Logo de Noticias Coches
Ford Cambio Automatico
Luis Blázquez

Las transmisiones automáticas ya son un éxito en Europa, destaca Ford

Las transmisiones manuales están siendo poco a poco desplazadas por las cada vez más modernas y eficientes cajas de cambio automáticas. Sólo en los últimos tres años, el número de coches y vehículos comerciales que Ford ha vendido con transmisión automática se ha triplicado con creces, pasando del 10,4 % en 2017 al 31,3 % durante el primer mes de 2020. En España, la elección de modelos Ford con este tipo de transmisión ha pasado de un 5,4 % en 2017 a un 16,4 % en 2019.

Esto podría tener que ver con algunos factores fáciles de entender, que se reducen al final del día a la conveniencia y la comodidad. Pero hay más aspectos a tener en cuenta. Por ejemplo, las ciudades europeas se caracterizan por ser relativamente pequeñas en cuanto al espacio en las calles se refiere, y de congestión de las mismas ni hablemos, por lo que un manual puede ser un tanto engorroso en numerosas ocasiones. Luego, la tecnología ha alcanzado nuevos niveles en lo que respecta a la fiabilidad y eficacia que lejos quedan ya de las viejas y toscas cajas de antaño.

“Entre los muchos beneficios de las transmisiones automáticas se encuentra el hecho de que permiten a los conductores disfrutar de lo último en tecnología de asistencia al conductor, haciendo que todo, desde el aparcamiento hasta el tráfico intermitente, sea más fácil y cómodo de gestionar”, dice Roelant de Waard, vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford Europa. “Esperamos que esta tendencia continúe, ya que en el futuro cada vez más personas se moverán en vehículos eléctricos, haciendo que las transmisiones automáticas sean el estándar”.

Ford ha estado vendiendo vehículos con cajas de cambio automáticas durante casi siete décadas, aunque la tecnología actual casi no tiene comparación con aquella transmisión de tres velocidades Ford-O-Matic introducida en 1951. Hoy en día, la compañía permite el arranque a distancia del motor o el control del climatizador a través de su aplicación (FordPass), además de capacidades de estacionamiento parcialmente autónomas o un control de crucero adaptativo con capacidad para detenerse por completo en caso de detectar un accidente, entre otros muchos.

Entre los modelos Ford más vendidos con una transmisión automática se encuentra el Focus, con un 30,9 % de la cuota en enero de este año en comparación con el 7 % de los modelos en 2017. El Fiesta y el Puma también pueden especificarse con una, que además ofrece un ahorro de combustible en hasta un 15 % en comparación con el Fiesta anterior equivalente. En total, la compra de turismos automáticos de la firma estadounidense en Europa ha pasado del 8,6 % en 2017 al 31,6 % en 2019. En España se ha pasado del 4,6 % en 2017 al 18,3 % en 2019.

En lo que respecta a los vehículos comerciales, el 31 % de las unidades vendidas en enero contaban con transmisiones automáticas, un aumento de un 17,4 % respecto a las cifras de 2017. En España, se ha pasado del 7,2 % en ese mismo año a un 10,5 % en 2019. Durante el mismo mes, el 19 % de las furgonetas Transit estaban equipadas con transmisiones automáticas (4,7 % en 2017). En 2019, en los cinco grandes mercados europeos, la mayor proporción de vehículos Ford sin pedal de embrague correspondió a Alemania, seguida de Francia, el Reino Unido, España e Italia.

“Las transmisiones automáticas modernas ofrecen muchas ventajas, desde reducir el ruido dentro del habitáculo hasta ayudar a aliviar mareos. También permiten el equipamiento de tecnologías que permiten a los conductores, cuando utilizan el control de crucero adaptativo, arrancar automáticamente, o aparcar con solo pulsar un botón”, ha destacado la firma del óvalo azul. Algo que sin duda casa con el espíritu de la casa y el futuro de sus modelos electrificados. Prueba de ello la encontramos en la reciente llegada de su primer SUV de cero emisiones, el Mustang Mach-E.

Fuente: Ford

  • Ford
  • Industria
  • transmisión