No son pocos los mitos relacionados con el mundo del motor. Algunos son auténticos, pero muchos otros acaban por ser desmontados. Mitos de formas de engañar a los radares, sobre los beneficios de conducir en punto muerto o sobre cómo robar un coche con una simple moneda. Intentemos salir de dudas sobre la veracidad de la creencia popular de que los Citroën se mueven con tres ruedas.

Respecto a la marca francesa, ya nos encargamos de descubrir si su mítico 2CV era imposible de volcar, algo que no es del todo cierto. Hoy le toca el turno a otra de las características históricas de Citroën: su suspensión hidroneumática. ¿Es cierto que permitía a los coches seguir circulando hasta con tres ruedas?

¿Se pueden mover los Citroën con tres ruedas?

Es por todos conocido el sistema de suspensión hidroneumática de la marca francesa. Citroën lo empezó a usar en 1954, en el Traction Avant 15 Six H, pero lo perfeccionó al año siguiente en el DS 19. Desde entonces, Citroën se convirtió en una auténtica referencia en el campo de la suspensión, con este sistema tan alabado pero que también presentaba ciertos inconvenientes. De hecho, en 2017 se produjo el último modelo con esta suspensión, ya que su demanda había bajado debido, en parte, a su alto precio. Para el recuerdo dejó al Citroën Xantia, el coche más rápido de la historia en la prueba del alce gracias a esta suspensión.

los Citroën se mueven con tres ruedas

El DS montaba amortiguadores independientes en cada rueda, que se alimentaban por aceite a presión y gas. De esta manera, se conseguía mantener una gran estabilidad respecto al suelo. Esto permitía que en las peores situaciones el coche siguiera funcionando con total seguridad. Incluso con una rueda pinchada o, directamente, sin rueda. Esto permitió salvar la vida al presidente de Francia Charles de Gaulle cuando fue víctima de un atentado terrorista.

La suspensión de algunos de los vehículos que fue sacando Citroën con el sistema hidroneumático podía incluso modificarse con una palanca. El coche contaba con distintos niveles que permitían elevar el coche. Esto servía, por ejemplo, para cambiar una rueda elevando el coche de este modo y situando un objeto debajo, sin necesidad de hacer trabajar al gato neumático.

Esto es lo que permitía a los Citroën con suspensión hidroneumática circular con tan solo tres ruedas. En efecto, el mito se ha confirmado como real. Es lo que podemos observar en distintos vídeos de propietarios que ponen a prueba el mecanismo. Si bien hay otras personas que niegan la mayor y hablan de montaje.

El DS y el GS son los dos coches que se han asociado principalmente a la creencia de que podían circular con tres ruedas, pero lo cierto es que otros como el Xantia, el XM o el C5 también podían hacerlo. Eso sí, a diferencia de los primeros modelos, los más recientes encontraban ciertos impedimentos. Mientras que modelos como el GS o el DS se podían mover a cualquier velocidad en los distintos niveles de suspensión, los más modernos solo podían seleccionar las posiciones elevadas a velocidades muy reducidas.

En definitiva, con ciertas particularidades y excepciones, podemos decir que sí, que los Citroën se mueven con tres ruedas. Aun así, esperemos nunca tener que hacerlo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta