Si a un entendido le preguntas cuál es el modelo más representativo de Jeep, sin duda te indicará que el Wrangler. Desde luego, este todoterreno ha marcado la pauta a lo largo de la historia de Jeep, pero no es el único. Otro de los modelos es el Cherokee, uno de los primeros SUV de la historia (con carrocería autoportante, manteniendo un buen compromiso off road), que lleva en el mercado desde 1974, nada menos. Fue tal su éxito que con él la marca decidió adentrarse en el segmento de los SUV premium con el protagonista de esta historia, el Jeep Grand Cherokee.

Con el Grand Cherokee, lanzado en 1992, la marca pretendía repetir una jugada que había realizado décadas atrás, cuando había combinado la venta de Jeep Wagoneer (lanzado en 1963 como versión de lujo del Willys Wagon de 1946) con la del todavía más lujoso Grand Wagoneer.

La primera unidad salió de la fábrica Jefferson North Assembly Plant de Detroit un 14 de enero de 1992, tras ser presentado una semana antes en el Salón por antonomasia de Norteamérica, tras una aparición espectacular: atravesó un ventanal de cristal del Cobo Convention Center de Detroit. Esa planta del estado de Michigan inaugurada en 1989 no ha dejado de fabricarlo desde ese día, a lo largo de las cuatro generaciones que ahora repasamos:

Jeep Grand Cherokee ZJ: 1993-1998

La primera generación del Grand Cherokee es la más fácilmente diferenciable. Por sus formas cuadradas remarcadas con las ópticas también rectangulares y la parte baja en plástico, a modo de protector de la carrocería y detalles en dorado en algunas versiones.

Su motor era un enorme 5.9 de gasolina, que contó con transmisión manual hasta 1994, año en el que fue eliminada debido a su baja demanda. A partir de entonces solamente pudo elegirse con transmisión automática, de cuatro velocidades en las variantes 2WD y 4WD. En este sentido, contaba con la posibilidad de contar con tres diferentes sistemas de tracción total, entre los que destacaba el Quadra-Trac para mantener la legendaria tradicción de todoterreno de la marca. Fue el primer vehículo de la marca en contar con ABS en las cuatro ruedas.

Podía ser muy lujoso, con asientos de cuero, asientos delanteros ajustables eléctricos, control de temperatura, entrada sin llave e introdujo alguna innovación, pues fue el primer SUV equiapdo con airbag lateral de conductor. Además, el primer Grand Cherokee se fabricó utilizando un 90% de materiales reciclados. Alcanzó la mágica cifra de 1.000.000 de vehículos vendidos en solo cuatro años desde su lanzamiento.

Jeep Grand Cherokee WJ: 1999-2004

Esta segunda generación se presentó en 1998 e incluía entre sus características la nueva caja de transferencia Quadra-Drive: un nuevo concepto en sistemas de tracción a las cuatro ruedas, que incorporaba un acoplamiento de transmisión de par progresivo y sensible a la velocidad. El sistema marcó el primer uso en la industria de los ejes Vari-Lok que montaban diferenciales de transmisión de par progresivos y sensibles a la velocidad en ambos ejes delantero y trasero.

La combinación del Quadra-Trac II y del Vari-Lok brindó el revolucionario sistema Quadra-Drive, que podía mantener el vehículo en movimiento aunque solo una rueda dispusiera de una tracción mínima… y sin que el conductor tuviese que intervenir en absoluto. Un nuevo esquema de suspensiones conseguía, además, que la conducción en carretera fuese más suave, además de contar con motores más livianos y eficientes.

Este Grand Cherokee compartió solo 127 partes con su predecesor. Los interiores también fueron completamente rediseñados, con puertas más anchas. En los modelos más altos de gama encontrabas elementos entonces poco habituales, como el climatizador bizona y un cargador de 10 CD con el paquete de audio Infinity.

Jeep Grand Cherokee WK: 2005-2010

La tercera generación hizo hincapié en la potencia y el lujo. Introdujo la tecnología Quadra-Drive II y un reproductor de DVD en el asiento trasero. En 2007, se introdujo en Europa y recibió cinco estrellas en las pruebas de seguridad Euro NCAP. Un año después, el SUV se sometía a una “cirugía estética” menor, con cambios en los faros y la gama mecánica.

En el apartado de ingeniería, introdujo tres nuevos sistemas permanentes de tracción a las cuatro ruedas, dos nuevas cajas de transferencia, una nueva suspensión delantera independiente, una dirección de piñón y cremallera y un nuevo cambio de cinco velocidades. Destacar la llegada del potente motor HEMI V-8 de 5,7 litros con sistema MDS (Multi-Displacement System), que desactiva cuatro cilindros de forma imperceptible si no se necesita toda la potencia del V8.

Jeep Grand Cherokee WK: 2011-2016

La cuarta generación salió en Estados Unidos a la venta como Grand Cherokee 2011. Se abandonaron las ópticas cuadradas por otras que le daban una imagen más moderna, pero se mantuvieron las formas y volúmenes de su característica carrocería.

Nuevo Jeep Grand Cherokee 2011

Mucho más radical fue el cambio en el interior, que ganó detalles en cuero y madera, al tiempo que llegaban tecnologías novedosas, como la conectividad Bluetooth y el sistema uConnect. Por supuesto, no faltaba un sistema para mejorar la motricidad fuera del asfalto, en este caso con el sistema Selec-Terrain que permite al conductor seleccionar entre varios modos de conducción: Automático, Deportivo, Nieve, Arena / Barro y Roca.

Pero la gran novedad fue la llegada del Grand Cherokee SRT, con un motor Hemi V8 de 6.4 litros que entrega 468 CV de potencia y 630 Nm de par. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos y que la aguja del velocímetro alcance 257 km/h. Una pizca de deportividad (y locura) a un modelo que podía contar con suspensión neumática Quadra-Lift, sistemas de control de tracción Jeep Selec-Terrain y Selec-Track… y lujo con un nuevo nivel de acabado más exclusivo, denominado Summit.

Ha tenido dos puestas al día. La primera, en 2014, que se aprovechó para introducir el nuevo motor diésel Multijet de 3.0 litros de FCA. La segunda, en 2017. Fue este modelo el protagonista de nuestra prueba, en concreto una unidad con el exclusivo acabado Night Eagle.

Esta última actualización destaca porque se sumaron a la gama dos variantes. Por un lado el Grand Cherokee Trailhawk, la versión más capaz de salir fuera del asfatlo, y por otro el Grand Cherokee Trackhawk, el SUV más potente del mercado en el momento de ser lanzado, con un motor V8 sobrealimentado de 6.2 litros con 717 CV. Todos los motores se montan con un cambio automático de ocho velocidades.

Fuente: Jeep
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta