Mercedes-Benz ha ofrecido una primera visión oficial de cómo será el CLS de nueva generación antes de su llegada oficial al Salón del Automóvil de Los Ángeles a finales de este mes. La marca ha querido darnos una idea de lo que será el nuevo modelo, sustituto del Mercedes CLS 2015 (una actualización del modelo lanzado en 2011) a través de dos imágenes en las que podemos ver el frontal del vehículo y el panel de instrumentos del interior.

En una de las imágenes muestra el frontal del que será el principal rival del Audi A7 Sportback 2018 y del Porsche Panamera 2017, con nuevos faros LED con luces diurnas en forma de L en la parte superior e inferior de las ópticas.

En el segundo teaser lanzado por la marca podemos apreciar el interior, con rasgos similares Mercedes Clase E y el Clase S 2018, aunque con un diseño más elaborado en fibra de carbono.

Varias fuentes aseguran que el CLS ha crecido más allá de los 4940 mm de longitud, 1880 mm de ancho y 1420 mm de altura del actual modelo que ha estado en venta desde 2010. El exterior está diseñado en aluminio, incluido el capó, los guardabarros y el maletero.

Hace unos días, el líder de proyecto del CLS, Michael Kelz hizo unas declaraciones en las que aseguraba que la principal novedad sería la modificación de la parte trasera del vehículo. “”El gran desafío es la parte trasera inclinada, que sigue siendo una característica clave del diseño. Para proporcionar un equilibrio adecuado entre estabilidad y resistencia, hemos incorporado algunas soluciones aerodinámicas especiales dentro del bastidor” dijo Kelz.

Solo faltan unos días para conocer al completo cómo será el nuevo mercedes CLS, pero todo apunta a que será un diseño completamente renovado.

Fuente: Daimler
Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta