El periódico El País ha hecho una entrevista en profundiad a Thierry Koskas, el mandamás de todo lo referente al coche eléctrico en Renault. Es unas de las personas del mundo que más conoce todo lo relacionado con la electromovilidad y su aplicación comercial.

Es realmente interesante todo lo que dice Koskas. Porque aunque los fabricantes se empeñan en lanzar prototipos y modelos (esta última semana BMW ha presentado su futura gama eléctrica y las primeras unidades del Nissan Leaf han llegado a España), surgen muchas dudas.

La primera cuestión: ¿Realmente serán una realidad masiva? Mientras los más optimistas los ven circulando en masa por las calles en 2015, Kolkas no cree que supongan más de un 20% del total de las ventas en 2020. Y es que aunque marcas como Renault y Nissan están muy avanzadas, otras tienen sus planes eléctricos aún en pañales. Esta cifra no se la inventa. Está más que razonada y se basa en dos parámetros: El primero, número de clientes que no hacen largos recorridos y valoran la movilidad eléctrica. Y dos, recorridos mínimos que tendrían que hacer para amortizar la inversión, unos 15.000 kilómetros al año. Su previsión sale de ahí (en España, 3 de cada 4 conductores dicen que se comprarían uno, pero la realidad indica otras cosas).

Mucho tiene que cambiar el panorama, desde luego. A pesar de los menores costes de consumo y las tarifas eléctricas valle expresamente creadas para los coches eléctricos, las empresas apenas le prestan atención al coche electrico, así que menos aún los ciudadanos. Además, siempre cabe hacerse preguntas sobre los beneficios ecológicos reales, porque puede darse el caso de que las emisiones no se reduzcan, sino que se trasladen de los tubos de escape a las chimeneas de las centrales eléctricas.

Lógicamente, Koskas habla mucho de modelos de Renault como el Twizy, o el Zoe (menos del DeZir, lástima), al mismo tiempo que de nuevos sistemas de recarga y de alquiler de baterías. Es ahí donde entra el tema de las baterías de litio y la autonomía del coche electrico, el principal hándicap de este sistema de propulsión. Koskas no habla de la posible escasez de litio en el futuro, pero sí de que en 2020 esperan doblar la autonomía hasta los 300 km, lo que abrirá más mercados. Las baterías, además, podrían bajar de precio, por lo menos un 30%, reducciones que también tendrán los motores eléctricos y otros componentes.

Apasionado del coche eléctrico, Kolkas recuerda que su eficiencia está en torno al 80% y el de gasolina solo llega al 25%. Sin duda, ese el principal motivo del auge del coche eléctrico, la eficiencia energética.

Vía: El País

1 COMENTARIO

  1. la realidad indica que con el precio de alquiler de la bateria mantienes un diesely seguro que te sobra combustible,ademas de la escasa autonomia,ya que hay zonas que necesitan cuatrocientos km minimo para desplazarse y como la recarga es tan lenta

Deja una respuesta