Parece que las aspiraciones de Apple de fabricar su propio coche eléctrico autónomo va a tener que esperar. Según leemos en el New York Times, su idea de liderar la próxima revolución en el transporte se ha topado con la realidad industrial.

Los de Cupertino son una de las empresas con mayor músculo financiero del planeta. Tienen tanto dinero en caja que, además de fabricar una sede impresionante, en 2016 lanzaban el proyecto Titan, con más de 1.000 empleados (y sonoros fichajes de ingenieros), que pretendía poner en el mercado coches en 2019.

Apple llegó incluso a fabricar un prototipo (similar al F 015 de Mercedes, pero a partir de ahi encontró demasiados problemas en la fabricación y producción a escala. Ahora los planes son mucho más modestos y se centrarán en software para coches autómos y un transporte para empleados.

La información del New York Times tambiéb cuenta que la firma quiso aliarse con BMW o Mercedes… pero los planes no fraguaron. Eso sí, la marca de la manzana ha logrado llegar a un acuerdo con Volkswagen para transformar la Transporter T6 en una suerte de vehículos autónomos para empleados.

 

Parece que las compañías tecnológicas de nuevo cuño están comprobando en sus propias carnes lo complejo que resulta hacer un vehículo. Uber ya ha detenido sus pruebas en Arizona y ha despedido a 300 empleados, por ejemplo.

Así, de querer fabricar un automóvil por sí mismos, como si de un Mac o un iPhone se tratase, Aplle pasí a buscar un socio que fabricase sus diseño… pronto se comenzó a pedir piezas clave, como chasis i las ruedas… y al final, viendo lo complejo del asunto, compró un par de SUV Lexus y contrató a la empresa Torc Robotics para que los llenasen de sensores. Desde entonces, la flota de estos coches ha crecido y ya circulan 55 por las carreteras californianas (aún por detrás de Waymo, los primeros que han circulado sin conductor de seguridad).

Todo parece indicar que no habrá un iCar… al menos próximamente. Pero seguro que Apple nos sorprende con algún tipo de software que lleve al Apple Carplay a una nueva dimensión… y el bisnieto de la furgoneta hippie será quien la estrene.

Fuente: New York Times

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta