Según hemos leído, parece que en el Reino Unido se han puesto de acuerdo para aumentar el límite de velocidad hasta 80 millas por hora (128,7 km/h). Hoy en día la barrera de la velocidad legal está en 70 millas por hora (112,65 km/h) en Inglaterra y Gales.

Lo novedoso de la propuesta es que este nuevo límite de velocidad no sería para todos los vehículos, sino solo para los eléctricos. Sólo así se explica que en estos tiempos de ahorro energético y de reducción de la dependendia del petróleo se pueda aumentar la velocidad máxima.

De todos modos, también hay gente que no se ha mostrado demasiado de acuerdo con la medida. El motivo ya lo hemos comentado en coches.com en varias ocasiones. Puede que el coche eléctrico no tenga amisiones contaminantes, pero… ¿de dónde sale esa energía? Si las fuentes de energía son contaminantes, sólo estaríamos trasladando la contaminación de los tubos de escape a las centrales térmicas.

El secretario de energía británico Chris Huhne ya ha reconocido que la medida podría aplicarse sólo a vehículos eléctricos, que no emiten CO2 directamente. No cabe duda de que la idea es fomentar la compra de este tipo de vehículos, pero parece que no tienen en cuenta que a mayor velocidad un eléctrico también consume más energía… Que ha de proceder de algún lugar, probablemente de una fuente no renovable.

No pretendemos ser unos aguafiestas pero es que, además, la limitada autonomía de los coches eléctricos actuales (en torno a los 150 km, salvo excepciones como el Tesla S), hace que las autovías y autopistas no sean su entorno habitual. Si además se aumenta la velocidad la exigua autonomía se verá aún más reducida.

De todos modos, (aunque la propuesta tiene un innegable tono populista), puede convertirse en un aliciente más para la compra de un coche eléctrico a medio plazo. Desconocemos si los radares podrían discriminar de algún modo uno u otro vehículo, pero hoy en día también circulan diferentes vehículos por las carreteras con distintos límites de velocidad (camiones, autobuses, transportes especiales…) y no supone un problema insalvable.

¿Y en España? Nada se ha dicho sobre esto, pero no cabe duda de que nos gusta jugar con los límites de velocidad. Tuvimos una reducción a 110 km/h para ahorrar energía (caben dudas de que sea efectiva) durante cuatro meses (se anuló en junio). Se habla de limitar a 90 km/h la velocidad en carretera y a 80 km/h en los accesos a las ciudades. También hay quien propone aumentar la velocidad a 140 km/h en autovías o autopistas, y políticos que abogan por elevarla incluso hasta los 160 km/h. Pero nunca se ha hablado de discriminar a los eléctricos positivamente. Ahora que se acercan las elecciones, algún partido podría descolgarse con una propuesta similar.

Vía: Diariomotor, Autocar

3 COMENTARIOS

  1. Me ha gustado su articulo sobre el los coches que estan en el mercado son muy deportivos, los coches deportivos de hoy en dia estan en un buen precio.

Deja una respuesta