Cuando uno piensa en el buque insignia de una marca se imagina una berlina lujosa o un SUV portentoso. Y luego está Fiat. En 2007 apostó todo al lanzamiento del Fiat 500. El regreso de un coche histórico que ha liderado desde entonces las ventas de coches pequeños en Europa.

El 4 de julio de 2007 (justo 50 años después del lanzamiento del 500 original) asistí a la que sin duda ha sido la presentación de un coche más fastuosa que he vivido. Sobre el rio Po la marca organizó un espectáculo maravilloso, con miles de invitados, dirigido por Marco Balich, con varias ceremonias de apertura y clausura de JJOO en su haber. Y había museos abiertos toda la noche, exposiciones. Una ciudad volcada con el 500.

No fueron fuegos de artificio. Bueno, sí literalmente, pero se logró lo que se buscaba. Enamorar a la gente de ese pequeño modelo. Un dato: Las tres semanas despacharon 58.000 unidades, lo que pensaban vender en un año.

Habíamos probado un 500 con dos cilindros, un 500 con cuatro cilindros… Y ahora toca conducir uno con tres apoyados por una pequeña unidad eléctrica. Casi con total seguridad será el último 500 con un motor de combustión, pues ya está en venta el 500 eléctrico. Y no queríamos perdérnoslo, claro:

Exterior

El 500 es uno de los coches más reconocibles del mercado. El diseño de Roberto Giolito cautivó desde un principio. De ahí que, cuando tocó la puesta al día en 2015, apenas se tocaron cosas. Y sigue siendo igual, con una personalidad irrepetible.

Mide 3.571 mm de longitud, por 1.627 de ancho y 1.488 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.300 mm, los voladizos son muy cortos. Podemos hablar de rasgos que le hacen tener ese carácter simpático, como el bigote, o los faros redondos, con las luces diurnas con tecnología LED formando un aro.

Y como siempre, es muy posible personalizar el coche. Contamos con una unidad del acabado Launch Edition, que es el más equipado y completo. Eso nos aporta detalles como la parrilla delantera en negro, faros principales oscurecidos.

Ya en el lateral vemos las llantas de 16 pulgadas multirradio y diamantadas, molduras en cromo satinado o el logo H formada por dos hojas en el pilar B al que se suma la denominación Hybrid en el portón trasero. Sin olvidarnos del espectacular color Verde Rugiada de la carrocería, que personalmente me gustó mucho y que según la marca, imita el color de la lluvia cuando cae sobre el césped.

Interior

No hay tampoco cambios destacables en el interior, tan solo matices. Eso nos deja con unas plazas delanteras bastante amplias habida cuenta del tamaño del coche. Eso sí, la posición de conducción es bastante erguida y como el volante carece de regulaciones en profundidad, tan sólo en altura, es posible que algunos conductores no se sientan del todo cómodos. En estos casos, la misma recomendación de siempre: subirse al coche antes de hacer la compra.

Los materiales son sencillos, pero el diseño del coche esconde parte de esa carencia y el resultado es vistoso. Sobre todo si, como en esta unidad, el salpicadero va en el color de la carrocería. Me han gustado los ajustes del coche probado, los recordaba algo peores y, sin embargo, el ensamblado era notable entre todas las piezas.  

Los asientos de este acabado son especiales. Se trata de una tapicería realizada por Seaqual a partir de plásticos reciclados, de los cuales un 10% se hab rescatado del mar. Son asientos correctos para un uso urbano y el único pero lo encontrarán los ocupantes más altos, pues la banqueta es algo corta.

 

En el apartado de infoentretenimiento, contamos con una pantalla con el sistema Unconnect de buen funcionamiento pero que quizás sus gráficos resultan algo anticuados a estas alturas de siglo. Se complementa con una pantalla para la instrumentación, a color, que resulta vistosa y que muestra de manera clara muchos datos.

Las plazas traseras son justas. La mayoría de rivales en el segmento han apostado por carrocerías de cinco puertas, pero el 500 se han mantenido fiel al legado del original. Eso  hace que el acceso no sea el más cómodo del mundo. Dentro, el espacio para las piernas es correcto (siempre para las dimensiones del vehículo) y vemos más limitado el espacio para las cabezas de los dos ocupantes. 

Maletero

No hay cambio alguno en la capacidad del maletero. Obviamente, es pequeño, pero suficiente para cargar con una compra o una escapada de fin de semana. Son 185 litros de capacidad y los remates son los habituales de un coche de este segmento. El borde de carga cuenta tiene un resalto que complica un poco sacar objetos pesados.

Es posible abatir los asientos por separado, en una relación 50/50. Se gana espacio con esta operación, pero la superficie resultante no es totalmente plana.

Equipamiento

La verdad es que si eliges el Fiat 500 Hybrid con el acabado Launch Edition va sobradamente equipado. Además de los detalles exteriores que ya hemos mencionado cuenta de serie con el cuadro de instrumentos de 7 pulgadas, pantalla central de 7 pulgadas con el sistema Uconnect Access Via Mobile, volante multifunción forrado en piel, climatizador, control de crucero y limitador de velocidad….

Eso deja al coche con un precio de 18.950 € sin promociones. Una tarifa propia de coches más grandes, caso de utilitarios… o incluso compactos si hablamos de un nivel de potencia similar.

Y ojo, que si quieres detalles como la pintura Verde Rugiada tendrás que pagarlos aparte (450 €). O el Pack City con sensores de lluvia y luces o de aparcamiento trasero (350 €, en el acabado más completo creemos que deberían ser de serie.

El sistema de audio Beats también implica pagar un extra de 550 €, y si quieres navegador hay que pasar por caja, al igual que si deseas un techo solar practicable (400 €) o las lunas traseras tintadas (incluidas en el Pack Style junto a molduras cromadas laterales y sobre el capó).

Es posible también encontrar el Fiat 500 Hybrid más barato, si lo eliges en los niveles de acabado Pop, Lounge, Sport, Star y Rockstar (de menor a mayor dotación). El precio de partida, sin descuentos, es de 15.650 euros, sin descuentos. ¿Qué quieres el Fiat 500C, la variante cabrio? Cuesta 2.800 euros más.

Estos precios de tarifa cuentan con descuentos directos de la marca, además de promociones si decides financiar el coche con el fabricante. Y siempre puedes buscar ofertas del Fiat 500 en nuestra sección de coches nuevos, publicados por concesionarios oficiales de la marca. Te recordamos también que contamos con un comparador de seguros, ideal para encontrar la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motor

La gran novedad de este coche está bajo el capó. Y es que, si bien el 500 había contado con alternativas de GLP para conseguir la etiqueta ECO, ahora la apuesta es por la microhibridación.

Tenemos un motor atmosférico de la familia Firefly, de tres cilindros y 1.0 litros. Por otro, un generador que sirve de motor de arranque de 3,3 kW (BSG por las siglas de Belt integrated Starter Generator), una red eléctrica de 12 V y una pequeña batería de iones de litio de 0,13 kWh y 11 Ah, que se colocó bajo el asiento del conductor.

En total nos ofrece 70 CV de potencia a las 6.000 rpm, con un par máximo de 92 Nm desde 3.500 rpm. Va ligado a una caja de cambios manual nueva, de seis relaciones, con la que ofrece unas prestaciones acordes con su carácter urbano: alcanza 167 km/h de velocidad máxima máxima y acelera de 0 a 100 en 13,8 segundos. Lo mejor es que Fiat asegura que se reducen un 19% las emisiones de CO2.

Ya hemos probado unos cuántos mild hybrid pero este es el primero con cambio manual. Y eso tiene alguna peculiaridad a la hora de conducirlo. En la gama también se oferta una transmisión automática, el cambio Dualogic, una caja robotizada ligada al 1.2 de cuatro cilindros y 69 CV, que en su día no nos convenció mucho.

Comportamiento

El primer punto a favor del sistema microhíbrido es su suavidad al arrancar. Pero ojo, que no es un híbrido al uso, en ningún momento las ruedas son movidas por el motor eléctrico, como puede ocurrir en los híbridos de Toyota. Pero es interesante porque como ya te hemos explicado en alguna ocasión, ayuda.

En un motor atmosférico, pensado para llevarlo alto de vueltas, este sistema eléctrico supone un aporte de potencia al arrancar y cuando aceleras por debajo de las 3.000 vueltas. Y esta función de apoyo en aceleraciones (llamada e-Assist) le sienta bien.

No notarás absolutamente nada en el funcionamiento del coche, más allá de que el coche se mueve algo mejor a bajas vueltas. Eso sí, siempre puedes echar un vistazo a los menús del cuadro de instrumentos para ver qué ocurre con el flujo de energía, si la batería aporta o recupera energía o la energía acumulada durante el recorrido.

Otro aporte del sistema microhíbrido es que permite que el motor de combustión se apague en marcha. Es la llamada navegación a vela (coasting). Y es un tanto especial en este coche (y en el Panda que también monta este sistema), porque está pensada para el tráfico urbano y solamente se ejecuta a menos de 30 km/h. Y necesita de la implicación del conductor para que funcione.  

Si circulas a menos de esa velocidad en el cuadro de instrumentos aparece un indicador que te anima a engranar el punto muerto. Se apaga el motor de gasolina, pero no es que se haya calado el coche, es así. Una especie de Start& Stop alargado en el que se mantienen todos los sistemas encendidos gracias al motor/generador eléctrico: dirección, frenos o climatización. Cuando ya vas a superar esa velocidad en el cuadro aparece de nuevo el indicador para que engranes la marcha.

Por lo demás, me ha gustado el nuevo cambio, con seis relaciones en lugar de las anteriores cinco y que es bastante preciso y tiene unas marcas bien escalonadas. Tiene además de esa marcha extra otras modificaciones técnicas, como nuevos cojinetes, juntas de baja fricción, lubricante específico… pensados todos para bajar el consumo.

Porque hablemos de consumos. Homologa 5,3 l/100 km en el ciclo de homologación WLTP. Una cifra que puede parecer elevada para un coche pequeño, de apenas 980 kg de peso. Con el anterior ciclo NEDC serían 3,9 l/100 km. Nosotros estamos moviéndonos en el entorno de las cifras homologadas sin demasiado problema. Desde luego gasta mucho menos que los TwinAir de dos cilindros. 

En cuanto al comportamiento, es un coche ideal para ciudad. Primeros por dimensiones, pues resulta facilísimo aparcarlo (la dirección cuenta con la función City que hace todavía más cómoda las maniobras.

Luego por agilidad. El rendimiento del motor es el que esperas de una mecánica de ese nivel de potencia, pero es bastante voluntarioso y más refinado de lo que uno espera de un bloque tricilíndrico. Eso sí, cuando sales a carretera, incluso con el aporte eléctrico, puede quedarse algo justo. Por cierto, tanto motor como caja de cambios van situados 45 mm más cerca del suelo que en un Fiat 500 convencional. Eso debería redundar en un centro de gravedad más bajo y en un mejor comportamiento, pero no se nota demasiado, ya que no hay cambios en suspensiones.

Opinión coches.com

El futuro del Fiat 500, de todos los pequeños coches urbanos, es ser eléctricos. No hay cabida para los motores de combustión en las ciudades, nos pongamos como nos pongamos.

 

Pero hoy en día la compra de un eléctrico supone un gran esfuerzo económico y esta versión microhibrida permite acceder a la etiqueta ECO de la DGT sin tener que hacer el gran desembolso que implica un eléctrico… ni preocuparse por puntos de carga.

El 500 Hybrid ofrece la imagen inigualable del 500, unas dimensiones ideales para la ciudad, acabados modestos pero correctos, buena tecnología… pero no es barato, precisamente. Nunca lo fue el 500, para qué negarlo.

Fiat 500 Hybrid Launch Edition
7.1 Nota
Lo mejor
  • Imagen única en el mercado
  • Motor solvente para ciudad
  • Posibilidades de equipamiento y personalización
Lo peor
  • Precio elevado para su tamaño y potencia
  • Sistema híbrido sólo aprovechable en ciudad
  • Plazas traseras algo justas para adultos
Diseño9
Habitabilidad6.5
Acabados6.5
Maletero6
Equipamiento7.5
Motor7
Comportamiento7.5
Calidad Precio6.5

Galería de fotos:

Ver galeria (43 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta