En Kia tienen claro que las ventas de vehículos electrificados van a crecer, de ahí que hayan decidido poner solución a los tres problemas principales con los que se encuentra un comprador cuando apuesta por ellos.

  • Autonomía: con los recientes e-Niro y e-Soul, que pueden recorrer nada menos que 455 km antes de tener que ser enchufados de nuevo.
  • Precio: ofreciendo tecnologías premium a precios más asequibles.
  • Recarga: uniéndose a la red Ionity de recarga rápida.

Pero no solamente son los coches eléctricos los que entran en esta ecuación. También hay en la gama coches híbridos y coches híbridos enchufables. Y es ahí donde entra en juego el Kia Niro 2019, que se ofrece con las tres tecnologías de propulsión.

A la firma coreana no le va nada mal con esta estrategia múltiple. Y es que, si nos ceñimos al mercado español, se ha pasado de que un 2% de las ventas de Kia contasen con algún grado de electrificación en 2016 a nada menos que el 15% en 2019. Y la marca ha tenido el el Niro uno de sus grandes puntales para ser la segunda más vendida a particulares si hablamos de este tipo de coches.

Ya ha comenzado la comercialización de este actualizado Niro, en sus dos versiones híbridas. Hemos podido pasar media jornada con la variante hibrida enchufable, el Kia NIro PHEV, que habíamos conducido unos años atrás, para ver qué y cuánto mejora.

Exterior

Los cambios del Niro no dejan de ser meros retoques si lo comparamos con el Niro 2017. No ha pasado mucho tiempo desde el lanzamiento, pero la marca ha querido acercar la imagen a la del e-Niro, el último del trío en llegar al mercado.

Conserva sus 4.355 mm de longitud, por 1.805 mm de anchura y los 1.545 mm de alto (contando las barras del techo, que le hacen crecer un cm). La distancia entre ejes es muy destacable, pues alcanza los 2.700 mm. Son las mismas proporciones que el anterior modelo.

Si quieres diferenciar un Niro 2019 del anterior modelo lo mejor es echar un vistazo al frontal. Ahora la parrilla es negra brillante y mucho más cerrada que la anterior.

También son notablemente distintos los paragolpes, con unas formas voluptuosas que integran unas nuevas luces de conducción diurnas, en forma de doble flecha, en sus extremos, al tiempo que cambia la ubicación de las luces antiniebla. Por último cambia la disposición de las luces dentro de los grupos ópticos.

En el lateral, pocos cambios en un aspecto conservador, de esos que busca no molestar a nadie. En el PHEV contamos con llantas de aleación de 16 pulgadas (no llegan las de 18 bitono, exclusivas de la versión híbrida). Se conservan los marcos de las ventanillas cromados, a juego con los tiradores de las puertas y una moldura en la parte baja de las puertas.

Visto ya desde atrás, el Niro PHEV estrena paragolpes trasero, con unas luces que imitan las formas de doble flecha en los extremos laterales inferiores. Cambia también el diseño de las luces LED. Encontramos ahí el logo de plug-in hibrid, de las pocas diferencias externas con la variante híbrida, además de la toma de carga (en la aleta delantera izquierda) y la etiqueta cero.

Pocas novedades más, aparte de que la gama cromática es ahora algo mayor. Puede elegirse en nueve colores (antes ocho) con la novedad de un azul claro que la firma denomina Horizon Blue.

Interior

Te remitimos a nuestra prueba del Kia Niro 2016 por si quieres ampliar información sobre el espacio. Es notable tanto delante como detrás habida cuenta de sus dimensiones exteriores.

Pero ojo, eso no quiere decir que no haya novedades en este apartado. Las hay y para bien. Y es que se ha cambiado por completo todo el aspecto de la parte superior del salpicadero, algo que aprecias nada más abres la puerta del coche. El motivo no es otro que integrar de mejor modo la nueva pantalla de 10,25 pulgadas (sí, una barbaridad), que se ofrece ya con los acabados Drive y Emotion. Solamente carece de ella el acabado de acceso… pero que tiene una de 8 pulgadas, nada menos.

Esta nueva pantalla ha obligado a variar la posición de las salidas de aire centrales, ahora bajo ella, cuando antes la flanqueaban. Y contamos con el nuevo panel de instrumentos tipo Supervision de 7 pulgadas, que estrenó el nuevo Kia Xceed (ver prueba).

Hay también nuevos materiales, algo que observamos en las salidas de aire en cromo satinadas o el salpicadero negro brillante, así como la luza ambiente interior. El salto de calidad, a pesar de haber pasado poco tiempo, es muy notable.

