Logo de Noticias Coches
160607_Fiat_Classic-New-124-Spider_12
Luis Ramos Penabad

Por qué fracasó el Fiat 124 Spider (y el Mazda MX-5 sigue en la brecha)

Lo reconozco: soy un fan de los descapotables. Un tipo de coche casi extinto hoy en día, sobre todo las variantes más económicas del mercado. El último intento de lanzar uno fue el Fiat 124 Spider, que llegó en 2016 y en apenas tres años desapareció del mercado. 

El Fiata, como se le llamaba en algunos foros por compartir plataforma con el Mazda Miata («nuestro» MX-5), pasó sin pena ni gloria por el mercado español. Sus ventas nunca alcanzaron, ni de lejos, las del roadster japonés, y eso que sumamos las del Abarth 124 Spider (entre paréntesis en el cuadro a continuación):

AÑO

Ventas Fiat 124 Spider

Ventas Mazda MX-5

2021

237

2020

151

2019

141 (72)

589

2018

255 (169)

530

2017

248 (90)

592

2016

136 (37)

342

2015

202

Se trata de datos del mercado español, pero tampoco triunfó fuera de nuestras fronteras. Y eso que el coche tenía una base fabulosa y una gran historia detrás, pues el Fiat 124 Spider, había estado en venta dos décadas, desde 1966 hasta 1985, compartiendo base con el Alfa Romeo Spider.

¿Por qué un coche italiano con «pedigrí» no pudo continuar con el legado de sus antecesores? Pues porque no le han dejado. Tanto el Fiat 124 como el Alfa Romeo Spider de mediados de los sesenta eran unos roadsters de propulsión, entonces con diseño obra de Carrozzeria Pininfarina. Contaban con motores DOHC (doble árbol de levas en cabeza) y, lo más importante, fueron haciéndose mejoras poco a poco, ganando potencia sin dejar de ser eficientes… un detalle importante en plena crisis del petróleo.

El final del Fiat 124 Spider comenzó a principios de los 80, tras renombrar al modelo en honor a su carrocero. Luego haría lo mismo con su deportivo, en X 1/9 que pasó a honrar a Bertone. Esta estrategia de marketing no funcionó y ambos acabaron saliendo del mercado en la segunda mitad de los 80.

Si no puedes con el enemigo…

Fue en 1986 cuando Fiat se hizo con Alfa Romeo y se centró en esta marca para crear descapotable. Así se lanzaba la cuarta generación del Spider… pero había entonces un nuevo modelo en el mercado europeo, el Mazda MX-5 de primera generación, el Myara (NA). Era más eficiente, fiable y económico que el italiano, que empleaba la misma plataforma desde hacía casi tres décadas. El Spider, creado sobre la base del GTV (tracción delantera), ya no era lo mismo.

Así fue como 22 años después, en el Salón de Los Ángeles 2016, se presentaba el Fiat 124 Spider, creado sobre la base del Mazda MX-5 2015. Fue una sorpresa, ya que todo el mundo pensaba que la colaboración de los de Hiroshima iba a ser con Alfa Romeo, pero en realidad la jugada de Marchionne (CEO de FCA en aquella época) tenía sentido. Era más lógico un roadster asequible y dejar a Alfa con miras más altas. Tocaba compartir la línea de montaje nipona con el automóvil que lo llevó a la quiebra dos décadas antes.

Y no eran en absoluto coches iguales. Frente a la mecánica de aspiración natural del Miata, Fiat presentaba un 1.4 litros Multiair de 160 CV sobrealimentado. Y por encima el Abarth 124 Spider. Más potente, pero no demasiado para llevar al escorpión, pues se quedaba en 170 CV. Y no tenía ese sonido de escape tan característico de los Abarth (echa un ojo a esta prueba del Abarth 595 Competizione) que parecen coches de carreras. Era rápido, sí. Y eficaz. Pero no atronador (lo intentaron remediar luego… pero era tarde). Aún así, en España se vendió casi al mismo nivel que el Fiat… a pesar de que no era barato.

El pecado

Puedes tener un mal arranque en ventas, pero luego reaccionas y te ajustas a lo que demanda el mercado. Pero en un coche de bajo volumen, en una compañía con las cuentas tan ajustadas como FCA, era misión imposible. No se puso al día apenas. Mazda lanzó en 2017 el MX-5 RF (retractil Fastback), con techo duro retráctil para evocar una experiencia más similar a un targa. Algunos dirán que el Abarth 124 Spider GT podía tener un techo duro de fibra de carbono… pero entonces perdía las sensaciones cabrio. Más allá de las versiones especiales (como la del 70 aniversario), no recibió mejoras. El Fiata… aún menos.

Mazda también presentó varias ediciones especiales (casi una al año, además de la segunda carrocería) y ya en 2019 presentaba la puesta al día del modelo. El de acceso, el 1.5 de 131 CV no cambiaba, pero el 2.0 aumentaba su potencia máxima de 160 a 184 CV. El Abarth dejaba de tener sentido.

La historia del Mazda MX-5 ha superado ya a la del histórico Spider. Es el roadster más vendido del mundo gracias a que es divertido, relativamente asequible y, adem´ás, fiable. Un aspecto no menor, ya que la firma italiana arrastra un legado de problemáticas que lastran al final muchas ventas (en Estados Unidos les llaman Fix It Again Tony (arréglalo otra vez, Toni).

El Fiat 124 Spider no supo evolucionar para distanciarse de un modelo que lleva siendo el referente las últimas décadas. En ello influye la percepción de marca, algo que no se cambia en apenas cuatro años. Volver a ser percibido como algo especial. El Spider original ofrecía innovaciones me´canicas que en su época eran revolucionarias. Y un estilo, obra de Pininfarina, que lo hacía muy deseable. La última iteración carecía de alma… y eso, en un coche de disfrute, se acaba pagando.

Galería de fotos:

  • Fiat
  • Fiat 124 Spider
  • Industria