Cada año revisamos en profundiad del Informe Dekra, uno de los estudios de coches de segunda mano más exhaustivo de los que se realizan en Europa. Es una empresa que cada año realiza millones de inspecciones técnicas y con esos resultados conoce cuáles son los fallos más habituales en cada vehículo o segmento.

Los datos del Informe Dekra 2017 incluyen 15 millones de inspecciones realizadas en los dos últimos años a más de 500 modelos en el mercado alemán. Han de inspeccionar al menos 1.000 unidades de cada modelo, con un kilometraje específico, para que consideren que los datos son relevantes a nivel estadístico.

En cada coche se analizan diferentes parámetros y puedes comparar si es mejor o peor que la media de su segmento. Gracias a ello han podido determinar los fallos más habituales en los coches, por ejemplo. Estos son los cinco apartados que estudian:

  • Sistema de frenos: Estudia fallos en bomba, pastillas, discos, latiguillos. Desde un desgaste elevado de discos como fugas de líquido de frenos, diferencias de frenado entre ruedas de un eje…
  • Electricidad: Muestra los defectos en los sistemas eléctricos (salvo sistemas de iluminación); luces de avería, fallos en los elevalunas o cierre centralizado, climatización, limpiaparabrisas, radio…
  • Chasis/dirección: Refleja fallos encontrados del sistema de suspensión (amortiguadores, muelles, rótulas, anclajes) y de dirección (rótulas, bomba de asistencia…).
  • Motor/sistemas anticontaminación: Analiza los errores en el motor y el sistema de escape (catalizador, tubo de escape, sonda Lambda), así como en el sistema de transmisión (caja de cambio, diferencial)
  • Carrocería/interior: Incluye fallos en carrocería y faros (corrosión, fallos de estanqueidad, ) e interior (fallos en el cinturón de seguridad, roturas en los anclajes de los asientos, daños en el parabrisas…

Como siempre recordamos, no es un estudio de fiabilidad al uso, ya que ha podido haber fallos en el coche que hayan sido subsanados. Sin embargo, es tal el volumen de datos que el índice DFI (Índice de fallos Dekra), que compara los fallos detectados en un vehículo con la media de su segmento es bastante coherente.

A continuación, te mostramos los coches más fiables de 2017 en el mercado de segunda mano. Puedes compararlos con los resultados de años anteriores:

Coches pequeños: Honda Jazz

Honda Jazz segunda mano

La segunda generación del Honda Jazz (en venta de 2008 a 2015) se demuestra no solamente amplio y con un interior muy modular. También fiable con e paso de los años. De hecho, solamente está opor encima de la media de fallos del segmento en sus frenos antes de 50.000 km (luego mejora).

Mientras en este segmento de coches pequeños (engloba microurbanos y utilitarios) se encuentra un 25,5% de modelos con defectos “considerables” con más de 100.000 km, este porcentaje se reduce a la mitad (12,5%) en el Jazz.

Coches compactos: BMW Serie 1

BMW Serie 1 segunda mano

La segunda generación del BMW Serie 1 se lanzó en 2011. Además de mantener la propulsión trasera, única en el segmento y que le da un tacto de conducción único (ver prueba), se demuestra muy fiable con el paso del tiempo. Solamente recomiendan echar un ojo al sistema de iluminación, en particular a las luces antiniebla en unidades con mucho kilometraje.

Mientras en el segmento de los coches compactos encontramos hasta un 21,5% de defectos relevantes, el porcentaje cae al 8,2% en unidades con más de 100.000 km.

Coches medianos/berlinas: Volvo S60/V60

Volvo S60 segunda mano

Lanzado en 2010 y con una renovación estética en 2014, este elegante sedán medio (y su variante familiar, el Volvo V60) siempre pecó de poco espacio en las plazas traseras y un maletero algo escaso en comparación con su competencia.

Eso sí, a la hora de la fiabilidad, en Dekra señalan que es superior a todos sus competidores a medida que aumenta el kilometraje. Mientras que con más de 100.00 km en su categoría se encuentra un 17,8% de defectos de relevancia, este porcentaje cae al 7,2% en el S60.

Coches premium: Audi A6

Audi A6 segunda mano

La cuarta generación del Audi A6 se lanzó en 2011 (tuvo una renovación en 2014, que probamos) vuelve a ganar el premio global de coche más fiable… y lo único destacable por Dekra es que encuentran muchas unidades con el parabrisas dañado.

En unidades que han recorrido de 100.000 a 150.000 km, el índice Dekra alcanza en estas berlinas grandes un 12,8%, de las más fiables (se trata de coches utilizados sobre todo en viajes largos, algo que al final se nota). Pues bien, en el Audi A6 se queda en apenas un 3,3%.

Deportivos/cabrios: Audi TT

Audi TT segunda mano

En venta desde 2006 hasta 2014 (con un ligero restyling a mitad de vida comercial, el Audi TT 2010), este coupé (que cuenta con versión Roadster descapotable), brilla por diseño, comportamiento dinámico… y también por fiabilidad.

Las unidades en circulación no presentan demasiados defectos, más allá de algunos problemas en el sistema de escape. Mientras los deportivos marcan un 19,8% en su DFI el Audi TT lo rebaja casi a la mitad, con un 11,4%.

SUV/todoterrenos: Audi Q5

Audi Q5 segunda mano

Lanzado en 2008 y con una renovación de calado en 2012, el Audi Q5 se muestra como uno de los referentes el mercado de los SUV premium por calidad de acabados e ingeniería sofisticada. Importante también que esto no suponga haber perdido fiabilidad, según nos indica elinforme Dekra, que apenas detecta fallos menores en unidades con muchos kilómetros a sus espaldas.

En el segmento los fallos que en Dekra consideran “relevantes” alcanzan el 17,6%. Esta cifra se reduce a apenas el 6,8% en el Q5 cuando recorre más de 100.000 km.

Monovolúmenes: Ford C-MAX

 

Ford C-Max segunda mano

La segunda generación del Ford C-Max, lanzada en 2010 (y su variante con siete plazas, el Grand C-Max) combinan espacio y modularidad interior con un buen comportamiento dinámico.

Su fabilidad mejoró mucho respecto a la anterior generación y de hecho los defectos según el índice Dekra son casi la mitad que otros monovolúmenes compactos. La categoría se mueve en un 22,8% mientras que este vehículo apenas muestra un 12,2% en el rango de 100 a 150.000 km) Los expertos apenas recvomiendan echar un vistazo a frenos (discos y pastillas), algo que todo el mundo debería hacer al comprar coche usado.

Furgonetas: Mercedes Viano/Vito

Mercedes Vito segunda mano

La Mercedes Vito, en venta desde 2003 hasta 2014, además de destacar en su segmento por la calidad de acabados (tanto en su versión furgón como en la de pasajeros) y su amplísima gama mecánica.

En Dekra indican que no está de más fijarse en frenos de mano mal tensados, corrosión de la carrocería (un defecto más comun en Alemania) o fallos en el sistema de escape. Pero es que incluso así, con más de 100.00 km el número de defectos de importancia cae del 26,3% de la categoría a un 21,2%.

Furgonetas grandes: Renault Master

Renault Master segunda mano

La tercera generación de este furgón aterrizó en el mercado en 2010 con diferentes carrocerías. Se trata de una categoría con bastantes fallos (un 31,2% según el DFI), pero la Master apenas muestra fallos en guardapolvos y pinzas de freno. Su índice de defectos cae al 18,4%.

Desde luego, si comparamos este índice de fiabiliad con el Informe JD Power 2017 observamos que, mientras en el estudio americano las marcas japonesas dominan, aquí son las alemanas quienes lo hacen (ojo, aquí se estudian modelos, no fabricantes en conjunto). Tan solamente encontramos un modelo japonés, otro francés y un sueco… frente a seis alemanes. Si atendemos a los tres primeros puestos de cada categoría, los alemanes cuentan con 18 puestos de 27, Francia con cuatro, Japón apenas tres y Suecia dos.

Más información y todos los datos: DEKRA

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta