Llevamos mucho tiempo hablando de lo que se les venía a los fabricantes encima a finales de este año. La Unión Europea habia establecido 95 gramos de CO2 como el objetivo de emisiones de coches vendidos, medidos con el ciclo WLTP. Quienes no lo cumplan se enfrentan a multas de 95 euros por coche y gramo que lo superen. Un dineral.

Con la pandemia surgieron voces que pedían una moratoria, pero parece que no va a ser necesaria para la mayoría. Los fabricantes se han puesto las pilas (nunca mejor dicho) y, tal y como vemos en el último informe de Transport & Environment (T&E), los coches híbridos enchufables y los coches eléctricos triplicarán su cuota de mercado este año. Sus cálculos indican que alcanzarán ya el 10% de las ventas y hasta el 15% en 2021.

Analizando las ventas de coches en Europa durante el primer semestre de 2020 así como las estrategias de cumplimiento de los fabricantes de automóviles, se ve que están funcionando los ambiciosos límites de CO2 (los más duros del mundo). En 2021 uno de cada siete coches que se vendan en Europa será eléctrico.

Así van los fabricantes

La situación no tiene que ver en absoluto con la de hace meses que indicaba Jato. PSA Group, Volvo, FCA-Tesla (sus ventas computan juntas) y BMW Group ya cumplen con el objetivo de la UE de emisiones promedio de automóviles nuevos, según sus ventas en la primera mitad de 2020, según el análisis de T&E.

Renault, Nissan, el grupo Toyota-Mazda y Ford tienen un pequeño hueco para cerrar los 2 gramos de CO2 por km. Aquí vemos la importancia de vender coches eléctricos: sólo las ventas del Zoe en 2020 reducirán 15 g de CO2 que ayudan a que Renault cumpla.

 

Algo más lejos encontramos al Grupo Volkswagen (5 g), Hyundai-Kia (7  y 3 g respectivamente), Daimler (9 g) y Jaguar-Land Rover (13 g) deberían vender más vehículos enchufables o agrupar las emisiones con otras empresas (algo que Volkswagen ya ha hecho, o con ambas. Pero ojo, que habrá muchos avances en la segunda mitad de año. Por ejemplo, Volkswagen acaba de comenzar las ventas del ID. 3 (y en breve llega el ID. 4) y Daimler ha empeado hace poco con una avalancha de híbridos enchufables, desde la Clase A al GLC, con ventas crecido rápidamente estos meses.

Desde esta asociación prevén que la venta de eléctricos siga aumentando hasta el 20% en 2022, pero ahí podrían estancarse debido a que los objetivos de la UE son más laxos. Pero ojo, que la mitad de las ventas actuales son de híbridos enchufables… que cuando no se cargan emiten bastante más CO2 en el mundo real que en las pruebas de laboratorio.

Desde T&E también lamentan que se hayan disparado un 39 % las ventas de SUV muy grandes en la primera mitad de 2020. La regulación de la UE hace que con la venta de vehículos pesados en realidad los fabricantes de automóviles tengan unos objetivos de CO2 menores.

Desde luego, Noruega muestra lo rápido que puede crecer el mercado de vehículos eléctricos: del 6% de las ventas en 2013 a casi el 50% cinco años después, en 2018. 

Fuente: Transport &Environment

1 COMENTARIO

  1. Y al consumidor medio, vamos, al cliente de las clases bajas y medias (que son las que interesan a la hora de vender coches, por su elevado nivel de compras)…¿Alguién las ha tenido en cuenta?.

    Si, me refiero concretamente a esas 3/4 partes de los coches que duermen en la calle porqué no tienen garaje, requisito imprescicdible para poder donde dejarlos recargando por la noche. O a los que no pueden desembolsar esos precios tan caros. O los que las autonomías reales se les quedan ridículas en el día a día. O a los que no pueden o no quieren tener el coche inutilizado durante horas mientras se recarga…etc. A esta gente no se la ha tenido en cuenta en los mundos de yupi de legisladores y empresas, y son los que realmente van a decidir al final si la electrficación de automovil sigue adelante o no. Y lamento decirles que a día de hoy no lo parece ni de lejos.

Deja una respuesta