ir a juego con más logotipos “ST”. El resto del conjunto se mantiene intacto en comparación con el mundano Focus ST.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

  • compacto
  • Ford
  • Ford Focus