Los motores de cinco cilindros siempre han generado cierta atracción entre los seguidores del mundo del motor por su singularidad y por lo poco habituales que son. Ya hicimos un repaso por algunos modelos que lo llevaron y en la actualidad vemos como hay apenas una marca centrada en esta configuración. Y por suerte parece que seguirá siendo así por un tiempo, pues Audi se ha comprometido a dar continuidad a su mecánica pentacilíndrica.

El motor 2.5 TFSI de la marca de los cuatro aros actualmente se monta en modelos como el Audi TT RS, los Audi RS 3 (Sportback y Sedán) y, hasta hace poco en el Audi RS Q3. Este bloque de gasolina turboalimentado sigue la estela del Audi Sport Quattro de los años 80 y además ha ganado el Engine of the Year en su categoría durante varios años. Aunque vienen unas normativas muy estrictas en términos de emisiones, parece que Audi no desfallece y se mantendrá fiel a su filosofía.

Así lo confirmaba Oliver Hoffmann, responsable de Audi Sport, en una entrevista reciente. Durante la próxima década entrará en vigor la Euro 7, bastante más dura que las actual Euro 6d-TEMP, por lo que será complicado homologar ciertas mecánicas y tendría sentido que una minoritaria como esta de cinco cilindros pudiera desaparecer. Pero Audi se guarda un as en la manga y afirma que tiene planes interesantes para que este motor pueda alcanzar esos estándares.

No se han dado demasiados detalles sobre las medidas que se aplicarán para que el 2.5 TFSI sea viable en el futuro, pero podría pasar por la electrificación. Ya es muy habitual en la marca utilizar el sistema Mild Hybrid de 48 voltios para bajar consumos y emisiones. También podrían usarse otras tecnologías como la desactivación de cilindros. Parece que no va a ser un camino fácil, pero seguro que consiguen que el cinco cilindros perdure al menos unos años más, pudiendo estar presente gran parte de la próxima década.

Fuente: Which Car

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta