El de las berlinas es un segmento que gozó de una enorme popularidad años atrás, pero que ahora ha sido eclipsado por el auge de los SUV. La tendencia ha hecho que el público ahora busque ese tipo de carrocería más elevada y el estilo crossover, pero esto no quiere decir que una berlina sea mala opción. De hecho, se trata de una elección más lógica en la mayoría de casos por la versatilidad que ofrecen y una buena relación calidad-precio-equipamiento.

Hemos visto que los fabricantes han ido reduciendo su oferta de berlinas en los últimos años. Como decíamos, la apuesta se está centrando en los SUV (que son más rentables), pero todavía quedan algunos modelos interesantes. Vemos que en el reparto ganan claramente las marcas premium, que son las que mantienen un mayor número de berlinas en sus respectivas gamas. Mientras tanto, la oferta de los generalistas ha ido menguando, sobre todo en los segmentos de mayor tamaño.

Qué es una berlina

Los términos berlina o sedán son utilizados para todos los vehículos que tienen una característica muy precisa. Se trata de los tres volúmenes bien diferenciados en la carrocería, un aspecto fácil de reconocer a simple vista con solo mirar en el exterior. El primer volumen sería el que va desde el frontal hasta el pilar A (capó, vano motor, eje delantero…), el segundo es el comprendido entre el pilar A y el C (comprende todo el habitáculo) y el tercer volumen va desde el pilar C hasta el final del vehículo (maletero y eje trasero).

Los tres volúmenes pueden aplicarse a todo tipo de segmentos, por eso encontraremos berlinas de todos los tamaños, desde poco más de 4 metros hasta superar con creces los 5 metros. Damos casi por extinto el segmento de las berlinas pequeñas y cada vez van quedando menos berlinas compactas. Sin embargo, las berlinas medias siguen bastante vivas, teniendo muchas opciones diferentes. Entre las berlinas grandes y las berlinas de representación se mantienen como siempre con pocos modelos (de marcas premium) pero muy carismáticos.

Qué tipos de berlina hay

La tradición manda que las berlinas tengan cuatro puertas y un portón para el maletero. La forma rápida para diferenciar ese portón de una puerta más es que en el primer caso se abre solo la chapa y deja una boca de carga más pequeña. Para contar una puerta más tendría que darse que también se eleve la superficie acristalada, dando lugar a una boca de carga más amplía. Decimos esto porque, aunque la mayoría de berlinas son de cuatro puertas, también hay algunos modelos que optan por la practicidad de las cinco puertas.

Otra variación que se está dando en estas carrocerías de tipo sedán es la incorporación de una imagen más dinámica y similar a la de los coupés. Es una tendencia general que también se está incorporando a los SUV y que se trata de una variación puramente estética. La primera berlina con aspecto coupé fue el Mercedes CLS y desde entonces han ido surgiendo otros modelos que incorporan esa característica caída de techo al tiempo que mantienen las cuatro puertas.

Interior

Las berlinas siempre se han caracterizado por el aprovechamiento del espacio interior. Tener ese volumen central tan definido hace que, por norma general, ofrezcan una amplitud notable. En las plazas delanteras no se notarán apenas diferencia con respecto a otras carrocerías, es en la segunda fila donde se aprecian las ventajas. En las plazas traseras destaca el espacio para las piernas, fruto de ese aprovechamiento del que hablábamos.

También suele encontrarse bastante espacio para la cabeza, aunque esa altura libre dependerá del modelo y de la caída del techo. En aquellos modelos que tengan un aspecto de coupé se notará algo de carencia en este aspecto. La anchura suele ser similar a la del resto de carrocerías del segmento, mientras que la plaza central puede ser más incómoda al no tener forma. De hecho, en los modelos más lujosos a veces se opta por quitarla directamente y así ofrecer cuatro plazas realmente cómodas.

Maletero

Las formas rectilíneas de las berlinas también supone una ventaja para el maletero, que tiene dedicado el tercer volumen de forma exclusiva. A igualdad de tamaño veremos tamaños muy competentes, habiendo opciones que van desde los 400 hasta prácticamente los 600 litros de capacidad. También se pueden apreciar las líneas rectas y las formas aprovechables en los maleteros de las berlinas, algo que las hace sobresalir por encima de otras carrocerías.

Aunque no todo son ventajas en los maleteros de estos modelos. En el caso de los cuatro puertas nos encontramos con un portón que hace que la boca de carga sea más reducida y que cueste llegar hasta el fondo de este espacio. Eso no ocurre, lógicamente en aquellos modelos que tienen cinco puertas. Por otro lado, una desventaja que se da en algunos ejemplares es que no hay posibilidad de abatir los asientos traseros, por lo que no entrarán los objetos más largos.

Motores y cambio

Ya hemos visto que hay berlinas de todos los tamaños y eso también hace que la gama de motores disponible sea muy amplia. En los modelos de tamaño compacto lo más habitual es encontrar mecánicas de tres y cuatro cilindros turboalimentadas, con opciones tanto en diésel como en gasolina (aunque es cierto que cada vez hay menos diésel). Sin embargo, en las berlinas más grandes de marcas premium están muy extendidos los motores de seis cilindros. Incluso hay casos de mecánicas V8 y V12 para las versiones más prestacionales.

También hemos observado que se han ido incorporando mecánicas alternativas en este segmento. Es fácil ver versiones híbridas e híbridas enchufables, por no hablar de que muchos motores de combustión tradicionales también incorporan la microhibridación para conseguir la etiqueta ECO. De esta forma, podemos ver que el abanico de potencias en las berlinas va desde poco más de 100 CV hasta superar los 600 CV en los modelos más deportivos.

En cuanto a los tipos de cambio que se monta en este tipo de carrocería, vemos que la tendencia es la misma que estamos viendo a nivel general. Hay cierto auge de las transmisiones automáticas, que están muy presentes en los modelos de mayor tamaño (siendo la única opción en muchos de ellos). Por otro lado, los compactos siguen ofreciendo las cajas de cambio manuales, aunque también hay opción a automática en la mayoría de casos.

En cuanto a la tracción de estos modelos, vemos un poco de todo. El mayor porcentaje se lo lleva la tracción delantera, si bien todavía hay algunos fabricantes que mantienen la propulsión. También hay que destacar que en muchos ejemplares se ofrece la tracción total de forma opcional o por defecto en las versiones más potentes.

Conducción

Vamos a tratar la conducción en las berlinas como uno de sus puntos más fuertes. Este tipo de carrocería favorece un centro de gravedad bajo y unos valores aerodinámicos buenos. Eso en la práctica se traduce en un comportamiento equilibrado y bastante deportividad. El motivo es que se gana mucha precisión respecto a los SUV, que presentan más balanceos en la carrocería debido a su altura elevada con la que también cambia el centro de gravedad.

El tema de la aerodinámica lo mencionábamos porque también serán modelos con una alta calidad de rodadura. Apenas llegan ruidos del exterior y, sobre todo en los modelos premium, la insonorización es sobresaliente. El extremo lo tienen las berlinas de representación, probablemente el tipo de vehículo más cómodo del mundo, que destaca tanto por la ausencia de ruido como por el buen trabajo de la suspensión a la hora de gestionar imperfecciones del terreno.

Las berlinas también se han caracterizado generalmente por tener unos consumos bastante contenidos. Los SUV con llantas de gran tamaño que tan de moda están salen perdiendo en este aspecto. Esta carrocería está muy pensada para hacer largos desplazamientos, de ahí la popularidad que siempre han tenido las versiones diésel y su alto porcentaje de compra por parte de empresas para sus flotas.

Ser tan equilibradas daba pie a muchas opciones mecánicas, tanto de bajas emisiones como deportivas. En el extremo que busca las prestaciones destaca la oferta, teniendo actualmente disponibles muchas berlinas deportivas con una rivalidad ejemplar entre ellas. Se puede apreciar que son un tipo de carrocería que se presta a ello, que consigue un comportamiento muy dinámico y unas prestaciones cercanas a las de los superdeportivos.

Seguridad y equipamiento

Las berlinas también destacan por su seguridad desde tiempos inmemoriales. No hay que olvidar que sistemas como el ABS o el airbag del acompañante fueron incorporado por primera vez en un Mercedes Clase S. Y eso se puede extrapolar a otras muchas ayudas a la conducción, pues el segmento de las berlinas de representación siempre ha sido el escaparate donde mostrar las tecnologías más avanzadas del momento, antes de que pasen a otros modelos de la gama.

En términos de equipamiento pasa exactamente lo mismo. En las berlinas compactas de marcas generalistas la dotación será la habitual y es en las premium de mayor tamaño en las que vemos elementos realmente interesantes. Las listas de opcionales suelen ser extensas y pueden incorporar todo tipo de lujosas bondades como sistemas de sonido avanzados, tablets para los asientos traseros, asientos con masaje, etc.

Precio

Hemos ido viendo el enorme rango de tamaños, potencia y equipamientos que hay en las berlinas. Eso también se puede aplicar en su precio, que puede ir prácticamente desde los 10.000 hasta superar los 500.000 euros. Hay que tener en cuenta que hay extremos en este segmento, por un lado una low cost como es Dacia y por el otro, marcas de ultra lujo como podrían ser Rolls-Royce o Bentley. Entre medias hay opciones para todo tipo de bolsillos.

Cuando llegue la hora de comprar, intenta mantener el presupuesto, pues es fácil gastar más de lo que planeas. Esto hay que vigilarlo con más precisión en el caso de los premium, que dependiendo del equipamiento pueden engrosar mucho la cuenta final. De todos modos, la regla del 20 / 4 /10 puede ayudarte a no tener agobios económicos en el futuro y a tener en cuenta algunas variables importantes. También te mostramos los errores más comunes a la hora de comprar coche.

Una vez que haya un presupuesto, es hora de comparar los precios de estos coches. En sitios como coches.com podrás buscar entre vehículos nuevoskm 0 y usados seleccionados por su mejor precio. Al comenzar a mirar, observa tantos vehículos como te sea posible y luego vete limitando la búsqueda. Con nuestra aplicación puedes también conocer la evolución de los precios de los coches y optimizar el momento de compra.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta