Los motores de aspiración natural, también conocidos como atmosféricos, son aquellos que toman el aire directamente de la atmósfera tras pasar por un filtro (de ahí su nombre). El factor diferencial frente a los turboalimentados es que no cuenta con un compresor que proporcione aire a presión. Precisamente por eso se están utilizando cada vez menos en la actualidad, cediendo terreno a los turbos que consiguen una mayor eficacia. Sin embargo, estos motores todavía tienen un encanto notable, una forma de subir de vueltas que no decepciona y un sonido al alcance de pocos. Os dejamos con los cinco coches atmosféricos más potentes en la actualidad

Ferrari 812 Superfast – 800 CV

Si hay una marca que cuyos motores atmosféricos hayan pasado a la historia, esa es Ferrari. Aunque en la actualidad esté trabajando con avanzados V8 biturbo, en su gama todavía es posible ver atmosféricos de altos vuelos. Es el caso del Ferrari 812 Superfast, el último coupé de la marca del cavallino rampante, que se coloca como el tope de gama. No es de extrañar, teniendo en cuenta que equipa un V12 atmosférico con 6.496 cc que desarrolla 800 CV y 718 Nm de par. De esta forma se convierte en el Ferrari de calle más potente de la historia y en el número uno de esta lista.

Lamborghini Aventador S – 740 CV

Y hablando de atmosféricos, la otra marca por excelencia que nos vendría a la cabeza es Lamborghini. Los italianos también sigue trabajando este tipo de mecánica (y lo seguirá haciendo), por lo que la vemos en sus principales modelos. En la actualidad el buque insignia es el Lamborghini Aventador S, que está disponible con las carrocerías coupé y roadster. Ambos montan un V12 atmosférico de 6.5 litros que consigue una potencia de 740 CV y 690 Nm de par. Las prestaciones están a la altura del modelo.

Ferrari GTC4Lusso – 690 CV

El podio lo cierra otro ‘cavallino’, el Ferrari GTC4Lusso. El coupé de cuatro plazas se convirtió en el sustituto del anterior FF, aunque mantenía su filosofía y ese diseño de shooting brake tan característico. Aunque el elemento que conservaba con más valor es el V12 atmosférico de 6.3 litros, un bloque anterior al de 6.5 litros del 812 Superfast y que se queda en los 690 CV y 697 Nm de par. Este modelo recibió recientemente la variante GTC4Lusso T, con motor V8 turbo con 610 CV.

Lamborghini Huracán Performante – 640 CV

Y si teníamos dos Ferrari en la lista, aquí llega el segundo Lamborghini. Se trata del Lamborghini Huracán Performante, el tope de gama del modelo que está disponible en formato coupé y descapotable. Se ha hablado mucho de él últimamente y no es para menos, se convirtió en el rey de Nürburgring con un tiempo de 6 minutos y 52,01 segundos. Parte de la culpa es del motor V10 atmosférico de 5.2 litros que tiene 640 CV y 600 Nm de par.

Audi R8 V10 Plus – 610 CV

Aunque la lista estaba copada por italianos, aquí se cuela un superdeportivo alemán. Aunque tiene ‘truco’, porque el Audi R8 V10 Plus comparte mecánica con el modelo anterior. Como ambos están bajo el paraguas del Grupo Volkswagen, decidió que el del logotipo del toro y el de los cuatro aros compartieran este elemento. El motor V10 atmosférico de 5.2 litros desarrolla en esta ocasión 610 CV y 560 Nm, algo por debajo del Lamborghini. Aún así, sus prestaciones son sorprendentes, como pudimos comprobar cuando lo probamos.

Bonus track

En esta lista limitada a cinco ejemplares hemos hablado de los modelos de calle que se venden en la actualidad. Si tuviéramos que meter vehículos que ya no están en el mercado sería imposible no citar a algunos como el Ferrari F12tdf con su V12 de 6.3 litros y 780 CV, el Aston Martin One-77 con su V12 de 7.3 litros y 750 CV o el Pagani Zonda con el V12 de 6.0 litros que ha llegado a tener hasta 800 CV en algunas ediciones especiales. Tanto Aston Martin como Pagani parece que están pasándose al lado oscuro del turbo. Para terminar no podemos dejar de nombrar al Apollo Intensa Emozione, que no entra en la lista porque es solo apto para circuito, pero que destaca con su V12 de 6.3 (de origen Ferrari, claro) con 780 CV de potencia.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta