Logo de Noticias Coches
Toyota 86 Black Limited – 14
Luis Blázquez

Toyota se niega a retirar la emoción y pasión asequible de su gama

El mercado de deportivos compactos y asequibles lleva en decadencia desde comienzos del siglo XXI, pero tanto Toyota como Subaru coinciden en que valía la pena actualizar el GT 86 (ahora GR 86) y el BRZ, respectivamente, para una segunda generación de deportivos. Eso no ha sido decisión empresarial “lógica” ya que Toyota vendió tres veces más RAV4 en solo una semana que el GT 86 a lo largo del año pasado, y los vendidos por Subaru se pueden contar con los dedos de las manos.

Normalmente, unas cifras de ventas tan bajas derivan en el punto y final del modelo en concreto. Ambos coupés pueden ser vehículos de (muy) bajo volumen, pero aportan algo a cada compañía que ni el RAV4 ni el Forester (u otros modelos de la gama del dúo nipón) pueden hacer: emoción y pasión a un precio relativamente asequible. Automotive News aprendió del vicepresidente de marketing y comunicaciones de Toyota, Mike Tripp, que “la realidad es que todavía hay mercado suficiente para las personas que aman la diversión de conducir deportivos”.

Claro, el mercado es cada vez más pequeño, pero la pasión sigue siendo importante. El director y CEO de Toyota, Akio Toyoda, entiende completamente esto no solo porque es su trabajo, sino también porque es un piloto experimentado de coches de carreras. Él fue quien tomó la decisión de expandir la división Gazoo Racing (GR) de la marca. Participó personalmente en el desarrollo del GR Supra y, más tarde, en el del GR Yaris. A medida que la industria avanza en su transición hacia los vehículos electrificados, los entusiastas aún permanecen.

Tripp agregó que si bien “es un mercado en contracción”, la empresa nipona ha estado tomando su “experiencia en competición y deportes automotrices, y la ha incorporado a un vehículo que no solo es divertido de conducir, sino que también tiene un precio asequible”. Cierto es que está acaeciendo “un cambio significativo hacia los SUV”, dice, pero que aún miles de entusiastas que están dispuestos a gastar su dinero en deportivos como el Toyota GR 86 o el Subaru BRZ. Piensa que el dúo dinámico fue concebido desde el principio para tal fin.

Toyota tiene la plena intención de estar ahí para ellos, y no está sola. El nuevo Nissan Z a recién debutado y, al igual que la pareja “Toyabaru”, es de tracción trasera y ofrece una caja de cambios manual. Toyota predice que, al menos el 30 % de los compradores del nuevo GR 86 optarán por la transmisión manual, mientras que Subaru sitúa esa cifra en el 70 %. Los clientes del deportivo de Aichi también tendrán acceso a un catálogo cada vez mayor de accesorios GR, que ofrecerán componentes que mejorarán tanto el estilo como el rendimiento.

“Tenemos una amplia gama de accesorios de Gazoo Racing que estamos presentando con este vehículo. No son solo accesorios para mejorar la apariencia, sino que también están basados ​​en el desempeño dinámico, que creemos que van muy bien con el coche”, explica Tripp. “Además, trabajaremos con la Asociación de Mercado de Equipamientos Especiales (SEMA) en una sesión de medición para que otros socios puedan ver qué accesorios pueden traer al mercado. Creemos que la oferta de accesorios para este tipo de vehículo es significativa”.

La conclusión es que Toyota –y Subaru– sigue comprometida con los coches deportivos para puristas y, además, con los que funcionan con gasolina. No son vehículos para hacer volumen de ventas, pero ofrecen algo más que ningún crossover o sedán es capaz de hacer: pura diversión al volante. Solo por esa razón, el programa y los costes de producción valen cada euro.

Fuente: Automotive News

  • Industria
  • Toyota