Al final de la primera mitad de 2013, el Grupo Toyota ha conservado el liderazgo de las ventas de coches mundiales.  A pesar de que pierde un 1,2% de volumen respecto al mismo período del año pasado, ha alcanzado los 4.910.000 de unidades vendidas, cifra que incluye a las filiales Daihatsu y Hino Motors. Son 36.704 unidades menos que en el ejercicio anterior, una diferencia mínima.

Cuando hace dos semanas General Motors (GM) difundía sus resultados parecía que los chicos de Detroit podrían poner en jaque al gigante japonés. Finalmente no ha sido así, pero por bien poco, ya que los americanos cerraron el primer semestre de 2013 con 4,85 millones de unidades vendidas. Apenas hay 60.000 coches de diferencia y la brecha entre los dos primeros se erosiona gradualmente, ya que el en primer trimestre GM estaba a una distancia de 65.000 unidades.

Pero el tercero en discorda, el Grupo Volkswagen, podría también luchar hasta el último minuto por la supremacía mundial en la venta de coches. Los de Wolfsburg han presentado el primer semestre una cifra de 4,7 millones de vehículos vendidos, por lo que su carrera por ser el primer fabricante mundial podría llegar mucho antes de la fecha que habían fijado, en el horizonte de 2018.

¿Qué podría inclinar la balanza a favor de GM o Volkswagen en la segunda mitad del año? Hoy por hoy, el mercado clave es China. En el país de la Gran Muralla, GM y VW han estado peleando por el liderazgo, con unos volúmenes de ventas que en Toyota no pueden ni siquiera soñar. Además, la casa japonesa siempre tiene que enfrentarse a la hostilidad de los consumidores chinos hacia los productos japoneses desde la disputa entre Pekín y Tokio por las islas del Pacífico.

Además, la primacía mundial de Toyota es inestable. La compañía de Nagoya recuperó en 2012 el liderazgo, que en 2011 le arrebató GM debido al terremoto y tsunami en Japón (tras una recuperación espectacular). GM había sido el líder indiscutible durante 77 años hasta 2008. Pero la posibilidad de desbancar a Toyota es real, como se muestra en los datos del segundo trimestre individual.

Resulta que, de abril a junio, y por primera vez en los últimos seis trimestres, GM fue el mejor con 2,49 millones de vehículos en comparación con 2,48 millones de Toyota y los 2,39 millones de Volswagen. Eso sí, Toyota puede sacar pecho con sus beneficios en este período. Ganó 4.230 millones de euros en el segundo trimestre del año (primer trimestre contable de 2013 para los nipones, que arrancan libros contables en el mes de abril).

Ahora solamente es cuestión de esperar y ver quién será el primer fabricante que haga diez millones de vehículos en un año. Toyota también ha revelado la cifra de medio año de producción. Se montaron 5.050.000 unidades, un 3,7% más. Es la que tiene más papeletas de conseguirlo. De ellos, 2,18 millones fueron en Japón y 2,88 millones en el extranjero. pero GM y Volkswagen, que tiene visos de ser la nueva General Motors, no se rendirán fácilmente.

Fuentes: Toyota, GM, Volkswagen

1 COMENTARIO

Deja una respuesta