El Centro de Gestión de Automoción de Alemania ha seleccionado las 100 innovaciones más revolucionarias del sector de la automoción. Para elaborar su clasificación, el equipo del CAM, con sede en Bergisch Gladbach (Alemania) y capitaneado por el Prof. Dr. Stefan Bratzel, examinó minuciosamente más de 8.000 innovaciones del periodo comprendido entre 2005 y 2015, y las valoró en función de su importancia para el mercado y el sector, así como por su carácter innovador. Y estas son las diez principales:

1. Toyota Mirai. 2014

Toyota Mirai 2015 14

La primera posición se la lleva una promesa: movilidad sin emisiones en largos recorridos. El honor ha recaido en el Toyota Mirai 2015, el primer coche que funciona con pila de combustible. En el interior de esta pila el hidrógeno de su depósito se transforma en electricidad para impulsar su motor eléctrico de 114 kW (155 CV). Disponible ya en Estados Unidos y Japón, la marca nos indica que las primeras unidades empezarán a entregarse a los clientes europeos en las próximas semanas, en Alemania, Dinamarca y Reino Unido.

Las emisiones de este vehículo son nulas, ya que al conducirlo solamente emite vapor de agua. Por otra parte, los coches de hidrógeno se conducen sin dificultad alguna, como cualquier otro coche convencional. Su autonomía y tiempo de repostaje son muy similares a las de un vehículo de gasolina.

2. Tesla Model S. 2012

Tesla Model S prueba 2015 29

El Tesla Model S (ver prueba) se merecía estar en esta lista. Y no tanto por las innovaciones tecnológicas, sino por demostrar que una movilidad eléctrica puede llegar más allá del entorno urbano y de los coches pequeños. Capacidad hasta siete plazas, interfaz táctil que han copiado el resto de marcas y la única que ha osado (con éxito) enfrentarse al triuvirato alemán en su terreno predilecto, las berlinas de representación. Y ojo, que con el recién presentado Tesla Model X apuntan al segmento de los SUV premium con idéntico enfoque.

3. Toyota Prius PHEV. 2012

Toyota Prius PHV lateral

Hoy en día ya muchas marcas cuentan con híbridos enchufables en su gama. Pero el Toyota Prius plug-in hybrid fue el primero producido en serie. Parte de la tecnología del Prius y va un poco más allá, pues sus baterías de 5,2 kW/h pueden conectarse a la red eléctrica y aumentar la autonomía 100% eléctrica y homologar así un consumo muy bajo: 2,1 l/100 km y unas emisiones igual de ridículas (49 g/km de CO2). Eso sí, en el Grupo Toyota no tienen muy claro seguir apostando por esta tecnología: sus test de usuario les indican que la gente no suele enchufarlos, con lo que el peso extra de las baterías no es realmente útil. Eso nos contaron al menos en los diez años de híbridos Lexus.

4. Mercedes Clase S Distronic Plus. 2013

Distronic Plus

Dentro del enorme arsenal tecnológico del Mercedes Clase S 2013 (ver prueba) destaca el innovador sistema de asistencia a la conducción Distronic Plus. Se trata de un control de crucero evolucionado, que mantiene automáticamente la distancia de seguridad respecto al vehículo delantero, frenando para ello el vehículo cuando es necesario y acelerándolo de nuevo cuando lo permite el tráfico. Esto facilita mucho la conducción en autovía y retenciones. Además, combinado con la servodirección inteligente Steer Control, asiste al cambiar de carril, en el guiado transversal del vehículo. Sí, está realmente cercano de la conducción autónoma, como ya se encargaron de demostrarnos.

5. Volkswagen XL1. 2013

volkswagen-xl1-2013-07

Aunque tiene un precio disparatado (110.000 euros) y solamente se han hecho 250 unidades lo que lo convierte en unobjeto de coleccionismo, el Volkswagen XL1 nos gusta. Demuestra que no será fácil (ni barato) hacer coches que gasten tan poco. Y eso que con su sistema de propulsión híbrido diésel homologó 1,9 l/100 km (no llegaron al litro de consumo perseguido. Materiales ligeros, diseño aerodinámico extremo que lo hace incómodo, ruedas carrozadas…

6. Volkswagen Passat. Emergency Assist. 2014.

Emergenccy Assist VW

El Volkswagen Passat 2015, presentado el pasado año, ha supuesto un salto tecnológico brutal respecto de la anterior generación. Entre todos ellos, destaca este Emergency Assist, un asistente de emergencia pensado para detener de manera segura el vehículo en caso de que el conductor sufra un desvanecimiento, un ataque al corazón… evitando que pueda sufrir o provocar un accidente al resto de usuarios.

El asistente de emergencia del nuevo Passat recurre a un sistema capaz de detectar la fatiga de conductor. Tras percatarse de que el conductor no está a los mandos del coche si no detecta acciones sobre el volante, freno o acelerador, avisa mediante señales visuales y acústicas y un toque corto al freno. Si el conductor no “despierta” haciéndose cargo del coche, automáticamente conecta los cuatro intermitentes y comienza a efectuar una serie de zigzag dentro del carril para llamar la atención del resto de los usuarios y del propio conductor, mientras comienza a frenar. Si el conductor sigue sin actuar se detiene por completo, en el mismo carril en que se encontraba, esperando a los servicios de auxilio. En este vídeo te muestran cómo funciona:

7. BMW Serie 7. Sistema de aparcamiento automático. 2015

BMW Serie 7 2016 tecnologia 38

Incluso antes de que conociésemos al BMW Serie 7 2015, la marca empezó a mostrar todo su gran despliegue tecnológico, con el que pretende acercarlo al Mercedes CLase S, auténtico dominador de su segmento a nivel global. De todas ellas, destaca que el Serie 7 es el primer coche del mundo de serie que entra y sale de un garaje o de una plaza de aparcamiento sin que el conductor esté dentro del coche. El poder aparcar así permite aprovechar espacios especialmente estrechos para estacionar el coche.

Se podrá hacer utilizando la nueva llave con display (BMW Display Key, y podrá funcionar con el reloj inteligente), el conductor activa la función de entrar de frente en una plaza de aparcamiento y de salir de ella retrocediendo. El BMW ejecuta las maniobras de manera completamente automática. Eso sí, por ahora, a diferencia de estos prototipos de BMW, no derraparán solos.

8. Porsche 918 Spyder. Tecnología híbrida. 2013

porsche 918-7

La gran novedad del Porsche 918 Spyder está justo detrás de sus dos asientos. El superdeportivo cuenta con un potente motor de gasolina 4.6 V8 de 608 CV, cuya potencia máxima se entrega a las 9.150 rpm. En el eje trasero, hay otro motor eléctrico de 114 kW (unos 156 CV), mientras que en el tren delantero encontramos otro motor eléctrico de 95 kW (unos 129 CV). Con todo ello, Porsche afirma que el 918 Spyder ofrece una potencia máxima de unos 900 CV.

La energía eléctrica del Porsche 918 Spyder se almacena en una batería de ión-litio de 7 kWh de capacidad, que se recarga en frenadas, decelaraciones y también conectándolo a la red eléctrica. De este modo, con sus cinco modos de conducción puede conducirse en modo totalmente eléctrico o exprimir todo su potencial en el modo Hot Lap.

9. Mercedes S 300 Bluetec Hybrid. 2014

Mercedes S 300 BLuetecHybrid

Hoy por hoy (habrá que ver las consecuenciasl del  Volkswagen #dieselgate) los motores de gasóleo siguen siendo interesantes, sobre todo a medida que crece el tamaño y peso del coche. Mercedes lo sabe y, tras ver que el Mercedes E 300 BlueTEC Hybrid funcionaba realmente bien a nivel de ventas, llevó esta tecnología al Clase S que vende en Europa.

El Mercedes S 300 BlueTEC Hybrid es de este modo la berlina más eficiente del segmento F, con un consumo homologado de 4,4 l/100 km y 115 g/km de CO2 (no, no paga impuesto de matriculación). Combina para lograrlo un  bloque turbodiésel CDI de 2,2 litros con una potencia de 204 CV asociado a un cambio automático de 7 relaciones en cuyo interior ha sido instalado un propulsor eléctrico de 27 CV. Lo interesante de esta tecnología es que puede adaptarse a otros motores y así lo han hecho en Daimler, pues para venderlo en EE.UU. y China han optado por una mecánica V6 gasolina.

En la gama de esta berlina también hay una variante híbrida enchufable denominada Mercedes S 500 Plug-in Hybrid que ofrecerá un potencia de 444 CV, puede recorrer hasta 30 km en modo eléctrico y anuncia un consumo de 3 litros a los 100… pero en un viaje largo no bate al anterior.

10. BMW i3. Carrocería de fibra de carbono

BMW i3 prueba contacto 16

El BMW i3 es un coche rompedor. Por estética, tecnología eléctrica… y sobre todo por ser el primer coche de producción en masa que emplea la fibra de carbono. Así consigue ser tan ligero y portarse tan bien, como vimos en nuestra prueba. Además, en BMW se han empeñado que las cero emisiones no se limiten a los ratos que el coche está en marcha, sino que también lo sea durante todo el proceso de fabricación. Un ejemplo: la fábrica de Estados Unidos en Moses Lake (donde se hace la fibra de carbono del habitáculo) solamente utiliza energía renovable. Luego, se envían las bobinas a Alemania y el montaje del coche se realiza en la fábrica de Leipzig, donde se han instalado cuatro turbinas eólicas que generan el 100% de la energía necesaria para la producción del i3.

Fuente: CAM

1 COMENTARIO

  1. En el punto 4 Permitirme que le quite el mérito a mercedes ya que el Lancia Thesis en 2002 ya traía control de velocidad adaptativo mediante radar.

Deja una respuesta