La disposición de los elementos continúa siendo muy ergonómica. Conserva los mandos físicos de acceso a las funciones principales, bajo la pantalla, y en la posición inmediatamente inferior los de la climatización. Todo es sencillo de manejar. El volante, redondo, integra también bastantes mandos, pero están bien organizados.

También los ajustes son muy buenos, al menos en la unidad que nos tocó conducir. Y por fin se prescinde del freno de estacionamiento de pie, un detalle que nunca entendimos por qué se había implementado en el primer modelo. Ahora tiene uno eléctrico, más acorde con la filosofía tecnológica del coche.

Quizá el único pero que se le puede poner al interior es la excesiva profusión de detalles en negro brillante, sobre todo en las puertas. Además de que resulta complicado mantenerlo limpio, en esas zonas es muy fácil dañarlo. En las partes bajas tenemos también algún plástico duro, pero lo habitual en un modelo generalista.

El acceso a todas las plazas continúa siendo bueno y encontramos los mismos huecos para dejar objetos. Además de las habituales guantera y bolsas de las puertas, un buen cofre entre los asientos y, en la parte delantera, un lugar donde dejar el movil (con carga inalámbrica en esta unidad).

 

Maletero

Sin duda el aspecto que puede limitar un poco al Niro PHEV en viajes es su maletero. Cuenta con 324 litros de capacidad, una cifra penalizada por la presencia de las baterías. En el híbrido convencional alcanza los 410 litros. Cuenta con una banqueta trasera con respaldos divididos en dos partes, por lo que si se prescinde de las plazas posteriores la capacidad puede alcanzar los 1.322 litros, con un espacio prácticamente plano.

Bajo el piso encontramos un espacio algo reducido que podemos emplear para llevar el kit de reparación de pinchazos, los triángulos de emergencia o los cables de carga… y poco más.

Equipamiento y precios

La gama Niro se articula en tres niveles de acabado:

En el nivel de equipamiento Concept encontramos elementos como la tapicería de tela, el panel de instrumentos con una pantalla de 4,2 pulgadas y un sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8 pulgadas, compatible con Android Auto y Apple CarPlay y que cuenta con cámara de visión trasera. Dispone también de luces de circulación diurna LED, luces traseras LED, faros antiniebla delanteros, volante y palanca de cambios en piel, climatizador automático, sensor de lluvia y luces, detector de fatiga y el sistema de asistencia al mantenimiento de carril..

El Drive ya cuenta con faros antiniebla delanteros LED, barras de techo, manecillas interiores y exteriores cromadas, retrovisores exteriores plegables con el intermitente incorporado, tapicería mixta, navegador UVO Connect con pantalla de 10,25 pulgadas, cargador USB, asistencia de frenada de emergencia con reconocimiento de peatones, sistema predictivo de ruta,control de crucero adaptativo con función Stop&Go, asistente para seguimiento de carril con tráfico intenso o los sensores de aparcamiento traseros.

El Emotion suma los faros Full LED, lunas oscurecidas, pedales de aluminio, llave inteligente, cargador inalámbrico, sistema de reconocimiento de límites de velocidad, sistema de detección de ángulo muerto + alerta de tráfico trasero…

Este último puede completarse con el Pack Luxury, que proporciona el panel de instrumentos tipo Supervision de 7 pulgadas, sistema de sonido JBL, tapicería de piel, asiento del conductor regulable eléctricamente con ajuste lumbar y función memoria, asientos delanteros y traseros calefactables (delanteros ventilados también) y el volante calefactable.

El precio parte de los 35.800 euros, si bien nuestra unidad de pruebas con acabado Emotion cuesta 39.300 €, a los que habria que sumar 2.300 del Pack Luxury. Sí, una tarifa muy elevada, que no incluye descuentos. Puedes encontrar las mejores ofertas del Kia Niro en nuestra sección de coches nuevos, donde los concesionarios oficiales de la marca publican sus descuentos. Recuerda visitar nuestras secciones para financiar el coche, así como el comparador de seguros, para ahorrarte algún dinero extra.

Motor

No ha habido cambios en el grupo propulsor. Consta de un mortor de gasolina Kappa 1.6 GDI que entrega 105 CV de potencia a 5.700 rpm y 147 Nm de par a 4.000 rpm. Se combina con uno eléctrico de 60,5 CV (44,5 kW) y 170 Nm de par, con lo que la potencia total es de 141 CV y 265 Nm de par.

El sistema se alimenta de gasolina y de la energía que se almacena en una batería de 8,9 kWh de capacidad, con 24,7 Ah y 360 Voltios que pesa 117 kg de peso. Es sufciente para lograr una autonomía de 49 km sin usar una gota de combustible.

Con un peso en orden de marcha de 1.651 kg, las prestaciones del Niro PHEV son suficientes. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y de 80 a 120 km/h en 8,1 segundos, con una velocidad máxima de 172 km/h. El consumo medio homologado es de 1,4 l/100 km y las emisiones se sitúan en 31 gramos de CO2 por km, medidas por el actual ciclo WLTP para híbridos enchufables para la versión más equipada (baja ligeramente en la de acceso).

Comportamiento

Puede que cuando uno lee una prueba de un coche híbrido enchufable espera conocer, sobre todo, si la cifra de autonomía eléctrica real es acorde con la homologada. Pues bien, no podemos ofrecerte ni una aproximación, ya que nuestra unidad arrancó el motor de combustión nada más tocar el botón de encendido. No teníamos nada de carga de batería.

Así pues, tocaba subir un puerto de montaña en las peores condiciones posibles: con un lastre que no nos ayudaría en absoluto a mover el coche. Salieron a relucir algunas carencias de potencia, pero el Niro es capaz de subir a velocidades legales… sin ofrecer un consumo disparatado, que es lo que muchos achacan a este tipo de vehículos cuando se quedan sin electricidad.

De haber contado con electridad, lo suyo es gastarla subiendo, apoyando al motor de combustión en todo lo posible. Para ello es fabuloso el sistema de la marca que analiza el perfil del recorrido y gestiona ambos motores. Otro día lo probaremos en profundidad.

 

Sí me ha gustado algo nuevo, las levas tras el volante. Debemos recordar que el Niro conserva el cambio de seis relaciones de doble embrague, pero las levas cumplen una doble función según el modo de conducción que se utilice:

  • Normal: regulan el nivel de retención del motor y, con él, la recuperación de energía que se genera en la frenada y que se almacena en la batería.
  • Sport: Suben o bajar de marcha, como en cualquier modelo con cambio automático.

Por lo demás, es un coche de reacciones nobles, si bien en esta ocasión hemos echado en falta algo de potencia. El consumo medio obtenido finalmente fue de 6,7 l/100 km, una cifra acorde con el recorrido y que podría ser bajado mucho de haber utilizado energía eléctrica y buscado una conducción eficiente.

Opinión coches.com

El Kia Niro es un coche especial. Hasta el momento es el único crossover con tres tecnologías de propulsión en el mercado, algo que le ha valido para ser el cuarto coche más vendido de la marca. Las mejoras le han sentado de maravilla, sobre todo en el aspecto tecnológico del habitáculo.

Esta variante híbrida enchufable no es apta para todos los públicos. Hay que saber muy bien de antemano qué tipo de recorridos se hacen… y al mismo tiempo saber conducir para aprovechar la energía de las baterías de manera inteligente. Eso es lo bueno de la época que vivimos en la industria del automóvil actual: un sinfín de tecnologías, cada una buena en un campo, que permite elegir la más idónea.

Cierto que eso tiene también inconvenientes. Que un día cambien tus hábitos, por ejemplo… y que una tecnología que se adaptaba a ti como anillo al dedo deje de ser la más adecuada. Eso siempre ocurría con la duda de elegir coche diésel o gasolina… pero ahora al ampliarse la variedad. Por suerte, el renting es cada vez más popular, incluso entre particulares, por motivos como este.

Teniendo en cuenta todo esto, el Niro es interesante para quien busque un coche con la etiqueta 0 y no quiera agobios de autonomía. Tiene un precio elevado si lo comparamos con otros SUV compactos, pero continúa siendo en estos momentos el SUV híbrido enchufable más económico. Con un buen espacio interior y un maletero algo reducido… pero que no gastará una barbaridad en aquellos momentos que, como el que nos tocó en suerte, no cuentes con carga en la batería.

Kia Niro PHEV Emotion
7.5 Nota
Lo mejor
  • Consumos comedidos
  • Etiqueta Cero
  • Equipamiento tecnológico de primera
Lo peor
  • Exceso de negro piano en zonas delicadas
  • Prestaciones algo justas
  • Precio elevado para un SUV de su tamaño
Diseño7
Habitabilidad8
Acabados8
Maletero6
Equipamiento9
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta