Si estás pensando en comprarte un coche nuevo, quizá es mejor a que esperes a leer estas líneas. Porque, si bien es cierto que en 2018 nos esperan bastantes navidades, si tienes paciencia y aguardas un poco más, sabemos que en 2020, con el advenimiento de la próxima década, habrá un salto tecnológico importante.

En los últimos meses, muchos son los fabricantes que han anunciado que sus próximos modelos serán electrificados. Aunque de momento la oferta de coches 100% eléctricos sigue siendo reducida y los modelos del mercado todavía tienen un precio más caro que los vehículos tradicionales de combustión,  todo indica a que en los próximos años el parque automovilístico se inclinará por esta tendencia.

Todavía es necesario aumentar los puntos de recarga, ayudas del gobierno y otros incentivos para que llegue de verdad el cambio de rumbo hacia la movilidad eléctrica, pero por ejemplo desde Volkswagen aseguran que en 2025 esperan vender un millón de coches eléctricos en el mudo.

2020 promete ser el año del cambio, ya que varias compañías han anunciado la llegada de variantes electrificadas, así como otros modelos de combustibles fósiles totalmente renovados y equipados con lo último en tecnología, potencia y conectividad. Estos son diez de los modelos que prometen pisar fuerte en la próxima década.

Audi Sport eléctrico

Casi nadie recuerda que el actual Audi R8 contó con una versión eléctrica en su primer año de vida. Las cuentas no salían, de ahí que se abandonase el proyecto antes de tiempo. Pero ojo, que porque el primer tiro no haya dado en el blanco no significa que Audi Sport, la filial deportiva de la marca alemana, abandone la idea. De hecho, ha anunciado el lanzamiento de un deportivo totalmente eléctrico en 2020. No han confirmado si se tratará de un sedán, un coupé, un compacto o un SUV coupé… (pero apostamos a que será algo similar al Audi e-tron Sportback Concept).

BMW X3 eléctrico

Allá por 2016 la marca de Munich confirmaba que lanzaría una versión 100% eléctrica de su BMW X3 2018. Este mismo verano anunciaba que podríamos verlo en 2020. No sabemos mucho más de ese BMW X3e (o BMW iX3, los designios de las nuevas nomenclaturas son inexcrutables), pero debería compartir plataforma con el actual SUV medio y su tren eléctrico con algunos de los actuales BMWi.

Tampoco debemos olvidar el anuncio de lanzar 26 modelos de la gama M nuevos o rediseñados de 2017 a 2020…. y ojo, que el BMW M3 futuro podría contar con un motor híbrido.

Jaguar F-Type híbrido

Jaguar planea electrificar todos sus modelos en un plazo de alrededor de dos años. Y de todos los que podrían interesarnos (que son unos cuántos), sin duda el más apasionante es el F-Type. Recibirá una actualización en 2018, pero promete llegar en 2020 con una versión híbrida.

 

Mazda 3

Si hay un prototipo de 2017 (aún en fase conceptual) que hemos aplaudido hasta que nos dolieron las manos ese fue el Mazda Kai. Revelado en el Salón de Tokio, esperamos que, como es habitual en la firma, sus líneas sea mantengan casi sin variaciones en el próximo Mazda 3. El modelo llegará equipado con el motor Skyactiv-X que reduce el consumo y las emisiones en un 30%, clave en su plan de desarrollo tecnológico.

Mercedes-AMG GLE 63

El actual Mercedes GLE 2015 no deja de ser un restyling (muy profundo, eso sí, del pasado Clase M). Pero en breve deberíamos conocer la nueva generación, basado en una plataforma totalmente nueva que aumantará el tamaño del modelo actual… pero con un peso mucho más reducido.

Y será en 2020 (o incluso en 2019) cuando conozcamos su versión más prestacional, el Mercedes-AMG GLE 63 que ya se ha visto rodar en Nürburgring y que debería mejorar las prestaciones del GLE 63 y su V8 biturbo de 5.5 litros que entrega 557 o 585 CV de potencia.

Polestar (3, 4..)

Será en 2019 cuando se lance al mercado el espectacular Polestar 1. Este hibrido enchufable de altísimas prestaciones es solamente el principio. Porque, después de que Polestar dejase de ser el preparador de los Volvo para convertirse en una marca con diseños propios centrada en la electrificación de coches de alta gama, promete una gama completa.

Se habla ya de cuatro modelos. Tras el coupé deportivo con 608 CV y 1.000 Nm de par llegarán un par de sedanes (con el Model S y el Model 3 en el punto de mira, innegablemente) y un crossover (ten cuidado, Tesla Model X). Ansiamos verlos, tocarlos y conducirlos.

Porsche 911

La próxima generación del Porsche 911 llegará también en un plazo de dos años, y los rumores apuntan a que será más grande y con mucha más tecnología. El sistema de infoentretenimiento y las nuevas pantallas digitales cambiarán totalmente el aspecto interior.

Por ahora hay un silencio absoluto respecto de la mecánica, pero sin duda el turbo seguirá siendo protagonista (como en el Porsche 911 2016) y la posibilidad de un tren de potencia híbrido sigue sobre la mesa.

Volkswagen I.D.

En el Grupo Volkswagen llevan tiempo desgranando su apuesta eléctrica. De los creadores del Volkswagen Beetle y el Golf, los modelos europeos con más éxito de la historia, llegará el primer coche eléctrico . Se parecerá mucho al Volkswagen I.D. Concept, con un interior muy amplio y muchísima tecnología de comunicación y de conducción autónoma. Ya se anuncia incluso en los cines, así que mayor confirmación no puede haber.

Lo mejor que no estará solo. Le acompañará una variante familiar en forma de furgoneta eléctrica de estética retro, el I.D. Buzz, así como un crossover, el Volkswagen I.D. Crozz, – Y ojo, que esto no significa la muerte del Golf. El Volkswagen e-Golf ha sido uno de los modelos que más ha triunfado tras su reciente estreno y la marca ha anunciado que el próximo año duplicará su producción… y parece que el habrá continuidad de la saga Golf GTI, con una versión híbrida enchufable.

Tesla Roadster

Y no podemos olvidarnos del esperado Tesla Roadster 2020. Con una autonomía cercana a los 1.000 kilómetros (quizá no haría falta tanta y sí más puntos de recarga rápida), la firma californiana apunta a que el modelo alcanzará una velocidad de más de 250 km/h. Como el resto de esta lista, estará disponible en 2020 y, eso sí, no serán muchos los que puedan acceder a él, pues su precio estará cerca de los 200.000 euros.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta