Tras haberos mostrado en la primera parte del artículo los modelos con los precios más impactantes que se han subastado en Arizona la semana pasada ahora, en esta segunda entrega, continuaremos con aquellos que, sin alcanzar cifras tan estratosféricas (si es que se puede decir eso tras desembolsar más de 1 millón de dólares por un coche…) también merecen una mención especial, pues son verdaderas joyas del automovilismo:

  • Mercedes-Benz 300 SL Roadster (1957) – $1,540,000

Gooding & Company. Nos encontramos, quizá, ante uno de los modelos más emblemáticos de la marca de la estrella. Si bien el mítico 300 SL Coupé (más conocido como Gullwing o “alas de gaviota”) era un heredero directo del SLR de competición, con un rendimiento inigualable para cualquier otro modelo de la época, esta versión Roadster tuvo mayor éxito comercial por su polivalencia y dinamismo, era casi el vehículo perfecto. De este último se construyeron 1.858 unidades en apenas seis años de vida y muy pocas de ellas (apenas 25) con un accesorio muy particular: las exclusivas llantas Rudge, que muestra la unidad subastada en Arizona.

  • Delahaye 135 MS Coupe by Figoni et Falaschi (1938) – $1,540,000

RM Auctions. Los carroceros franceses como Figoni et Falaschi, Saoutchik, Guilloré, Chapron, Pourtout y Franay revolucionaron el diseño de los automóviles de lujo en la década de los ´30 del siglo pasado. Estaban fascinados con la aerodinámica, menospreciado aparentemente las líneas rectas. Este Delahaye es un claro ejemplo de ello, siendo presentado por vez primera en el stand de Figoni et Falaschi en el Salón de París de 1938. Está animado por un propulsor de 6 cilindros en línea de 3.557 c.c. y 160 CV de potencia máxima.

  • Ferrari Enzo (2003) – $1,485,000

Gooding & Company. En el año 1998 la firma de Maranello comenzó la planificación de un nuevo superdeportivo de edición limitada con el que sustituir al F50. Debía ser, además, un digno heredero de los míticos 250 GTO, 288 GTO y F40, sirviendo de escaparate de la máxima innovación tecnológica heredada de los bólidos de competición de la Fórmula 1. Está propulsado por un motor V12 de 5.998 c.c. con inyección electrónica Bosch Motronic ME7, gracias a la cual se obtienen nada menos que 660 CV a 7.800 rpm. La caja de cambios es de tipo secuencial de 6 velocidades, accionadas por levas tras el volante. Equipaba, además, frenos carbocerámicos Brembo en sus ruedas de inmensas proporciones.

  • Duesenberg J Murphy LWB Custom Beverly Sedan (1934) – $1,430,000

Barrett-Jackson. Se trata de una de las 12 unidades existentes de tan singular vehículo, y casi con total seguridad la más elegante y mejor restaurada de entre los míticos Duesenberg. Cabe en este caso recordar la descripción más acertada que se conoce sobre dicho modelo: “un coche que combina el lujo, la elegancia, el estilo y la precisión mecánica de un Rolls-Royce y que posee la asombrosa aceleración y velocidad de un Bugatti”. No es de extrañar pues la alta cotización alcanzada.

  • Ferrari F50 (1995) – $1,375,000

Gooding & Company. Si antes hablábamos de su heredero, ahora le toca el turno a su predecesor en el “cargo” de máximo representante de la marca de deportivos italianos. Se presentó al público en la edición de 1994 del Salón del Automóvil de Ginebra, como un preámbulo a la celebración del 50º aniversario de Ferrari. Fue el primer superdeportivo de la firma equipado con un motor V12 derivado del empleado en años anteriores en la Fórmula 1, con una cilindrada de 4.698 c.c., inyección electrónica secuencial Bosch Motronic 2.7 con lo que conseguía entregar una potencia máxima de 520 CV a 8.000 rpm. La caja de cambios era de tipo manual con 6 velocidades y equipaba un diferencial de deslizamiento limitado. Esta era la unidad número 71 de un total de 349 ejemplares construidos.

  • Alfa Romeo 6C 1750 Series V Gran Sport (1932) – $1,375,000

Gooding & Company. Durante la década de los años ´20 del siglo pasado Alfa Romeo y Zagato colaboraron para construir algunos de los automóviles de carreras más espectaculares jamás creados. Fruto de esa contribución surgió este Alfa Romeo 6C 1750, que en un principio nació con un motor de 1.500 c.c. evolucionando posteriormente hasta los 1.752 c.c., siempre sobrealimentado por un compresor Roots, gracias al cual llegó a obtener una potencia máxima de 100 CV a 4.500 rpm. En total se construyeron menos de 400 unidades de este bello modelo.

  • Chrysler Diablo Concept Convertible (1956) – $1,375,000

Barrett-Jackson. Este modelo es uno de los más famosos concept-car creados por el mítico Director de Diseño de Chrysler, Virgil Exner Sr, en colaboración con el carrocero italiano Ghia. Sus formas singulares son el producto de un profundo estudio en el túnel de viento. A pesar de tratarse de un prototipo mostraba un exquisito cuidado por los detalles y contaba con un equipamiento nada usual, como dirección asistida, frenos potenciados, elevalunas eléctricos, capota eléctrica, antena eléctrica o aire acondicionado.

  • Shelby 289 Cobra (1965) – $1,320,000

Gooding & Company. El Shelby Cobra “original” es, de entre todos los deportivos construidos durante los años ´60, el que quizá ha logrado hacer mayor su leyenda. Esta maravilla diseñada por Carroll Shelby, y desarrollada por alguno de los más prestigiosos ingenieros de carreras del otro lado del Atlántico, fue decisiva para que Ford ejerciera su dominio en los circuitos internacionales durante la segunda mitad de dicha década (con permiso del 250 GTO de Ferrari).

  • Duesenberg Model J Tourster by Derham (1931) – $1,320,000

RM Auctions. De todos los Duesenberg creados por el diseñador Gordon Buehrig el Tourster era su favorito. Estos bellos modelos fueron construidos en exclusiva por la Derham Body Company en Rosemont, Illinois, una empresa que ya realizaba carruajes de caballos para la alta sociedad de Philadelphia desde el año 1880. La historia de este Duesenberg es muy curiosa, pues su primer propietario, Butler Hallanan, lo utilizaba muy a menudo en sus grandes viajes, incluida la “vieja” Europa. En estas circunstancias le sorprendió la Segunda Guerra Mundial en Italia y tuvo que regresar a toda prisa a su país natal sin su preciada joya, que quedó abandonada en el pajar de una villa, donde fue descubierto al final del conflicto por un militar estadounidense que se encargó de rescatarlo. Tras pasar por diversos propietarios y restauraciones ha llegado hasta esta subasta de Arizona.

  • Ferrari 275 GTB by Carrozzeria Scaglietti (1966) – $1,320,000

RM Auctions. Para muchos aficionados el Ferrari 275 GTB es considerado como “el último de los Ferrari clásicos”. Diseñado por Pininfarina y realizado por Scaglietti, el 275 GTB es algo más que un “cuerpo bonito”. Fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1964 como una evolución natural de los Ferrari 250 GT SWB Berlinetta y Lusso. Utilizaba un propulsor V12 de 3.86 c.c., alimentado por 3 carburadores Weber de doble cuerpo, que entregaba una potencia máxima de 280 CV. Además destacaba por la incorporación de una caja de cambios manual de 5 velocidades en disposición transaxle, suspensión independiente en ambos ejes o 4 frenos de disco. Solamente se construyeron 450 ejemplares.

  • Ferrari Enzo (2003) – $1,320,000

RM Auctions. Poco más podemos decir que no hayamos mencionado unas cuantas líneas más arriba sobre este espectacular modelo de la firma del “cavallino rampante” salvo destacar, una vez más, la fuerte competencia entre las diferentes casas de subastas presentes en Arizona que les ha llevado a presentar modelos de similares características, con cotizaciones muy parejas (hecho que ya vimos en las dos unidades que encabezan la primera parte de este artículo).

  • Plymouth Hemi “Cuda” Convertible (1971) – $1,320,000

Barrett-Jackson. En el año 1971 la batalla entre los muscle-car había llegado a su máximo apogeo. Fruto de ello es este Plymouth Hemi “Cuda” Convertible, uno de los modelos más bellos y poderosos de esta singular especie, que además destaca por su singularidad, ya que únicamente se construyeron 11 unidades. Pero si por algo llama la atención es por su poderoso motor HEMI V8 de 426 pulgadas cúbicas (6.977 cc), alimentado por 2 carburadores de 4 cuerpos, con una caja de cambios automática 727, Super Track Pack, o un eje trasero Dana 60. Características más que suficientes para considerarlo como uno de los muscle-car más deseables del mundo.

  • Ferrari 250 Europa Coupe by Carrozzeria Pininfarina (1954) – $1,017,500

RM Auctions. Este modelo fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1953, junto al 375 América, siendo el primer ejemplar de la firma italiana en utilizar la mítica nomenclatura 250, considerándose también como el primer Gran Turismo producido por Ferrari. A partir de entonces comenzaría una sólida relación con Pininfarina que perduraría durante muchos años. El motor era el legendario V12 a 60º, diseñado por Aurelio Lampredi, de 2.963 c.c. que entregaba una potencia máxima de 200 CV. La caja de cambios manual tenía solamente 4 velocidades, la suspensión delantera era de tipo independiente, mientras que la trasera estaba constituida por un eje rígido con ballestas semielípticas. Los frenos eran de tambor a las 4 ruedas. Un último aspecto que aumenta su valor radica en su singularidad pues únicamente se produjeron 16 unidades.

Finalmente, como dato curioso, destacaremos que el montante total desembolsado para adquirir estas 27 maravillas aquí mostradas asciende a un total de casi ¡¡65 millones de dólares!!

Vía | RM Auctions, Barrett-Jackson y Gooding & Company

Galería de imágenes:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta